publicidad

El ataque de los snacks

El ataque de los snacks

Aprende a combatir el ataque de hambre de las 4:00 PM y a escoger una merienda saludable para que no subas de peso.

Si tu fuerza de voluntad se debilita al pasar del día, no estás sola(o), pues tener hambre por las tardes es la respuesta de un proceso normal de nuestro cuerpo.

A las 10 AM y las 4 PM el azúcar baja

Según el doctor Art Campfield del Centro de Nutrición Humana de la Universidad de Colorado, los niveles de azúcar bajan y suben a través del día, pero cuando bajan se agudizan más alrededor de las diez de la mañana y las cuatro de la tarde.

Técnicamente, no tenemos que correr inmediatamente a comer algo, pero quizás lo necesitamos hacer después de 15 ó 20 minutos para sentirnos con más energía.Practica comer a la defensiva

Lo importante es escuchar las necesidades de nuestro cuerpo, mientras aprendemos a escoger una merienda saludable para que no resulte en una subida de peso. Para esto, debemos planear nuestros alimentos y así evitar el comer cualquier cosa que tengamos frente a nosotros.

La causa más común de que tengamos hambre a las cuatro de la tarde es que hemos restringido mucho la cantidad de calorías, no tomando el desayuno o comiendo una comida muy ligera en el almuerzo.Hay que comer lo necesarioDebemos también diferenciar entre comer saludable a través del día y

sacrificar alimentos pensando que de esa forma vamos a adelgazar.

La comida es necesaria para que el cuerpo funcione apropiadamente

durante el día, de lo contrario nos vamos a sentir cansados y al final

publicidad

podemos terminar comiendo más de la cuenta.

También, hay que redefinir el concepto de lo que es una merienda.

Estamos condicionados a creer que ésta consiste sólo de palomitas de

maíz, galletas o caramelos; sin embargo, una merienda óptima podrían

ser unas fresas o la mitad de un sándwich de atún.Cambia tu concepto de la merienda

Si eres una persona activa, que consume alrededor de 1,800 a 2,200

calorías al día y mantiene un peso saludable, es totalmente aceptable

que comas una merienda de 200 calorías a media mañana y en la tarde.

Toma a la merienda como una forma de mejorar tu dieta e incorporar

algunos de los nutrientes que pudieran faltar en tus otras comidas.

La próxima vez que sientas esas ganas locas de comer a las cuatro de

la tarde, no te sientas culpable, pero tampoco abuses de las

circunstancias."Súper" meriendasUna manzana o una pera con una onza de queso.Yogur bajo en grasa con granos de girasol.Fresas con queso fresco.Un huevo duro y una naranja.Zanahorias, apio o una manzana con una cuchara de mantequilla de maní.Mitad de un sándwich de pavo en pan de grano integral.Una papa al horno con bróculi y queso rallado.Una taza de sopa minestroni.Una tortilla horneada con un salsa o "dip" de frijoles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad