publicidad
Richard M. Daley, alcalde de Chicagog

El Alcalde de Chicago defiende restricciones para posesion y porte de armas

El Alcalde de Chicago defiende restricciones para posesion y porte de armas

El alcalde Richard M. Daley defendió como "razonables" las nuevas restricciones vigentes para la posesión de armas de fuego en Chicago.

Richard M. Daley, alcalde de Chicagog
Richard M. Daley, alcalde de Chicagog

El alcalde las calificó de razonables

CHICAGO, Illinois - El alcalde Richard M. Daley defendió el miércoles como "razonables" las nuevas restricciones vigentes para la posesión de armas de fuego en Chicago después de una noche violenta con seis heridos de bala por pandilleros.

Entre los heridos figura un menor de 16 años atacado en un barrio del sur de la ciudad donde la policía ha desplegado una vigilancia especial para controlar la violencia juvenil que se incrementa en el verano.

"Si las personas quieren poseer un arma, lo harán, pero tienen que ser razonables y cumplir con las disposiciones sobre registro y porte", dijo Daley.

El alcalde promulgó esta semana una nueva ordenanza aprobada por el Concejo Municipal que obliga a obtener un permiso y recibir entrenamiento para poder poseer un arma de fuego.

publicidad

Las personas que hayan cometido delitos violentos o tengan uno o más procesos por manejar ebrios o bajo la influencia de drogas no serán autorizadas a poseer armas legalmente.

Igualmente, se prohíbe la venta de armas en la ciudad, el poseedor del arma solamente la podrá guardar en su domicilio principal -no en el garaje, porche o jardín- y no podrá portarla en hoteles, dormitorios universitarios y otras instalaciones donde viva gente en grupo.

Para transportar un arma, debe estar descargada, "no accesible inmediatamente" y en un estuche.

"Es una ordenanza muy razonable y entendible", dijo el alcalde.

La ordenanza fue aprobada por unanimidad el 2 de julio después que la Suprema Corte de Justicia dejara sin efecto la prohibición vigente en Chicago para la posesión y porte de armas cortas.

Los magistrados entendieron por una mayoría de 5 a 4 que el derecho de poseer un arma para defensa personal, consagrado en la segunda enmienda de la Constitución, "se aplica igualmente al gobierno federal y los estados".

Según el concejal hispano Rey Colón (D-35), cuyo hermano fue muerto por disparos de arma de fuego en 1979, los magistrados del máximo tribunal de la nación "no entienden la realidad de los barrios conflictivos de las grandes ciudades".

"Comprendo el derecho de portar armas, pero también el llanto de los padres que velan a sus hijos muertos", agregó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad