publicidad

El aborto y la mujer hispana

El aborto y la mujer hispana

Pobreza, miedo y falta de educación sexual son las causas de que más latinas opten por terminar con sus embarazos.

Según los informes del Instituto Guttermach, paradójicamente aunque han disminuido los abortos en la Unión Americana, han aumentado en las comunidades étnicas principalmente las de familias pobres. "Los abortos se están concentrando entre las mujeres de color y las de ingresos bajos" anunció Sharon Camp, presidente de la dicha institución.Los blancos que son el 62 % de la población tienen un índice de 34% de abortos. En cambio los latinos que sólo comprenden el 14% de la población tienen una tasa alarmante de 22% de abortos. Ese es un número más elevado que la cifra arrojada en el 2005, en que los abortos interrumpidos en la población hispana sólo eran un 20%.Contrasta esta cifra con la del U.S. National Center for Health Statistics, que en abril de este año determinó que entre 1990 y el 2004 el 37 % de los embarazos de las afro-americanas terminaron en un aborto provocado, frente al 12% de las mujeres blancas no hispanas y el 19 % de las mujeres hispanas. ¿A que se debe este auge en la interrupción de embarazos en grupos étnicos, y precisamente cuando los abortos disminuyen en el país? Miriam Garace, vocera del grupo Planned Parenthood, explicó que de acuerdo a estudios de su organización, el alto índice de abortos entre hispanas obedece a la educación deficiente de la mujer latina respecto a métodos anticonceptivos y a las condiciones de pobreza en las que viven muchas de estas mujeres.

publicidad

Por otro lado, grupos anti-aborto explican las estadísticas acusando a las clínicas de aborto que publicitan sus servicios en castellano e informan a las mujeres latinas principalmente, las indocumentadas, sobre su opción a abortar."Si la gente analiza la publicidad se va a dar cuenta que las clínicas de abortos siempre se anuncian en los canales en español. Nunca he visto un anuncio de servicios de aborto en televisoras anglosajonas o afro americanas. Además, no sólo promocionan sus clínicas, también ofrecen descuentos y asesoría para obtener ayuda del gobierno" dice Astrid Bennet coordinadora del grupo hispano ProVida.Sin embargo, la información es lo que precisamente más escasea en la comunidad hispano-parlante. La mayoría de los embarazos no deseados se generan por falta de información y tabúes sobre métodos anticonceptivos. Las latinas suelen tener una visión negativa sobre los métodos de control de natalidad. Un estudio realizado en la comunidad latina de Houston en el 2001, reveló que muchas mujeres creen quela píldora engorda, provoca manchas en la piel y mal humor. Siete años más tarde, esos prejuicios todavía existen.Joseph Potter, profesor de sociología de la Universidad de Texas, es un experto en salud reproductiva y ha estado involucrado en un estudio sobre el uso de anticonceptivos orales en El Paso, Texas. El considera que la falta de información es la principal causa del embarazo no deseado entre las jovencitas latinas. Viniendo de hogares donde hablar de sexo está prohibido, y sin acceso a programas de educación sexual, la mayoría de las adolescentes latinas, a pesar de ser sexualmente activas, no usan ningún método de control de natalidad. "La educación sexual tanto en los Estados Unidos como en la comunidad latina, es inadecuada", señaló el Profesor Potter. Finalmente, hay que adjudicar al clima anti-inmigrante parte de responsabilidad en este auge de abortos. En el 2003, un reporte del Departamento de Servicios de Salud de California indicó, que por octavo año consecutivo, el 34% de los abortos practicados en el estado eran a mujeres hispanas, excediendo a los practicados a mujeres no hispanas. El 15% de esa cifra correspondía a pacientes indocumentadas.En Arizona donde según las estadísticas tres de cada diez abortos corresponden a pacientes hispanas, Rosie Villegas vocera del grupo "Voces por la Vida", vincula la terminación de embarazos no deseados con las políticas contrarias a indocumentadas."Hay mucho miedo y desesperación entre la comunidad inmigrante en Arizona. Mujeres que están embarazadas sienten que el mundo se les cae encima, sobre todo, si han perdido su trabajo o su esposo ha sido deportado. Las mujeres ven en el aborto una solución a sus problemas debido a que para muchas otro hijo representa otra boca que mantener y sin "papeles" para pedir trabajo, piensan que no hay otro camino".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad