publicidad

Ejecuta Texas a mujer condenada por la muerte de un menor

Ejecuta Texas a mujer condenada por la muerte de un menor

Lisa Ann Coleman, sentenciada a muerte por torturar y privar de alimento a un niño hasta su deceso, fue ejecutada.

Sexta mujer en Texas en su historia

HOUSTON - Lisa Ann Coleman, sentenciada a muerte por torturar y privar de alimento a un niño hasta su deceso, se convirtió hoy en la sexta mujer ejecutada en Texas y la décimo cuarta en Estados Unidos desde 1976, cuando se reactivó la pena máxima.

Coleman, de 38 años y de origen afroamericano, recibió la inyección letal en la cámara de la muerte de la Unidad Walls, en la comunidad de Huntsville, al noreste de Houston, luego que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos rechazó una última apelación.

El Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) dijo que Coleman fue declarada muerta a las 18:24 horas (23:24 horas GMT), unos 12 minutos después que se le suministró en un brazo una dosis letal de pentobarbital, un poderoso anestésico.

Coleman fue condenada por la muerte del niño Davontae Williams, de nueve años, a quien había golpeado, atado y privado de alimentos, y cuyo cuerpo hallado por las autoridades en julio de 2004 mostraba cicatrices y huellas de desnutrición.

Las autoridades descubrieron la muerte del niño tras recibir una llamada en que se reportó que el menor tenía problemas para respirar.

La madre del niño, Marcella Williams, que era compañera sentimental de Coleman, fue acusada de homicidio y cumple cadena perpetua, por un acuerdo con la fiscalía para colaborar en el caso.

publicidad

Williams, quien tenía sólo 14 años cuando dio a luz a Davontae, había sido investigada por el Servicio de Protección Infantil siete veces entre 1995 y 2002, cuando la dependencia le perdió la pista.

El abogado de Coleman, John Stickels, presentó en agosto pasado una solicitud de clemencia al gobernador de Texas, Rick Perry, para que se conmutara la sentencia, pero la junta de Perdones y Libertades Condicionales de Texas rechazó el pedido por unanimidad.

Stickels alegó que Coleman fue sentenciada por ser afroamericana y lesbiana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad