publicidad
Cámara de ejecución

Tribunal suspende ejecución en Missouri por "riesgo considerable" con inyección letal

Tribunal suspende ejecución en Missouri por "riesgo considerable" con inyección letal

Todo estaba listo en la prisión de Bonne Terre para el procedimiento contra Eenest Johnson, condenado por un triple asesinato cometido en 1994.

Cámara de ejecución
Cámara de ejecución

El Tribunal Supremo suspendió este martes "in extremis" la ejecución de Ernest Johnson, condenado a muerte por un triple homicidio de 1994, al tener el preso un recurso sin resolver ante una corte federal.

Ese recurso pendiente argumenta que el fármaco utilizado por el estado en sus inyecciones letales -el pentobarbital- supone "un riesgo considerable e injustificable" de convulsiones para Johnson, que en 2008 fue intervenido de un tumor cerebral que no le fue extirpado por completo.

En ese caso, la ejecución del reo violaría la Octava Enmienda de la Constitución, que protege a los ciudadanos de "castigos inusuales o crueles".

Es por eso que la defensa de Johnson pidió al estado que lo ejecutara en la cámara de gas, una maniobra dilatoria de los abogados ya que ese sistema, aunque vigente en el protocolo, no ha sido utilizado desde 1965 y no está operativo.

La decisión tomada por el Supremo apela a que el Tribunal de Apelaciones del Circuito Octavo de Estados Unidos falle sobre dicho recurso antes de proceder con la ejecución.

Cuando el Supremo dio a conocer su decisión ya hacía una hora que estaba todo listo en la prisión de Bonne Terre para proceder con la ejecución de Johnson, inicialmente prevista para las 18.00 hora local.

Su caso se remonta 21 años atrás, a la noche del 12 de febrero de 1994, cuando irrumpió en un supermercado de Columbia (Missouri) del que era cliente habitual, asesinó a los tres trabajadores que había en ese momento y robó la recaudación.

publicidad

Johnson, adicto al crac, asesinó a las tres víctimas a martillazos y luego y escondió dos de los cuerpos en el baño del establecimiento y otro en un congelador.

La Policía halló la macabra escena por la mañana y ese mismo día detuvo a Johnson, quien fue condenado a muerte un año después.

En 2015 han sido ejecutados 25 presos en Estados Unidos, seis en Missouri.


Arizona consigue fármacos

El estado de Arizona indicó que tiene disponibles los tres fármacos necesarios para realizar ejecuciones una vez que éstas se reanuden.

En un aviso para la corte federal presentado el martes, las autoridades estatales señalaron que cuentan con midazolam, bromuro de vecuronio y cloruro de potasio, y que planean utilizar esa combinación cuando se restablezcan las ejecuciones. El estado también está buscando conseguir tiopentato de sodio. La Administración de Alimentos y Medicamentos decomisó en julio un cargamento de este fármaco con valor de 27,000 dólares, medida ante la cual Arizona apeló.

El aviso fue presentado después de que un juez federal dijo la semana pasada que reanudaría una demanda contra el estado por violación a los derechos civiles hasta que revelara cuáles son los fármacos para ejecución con los que cuenta.

Abogados del estado de Arizona solicitaron que la demanda, interpuesta en junio de 2014 en representación de varios reos del pabellón de la muerte, sea reanudada después de que fue colocada en espera el año pasado a través de un acuerdo entre ambas partes. El estado no puede realizar ejecuciones hasta que se resuelva.

publicidad

Los reos condenados a muerte buscan información respecto a qué fármacos y proveedores de éstos planea utilizar el estado en las ejecuciones, algo que el Departamento de Correccionales se ha negado a revelar.

Arizona y otros estados que aplican la pena de muerte han tenido problemas para obtener fármacos usados en la inyección letal después de que compañías europeas dejaron de suministrárselos hace varios años. El tiopentato de sodio, uno de esos fármacos, está prohibido en Estados Unidos.

Las ejecuciones fueron pospuestas después de la muerte en julio de 2014 del asesino Joseph Rudolph Wood, a quien se le administraron 15 dosis de midazolam y un analgésico, y tardó más de 90 minutos en morir.

Su abogado, Dale Baich, dijo que la ejecución fue mal realizada.

Desde entonces, el Departamento de Correccionales ha emitido nuevos protocolos que incluyen cuatro combinaciones diferentes de fármacos que pueden ser utilizados en ejecuciones.

Pero Baich dijo que el estado no debería utilizar midazolam nunca más.

"La decisión del estado de usar midazolam como parte de una fórmula de tres fármacos y de continuar experimentando en la realización de ejecuciones es problemática", enfatizó Baich. "Arizona debería saberlo y no utilizar este fármaco nuevamente".

Lea: Arizona intentó importar un fármaco no aprobado para inyección letal

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad