publicidad
Un hombre protesta contra la pena de muerte en el primer día de juicio contra Dzhokhar Tsarnaev, acusado por el atentado del maratón Boston. 

EEUU redujo el número de ejecuciones en 2014

EEUU redujo el número de ejecuciones en 2014

El año pasado se llevaron a cabo 35 ejecuciones de reos en siete estados del país, cuatro menos que en 2013. Todas ellas por inyección letal. 

Un hombre protesta contra la pena de muerte en el primer día de juicio c...
Un hombre protesta contra la pena de muerte en el primer día de juicio contra Dzhokhar Tsarnaev, acusado por el atentado del maratón Boston. 

Estados Unidos sigue siendo el único país en el hemisferio que aún aplica la pena de muerte para combatir la delincuencia. Sin embargo, durante 2014 el número de ejecuciones se redujo, así como el número de estados que la aplicaron, lo cual se corresponde con una tendencia continua hacia la disminución, según revela el informe anual sobre la pena máxima elaborado por la organización Amnistía Internacional.

Durante el año pasado, se llevaron a cabo 35 ejecuciones de reos en Estados Unidos, todas ellas por inyección letal, en siete estados del país. Se trata de cuatro menos que en 2013, cuando 39 personas fueron ejecutadas en nueve estados, según los datos difundidos este miércoles por la organización.

publicidad

Solo tres estados -Texas, Misuri y Florida- fueron responsables del 80% de estas muertes, mientras que el 65% de ellas tuvieron lugar en el sur del país. En Misuri, la aplicación de la pena máxima se multiplicó, de 2 en 2013 a 10 en 2014. Mientras tanto, la cantidad de ejecuciones en Texas se redujo de 16 en 2013, a 10 en 2014. Y otros estados que aplicaron la inyección letal en 2013, como Virginia y Alabama, se abstuvieron de hacerlo en 2014.

La cifra total de condenas a muerte en Estados Unidos también disminuyó, de 80 en 2013 a 72 en 2014. Esto representa una reducción en casi 50% de las sentencias a pena capital registradas hace diez años. Hasta octubre de 2014, más de 3,000 personas esperaban la aplicación de su sentencia en el corredor de la muerte: 745 de ellas en California, 404 en Florida y 276 en Texas.

Hasta ahora, 18 de estados han abolido la pena de muerte, además del distrito de Columbia. Entre los 32 que la mantienen, Colorado, Kansas, Nebraska, Nuevo Hampshire, Oregon, Pensilvania y Wyoming no han llevado a cabo ejecuciones desde hace una década. En tanto, las autoridades federales no lo hacen desde 2003.

Más allá de Estados Unidos, la pena de muerte sigue siendo legal en más de una decena de naciones de las Américas; del Caribe la mayor parte. En Trinidad y Tobago, dos personas fueron condenadas la pena máxima durante 2014, sin que aún se haya ejecutado su sentencia. Y al menos durante 2014, no hubo nuevas condenas en Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Surinam. Sin embargo, las autoridades de varios de estos países siguen presentando las ejecuciones como una solución frente a los elevados índices de delincuencia.

publicidad

“Los gobiernos que utilizan la pena de muerte para responder a la delincuencia se engañan a sí mismos. No hay pruebas que demuestren que la amenaza de la ejecución tiene un efecto disuasorio frente a la delincuencia superior al de otras penas”, afirmó Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, al presentar los resultados del informe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad