publicidad

EE.UU. inicia ejercicio militar que despertó teorías de conspiración

EE.UU. inicia ejercicio militar que despertó teorías de conspiración

Las prácticas castrenses se realizarán hasta el próximo 15 de septiembre

Houston- Los ejercicios militares “Jade Helm 15”, que a principios de año despertaron una tormenta de especulaciones y teorías conspirativas en Internet, iniciaron hoy en una docena de condados de Texas y en otras entidades del suroeste de Estados Unidos.

EE.UU. inicia ejercicio militar que despertó teorías de conspiración Jad...

Las prácticas castrenses, coordinadas por el Comando de Operaciones Espaciales del Ejército de Estados Unidos (USASOC), se realizarán hasta el próximo 15 de septiembre en tierras públicas y privadas de siete entidades, incluidas California, Texas, Arizona, Nuevo México, Nevada, Utah y Colorado.

Desde el anuncio de los ejercicios en febrero pasado, comenzaron a circular en Internet teorías de conspiración, inspiradas en el hecho de que para efectos del entrenamiento militar algunas de las entidades donde se realizarían, como Texas, fueron marcadas como “territorios hostiles”.

Las teorías de conspiración evolucionaron al grado de sostener la creencia de que el ejército de Estados Unidos se alistaba para ensayar la promulgación de una ley marcial en todo el país.

publicidad

El gobernador de Texas, Greg Abbott, pareció apoyar a quienes promulgaban dichas teorías al ordenar en abril pasado a la Guardia Estatal de Texas supervisar las operaciones relacionadas con los ejercicios militares.

Abbott ordenó la supervisión para “confirmar que la seguridad de los residentes de Texas, sus derechos constitucionales, los derechos de propiedad privada y las libertades civiles no sean infringidas", durante las ocho semanas de entrenamiento militar.

Sin embargo, esta semana, la Oficina del Gobernador precisó que la vigilancia de los ejercicios castrenses consistirá sólo en sesiones informativas diarias en Austin.

El USASOC ha explicado que el propósito de los ejercicios militares, que involucra a personal de la Fuerza Aérea, Ejército, Marina y Armada, es efectuar un simulacro para ver cómo las fuerzas castrenses especiales pueden manejar y conducir un escenario de toma de control hostil a los intereses de Estados Unidos.

El USASOC aseguró que las prácticas castrenses pasarán desapercibidas para la mayoría de los ciudadanos, dado que se efectuarán en áreas remotas.

“El efecto más notable que el ejercicio puede tener en las comunidades locales es un aumento de vehículos y del tráfico aéreo militar y del ruido asociado con ello”, indicó el organismo militar en un comunicado

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad