publicidad

Programa de Acción Diferida visto como “triunfo” de inmigrantes en Estados Unidos

Programa de Acción Diferida visto como “triunfo” de inmigrantes en Estados Unidos

abrió la puerta a la permanencia legal temporal y permisos laborales a quienes llegaron sin papeles Siendo menores de edad

Somos Metroplex: Los jóvenes del DACA /Dallas: KUVN

Por José López Zamorano

DACA - El Programa de Acción Diferida (DACA), que puso en suspenso la deportación de unos 600 mil jóvenes, la mayoría mexicanos, cumple su segundo aniversario proyectado como uno de los mayores triunfos del movimiento por una reforma migratoria.

Implementado por el presidente estadunidense Barack Obama en agosto de 2012 bajo presión de miles de jóvenes indocumentados, el DACA abrió la puerta a la permanencia legal temporal y permisos laborales a quienes llegaron sin papeles a Estados Unidos siendo menores de edad.

“Dos años después, celebramos la mayor victoria de nuestra comunidad en décadas”, señaló Myrna Orozco, una de las líderes de United We Dream, la mayor organización que aglutina a los llamados jóvenes “soñadores”.

“Pero también recordamos aquellos en nuestra comunidad que están bajo la amenaza inminente de las deportaciones (...) Continuaremos luchando para asegurarnos que el presidente Barack Obama use el éxito de DACA y dé alivio a los padres de soñadores y a los inmigrantes”, señaló.

Medio centenar de activistas de United We Dram llevó la semana pasada a la Casa Blanca unas 75 mil peticiones para suspender las deportaciones de adultos indocumentados, en coincidencia con el cumpleaños número 53 del presidente Obama.

“La administración Obama debe usar todos los medios legales posibles para suspender las deportaciones y expandir la acción diferida a los inmigrantes que califican para la legalización bajo la ley migratoria del Senado”, reza la petición al presidente.

publicidad

El pliego de peticiones no fue aceptado por agentes del Servicio Secreto, bajo el argumento de que no tenían autoridad oficial de recibir documentos, pero los miembros de United We Dream tienen planeado mantener las movilizaciones.

Cientos de activistas de United We Dream tiene planeado celebrar en los próximos días eventos, asambleas comunitarias y otras movilizaciones en Austin, San Diego, Phoenix, Ohlahoma City, Newark y Dallas.

Otras organizaciones encabezadas por Casa Maryland iniciaron los preparativos para una senda protesta frente a la Casa Blanca el próximo 28 de agosto, en vísperas de la reanudación de sesiones en el Senado y la Cámara de Representantes.

Activistas han denunciado la iniciativa de ley aprobada por los republicanos de la Cámara de Representantes antes del receso, en la que aprueban fondos para la crisis de niños inmigrantes sin acompañantes, pero eliminar la renovación de DACA.

DACA puso en suspenso las deportaciones y expide programas de trabajo por dos años a indocumentados que entraron al país entre los 16 y 31 años.

Aunque hasta 2.1 millones de jóvenes son potencialmente elegibles a los beneficios del programa, según el Instituto de Política Migratoria (MPI), solo 681 mil 189 lo habían hecho hasta julio pasado, de los cuales 587 mil 366 habían sido aprobados.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS) inició el proceso de renovación por dos años adicionales y hasta finales del mes pasado había recibido apenas 25 mil solicitudes.

publicidad

La nueva ronda de movilizaciones tendrá lugar luego que el presidente Obama ofreciera actuar por su cuenta en el tema migratorio este verano, lo que se espera ocurra antes de que concluya el receso legislativo la primera semana de septiembre.

Los partidarios de la reforma migratoria desean que Obama apruebe suspender las deportaciones de al menos varios millones de adultos cuyos hijos son ciudadanos estadunidenses o califican bajo el proyecto de ley de migración aprobado por el Senado en junio de 2013.

Sin embargo, Obama señaló en una reciente rueda de prensa que carece de “luz verde” para adoptar medidas generalizadas en temas como el de migración, en momentos que los republicanos buscan demandarlo por adoptar acciones ejecutivas sin consultar al Congreso.

La Casa Blanca insiste en que la preferencia del presidente es que se apruebe una reforma migratoria integral en el Congreso, pero los republicanos anunciaron que no votarán ningún proyecto amplio en 2014, en vísperas de las elecciones legislativas del 4 de noviembre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad