publicidad

Padres y profesores buscan recursos para mejorar escuelas hispanas en LA

Padres y profesores buscan recursos para mejorar escuelas hispanas en LA

Profesores y padres de familia de Los Ángeles buscan disminuir el elevado número de aulas con más de 45 estudiantes.

Padres y profesores buscan recursos para mejorar escuelas hispanas en LA...

Los Ángeles, California.- Profesores y padres de familia de Los Ángeles buscan disminuir el elevado número de aulas con más de 45 estudiantes existentes el año pasado en un esfuerzo que se suma al de un sector angelino de mayoría hispana de bajos ingresos que pide mayores recursos para sus escuelas.

Tanto el Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA) como los activistas recalcaron que el problema afecta las condiciones de aprendizaje de las minorías y de los hispanos.

"Esa es una de las preocupaciones que han expresado los padres", aseguró hoy en entrevista con Efe Tessie Borden, directora de Comunicaciones y coordinadora de Defensoría del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

Por su parte, el presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl, aseguró que el sindicato está presionando al Distrito Escolar para que "ponga por obra de manera efectiva" y continúe con la disminución del número de estudiantes por clase.

Caputo-Pearl señaló a Efe que en "todo lo largo del LAUSD miles de estudiantes se enfrentan a condiciones de aprendizaje que no son las mejores, debido al tamaño de las clases", y aseguró que el tema formará parte importante de las futuras negociaciones de los maestros con el Distrito.

La representante de CARECEN explicó que en reuniones de preparación para un foro que sostendrán hoy padres de familia del sector de mayoría hispana Pico Union de Los Ángeles con el LAUSD, se cuestionó el número de alumnos por clase.

En las escuelas de este sector hispano, "ahora hay más estudiantes por clase y antes teníamos Comités de Título 1 para las escuelas de bajos recursos y ya no los tenemos", anotó en declaraciones a Efe Diana Guillén, madre de familia de una escuela de Pico Unión y miembro del Comité de Escuelas de Estudiantes Aprendices de Inglés del área que agrupa a más de 100 escuelas.

Guillén, quien por cerca de ocho años ha colaborado en los procesos de las escuelas, destacó que los padres de familia de estudiantes hispanos "sí están interesados en participar, pero durante más de tres años no hemos tenido acceso a información importante sobre los cambios".

La hispana aseguró que cada vez la participación de los padres hispanos en la escuela de sus hijos es menor, porque "aunque sí queremos no tenemos las herramientas necesarias".

La reunión de hoy se centrará principalmente en la utilización de los fondos de la denominada Fórmula de Financiamiento de Control Local (LCFF), establecida por el gobernador Jerry Brown para distribuir recursos a las escuelas públicas.

"Los padres van estar hablándole al Distrito y dándole sus opiniones sobre cómo se deben usar esto recursos", aseguró Borden.

La LCFF establece prioridad para asignar dinero a escuelas con "niños de bajos recursos, niños que son aprendices de inglés y niños que viven en hogares de crianza", destacó la activista.

"El Distrito ha prometido que va tener estos comentarios en cuenta para desarrollar pautas justas en cuanto la utilización de ese dinero", agregó.

Un estudio realizado en el 2014 por el Proyecto de Derechos Civiles de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) encontró que "los estudiantes latinos del estado son los más segregados del país".

"Los latinos en promedio atienden a escuelas en donde tres cuartas partes de los estudiantes son pobres y están fuertemente concentrados en escuelas que tienen mucha menor calidad", aseguró el estudio al analizar el Índice de Desempeño Académico.

Un estudiante latino promedio en California asiste a una escuela en la que el 84 % de estudiantes no es blanco y donde solamente el 20 % de los hispanos toma el examen estandarizado de ingreso a la universidad, conocido como SAT.

El estudio, sin embargo, encontró que los estudiantes de origen asiático aunque son minoría, estudian principalmente en escuelas de mayoría blanca, más del 50 % aplica al SAT y tienen mejor rendimiento académico que los latinos.

"Estamos buscando que los padres de familia latinos se lancen a tomar la iniciativa y que seamos los principales defensores de nosotros mismos", concluyó Guillén.


publicidad

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad