publicidad
"Aunque éstas son buenas noticias, nos preocupa que solamente el 50 % de la población con dominio limitado del inglés termina el bachillerato", destacó la superintendente.

Latinos avanzan a pesar de las barreras

Latinos avanzan a pesar de las barreras

 El porcentaje de graduación de la secundaria de los estudiantes hispanos en Carolina del Norte ha aumentado los últimos años a pesar de las barreras.

"Aunque éstas son buenas noticias, nos preocupa que solamente el 50 % de...
"Aunque éstas son buenas noticias, nos preocupa que solamente el 50 % de la población con dominio limitado del inglés termina el bachillerato", destacó la superintendente.

Charlotte (NC).- El porcentaje de graduación de la secundaria de los estudiantes hispanos en Carolina del Norte ha aumentado los últimos años, pero todavía enfrentan barreras que les impiden continuar con su formación educativa.

publicidad

La superintendente de Educación, June Atkinson, destacó en un foro sobre la situación de los estudiantes latinos en el estado que los hispanos representan el 14,3 % de los estudiantes del jardín de infancia al doceavo grado en las escuelas públicas de Carolina del Norte y su porcentaje de graduación ha aumentado del 52,2 en 2006 al 82,5 en 2013.

" Aunque éstas son buenas noticias, nos preocupa que solamente el 50 % de la población con dominio limitado del inglés termina el bachillerato", destacó la superintendente en el encuentro, organizado este jueves por la Sociedad de Profesionales Hispanos de Carolina del Norte (NCSHP).

Según cifras del Departamento de Instrucción Pública de Carolina del Norte (DPI), solo el 5,8 % de los estudiantes con dominio limitado del inglés (LEP) pasan los exámenes de fin de año (EOG) de matemática e inglés, comparado con el 32 % de la población general.

Marcos Zárate, presidente de NCSHP, destacó hoy a Efe que el foro fue un "bueno inicio" de conversación sobre la situación de los estudiantes hispanos y que los líderes educativos del estado reconocen la importancia de este sector de la población.

"Quedó claro que Carolina del Norte necesita a los hispanos para asegurar su fuerza laboral y el futuro próspero del estado", apuntó.

publicidad

Sin embargo, según Julia Nieves, que trabaja para el programa de prevención Push Out, una iniciativa que ofrece asesoría legal a estudiantes de las minorías, "existe un racismo institucional en el sistema escolar del estado hacia los hispanos".

" Las familias nos comentan que sus hijos sienten un trato diferente en las escuelas por su condición de hispanos, tanto de los profesores, personal administrativo, como de los estudiantes. Muchos callan y no dicen nada por miedo", apuntó Nieves.

Al respecto, Atkinson envió una carta la semana pasada a todos los distritos escolares del estado en la que recordó que está prohibido que las escuelas nieguen o retrasen el registro de los estudiantes por su condición migratoria.

" Los distritos escolares no pueden solicitar el seguro social o evidencia de la situación migratoria a los estudiantes para su registro, verificación o recolección de información", enfatizó en la misiva.

Varios condados en Carolina del Norte han estado bajo investigación luego de que estudiantes hispanos se quejaran que las escuelas niegan o retrasan su entrada a los centros escolares por su situación migratoria.

El recordatorio de Atkinson surge a raíz de que los departamentos de Justicia y de Educación federales recordasen a su vez a las escuelas y distritos escolares que tienen la obligación de inscribir a cualquier estudiante.

publicidad

Para Viridiana Martínez, fundadora del NC Dream Team, y quien se graduó de una secundaria en Carolina del Norte, aunque ha mejorado esta situación en las escuelas públicas en relación a hace una década, " todavía hay mucho por hacer".

" Los consejeros estudiantiles siguen sin estar capacitados para aconsejar al máximo a los latinos", destacó Martínez.

El presidente del Sistema de las Universidades de Carolina del Norte, Tom Ross, y el responsable de los Colegios Comunitarios, Scott Ralls, reconocieron que el coste de las matrículas escolares y la situación migratoria de los beneficiados con el programa Acción Diferida y los estudiantes indocumentados impiden continuar estudiando a muchos hispanos de familias de bajos recursos.

"No podemos cambiar las leyes de admisión de los que no tienen papeles, eso depende de la Asamblea General, aunque vemos que más hispanos entran a las universidad y colegios comentarios, en parte por esfuerzos de organizaciones como NCSHP", apuntó Ralls.

Sin embargo, Ana Franco, quien se graduará este año de la secundaria en Chapel Hill, considera que los dirigentes universitarios pueden "interceder" ante los legisladores.

Relacionado
Cada año 65,000 estudiantes jóvenes indocumentados se gradúan de secunda...
Lanzan guía para ayudar a "Dreamers"
La Federación de Maestros de Los Estados Unidos, publicó una guía para los maestros y mentores para ayudar en la educación de los jóvenes indocumentados.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad