publicidad
.

La magia de la vida cotidiana: Cómo amar y enseñar en la rutina diaria l...

Cuando usted alimente a su bebé también estará contribuyendo a que se sienta seguro en este mundo.

La magia de la vida cotidiana: Cómo amar y enseñar en la rutina diaria

La magia de la vida cotidiana: Cómo amar y enseñar en la rutina diaria

Si vive ocupado, las actividades cotidianas como la alimentación, el baño y las compras son tiempo valioso para mantenerse en contacto con su bebé.

Cuando usted alimente a su bebé también estará contribuyendo a que se si...
Cuando usted alimente a su bebé también estará contribuyendo a que se sienta seguro en este mundo.

Si usted es como la mayoría de los padres de la actualidad, probablemente no enfrente mayor desafío que atender a su bebé sin descuidar a la vez sus otras actividades y responsabilidades.

Las exigencias simultáneas de sus horarios y energía quizás dificulten hallar el tiempo para conectarse con su bebé.

Pero las actividades de la vida diaria como la alimentación, el baño y las compras del mercado no significan necesariamente tiempo perdido para mantenerse en contacto con su bebé y disfrutarla.

Por el contrario, estos momentos cotidianos son grandes oportunidades para estimular el desarrollo de su bebé alentando su:

- autoconfianza

- curiosidad

- adaptación social

- autocontrol

- capacidad para comunicarse

Y, sobre todo, fomentan en el bebé su deseo de aprender acerca del mundo que lo rodea.

publicidad

A La hora de comer:

Cuando usted alimente a su bebé le estará dando mucho más que los nutrientes que necesita. También estará contribuyendo a que se sienta seguro en este mundo.

Si su bebé pudiese hablar:

Por ahora, llorar es el mejor modo que tengo para comunicarme. Por eso lloro tan a menudo. Puede que esté mojado, que necesite un mimo, que tenga hambre, y, a la velocidad con que estoy creciendo, siento hambre a cada rato.

Si crees que estoy hambriento, tócame la mejilla con suavidad y yo voltearé automáticamente la cabeza y empezaré a succionar. A veces necesito práctica para mamar. Y cuando lloro de hambre y tú o alguien de mi familia me da de comer, aprendo que ¡soy capaz de comunicarme y que puedo lograr resultados!

Me siento particularmente bien cuando tú o alguien de la familia me arrullan, me miran a los ojos y me hablan suavemente mientras como. Pero pronto aprenderé a esperar uno o dos minutos, aunque sólo podré lograrlo si sé que puedo confiar en que tú o alguien de la familia me cuidará.

Lo que aprende su bebé:

Cuando usted satisface el hambre de su bebé lo ayuda a calmarse. Esto le permite centrar su atención en lo más importante para él: Aprender sobre el mundo que lo rodea mirando su rostro, escuchando su voz, experimentando la sensación de ser arrullado. Cuando usted le habla en voz baja y le acaricia suavemente la cabecita mientras come, la criatura se da cuenta de que es querida y digna de ser bien atendida.

publicidad

Empieza a darse cuenta de que puede confiar y depender de usted y de quien lo cuide. Este aprendizaje de confianza será el fundamento de otras relaciones sanas durante toda su vida.

Cuando el bebé advierte que sus esfuerzos por comunicarse tienen éxito, usted contribuye a que se desarrolle su lenguaje. Por ejemplo, el bebé llora cuando tiene hambre, usted lo alimenta y él se siente mejor.

Esto lo estimula a comunicarse más, primero mediante gestos y vocalizaciones, y luego por medio de palabras. También le ayuda a comprender la relación entre causa y efecto (lloro, mamá o papá o la abuela vienen), lo que lo ayuda a comprender el mundo que lo rodea, que a veces lo abruma y es tan nuevo para él.

Lo que usted puede hacer:

Háblele con voz suave mientras lo alimenta. Acaríciele suavemente su cabecita y el cuerpo para que sienta el poder

tranquilizador del tacto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad