publicidad
.

Graves repercusiones en la vida de los trastornos del aprendizaje logo-n...

Graves repercusiones en la vida de los trastornos del aprendizaje

Graves repercusiones en la vida de los trastornos del aprendizaje

Los trastornos del aprendizaje son un síntoma muy común que puede tener graves repercusiones en la vida cotidiana futura.

Graves repercusiones en la vida de los trastornos del aprendizaje 071686...

Dificultades para aprender

Los trastornos del aprendizaje constituyen un síntoma muy común  que puede tener graves repercusiones en la vida cotidiana del individuo. Suelen afectar a la lectura, al cálculo y a la expresión escrita. Aunque su tratamiento es difícil, el hallazgo reciente del factor cerebral que impulsa el aprendizaje ha abierto el camino de la investigación para corregir esta patología.

Los trastornos del aprendizaje se diagnostican cuando el rendimiento del individuo en lectura, cálculo y expresión escrita es sustancialmente inferior al esperado por edad, escolarización y cociente de inteligencia.

Los problemas de aprendizaje interfieren significativamente el rendimiento académico o actividades de la vida cotidiana tan simples como leer un texto breve, hacer una operación aritmética o rellenar un formulario.

publicidad

Según el catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid, Juan José López-Ibor Aliño, los trastornos de aprendizaje pueden asociarse a “desmoralización, baja autoestima y déficit en habilidades sociales”.

El experto calcula que la tasa de abandono escolar en niños y adolescentes españoles con trastornos de aprendizaje puede alcanzar el 40 por ciento.

Consecuencias sociales y laborales

En tanto, los adultos afectados por este problema pueden sufrir dificultades significativas tanto en su ámbito laboral como en sus relaciones sociales.

Las estadísticas revelan que un elevado porcentaje de personas afectados por patologías psíquicas trastorno disocial, trastorno negativista desafiante, trastorno por déficit de atención con hiperactividad o depresión también presentan trastornos del aprendizaje.

Trastorno disocial y negativista

El trastorno disocial es definido por la presencia persistente en el comportamiento del individuo de conductas distorsionadas, destructivas y de carácter negativo, además de transgresoras de las normas sociales.

Entre otros síntomas, los infantes diagnosticados con este problema suelen intimidar o acosar a compañeros, están dispuestos casi siempre a la pelea física, suelen tener atracción por las armas, les gusta provocar incendios, mienten con frecuencia para eludir obligaciones o disfrutan atacando a animales o a personas.

publicidad

El trastorno negativista desafiante suele ser normalmente diagnosticado en la niñez y se caracteriza por comportamientos del afectado no cooperativos, desafiantes, negativos, irritables y enojados hacia los padres, compañeros, maestros y otras personas en posición de autoridad.

Los niños y adolescentes que sufren rabietas frecuentes, tienen excesivas discusiones con los adultos, cuestionan constantemente las normas o se niegan a obedecer las reglas pueden estar afectados por este trastorno.

De otro lado está comprobado científicamente que ciertos retrasos en el desarrollo del lenguaje están asociados a trastornos del aprendizaje, sobre todo de lectura.

Sin embargo, a pesar de que ciertas predisposiciones genéticas, lesiones durante el período de gestación y algunas enfermedades neurológicas pueden estar vinculadas al tipo de patologías que nos ocupa, se dan muchos casos de personas que no tienen ninguno de estos antecedentes y lo padecen.

En cambio, hay un riesgo muy alto de sufrir este trastorno en personas con antecedentes maternos de alcoholismo fetal, envenenamiento con plomo o retraso mental.

Fracaso escolar

La psicóloga clínica española Isabel Menéndez Benavente considera por su parte que el 25 por ciento de los casos de fracaso escolar están provocados por problemas de dislexia y por el trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

Si no es detectada y tratada en los primeros años, según esta psicóloga con amplia experiencia en el estudio y el tratamiento del fracaso escolar, la dislexia puede ser la causa de un futuro abandono, "puesto que todo el aprendizaje está basado en un adecuado aprendizaje lectoescritor".

publicidad

Un niño puede ser disléxico si aprende tarde a hablar, si presenta dificultades motrices, si tiene más de 7 años y no sabe leer, si escribe con dificultad, si confunde conceptos temporales -hoy y mañana, antes y después-, si no distingue derecha e izquierda (lateralidad), entre otros síntomas.

"Los padres deben acudir a un especialista lo antes posible. En Educación Infantil ya se detectan los problemas, y sobre todo en Primaria. Hay que prevenir y curar para evitar males futuros", manifiesta la experta, quien añade que  los niños pueden ser más o menos trabajadores, “pero a todos les gusta aprender”, aunque el problema viene después, cuando aparecen las dificultades de aprendizaje.

Niños adoptados

Carlos Gardeta, psicólogo y fundador del Instituto Fay para la Estimulación Multisensorial, con sede en Aravaca (Madrid), está convencido por su parte de que el fracaso escolar es más frecuente entre los niños adoptados que entre los biológicos.

“Cuando una madre abandona a su hijo -destaca Gardeta- es porque tiene unos problemas que para ella son irresolubles, que provocan una tensión y suele tener consecuencias en la calidad de vida durante el embarazo y en el parto".

La llegada al mundo de estos niños a los que después sus madres dan en adopción suele ser accidentada. La tensión vivida por la progenitora en el embarazo puede provocar una falta de oxígeno en el cerebro del recién nacido y un desorden neuronal que más tarde puede ser la causa del abandono de las aulas.

publicidad

Tras el nacimiento, si el niño pasa sus primeros años de vida en un orfanato, hasta ser adoptado, y no recibe los estímulos necesarios, su cerebro no se organizará conforme a sus coetáneos, en opinión del especialista.

La importancia de gatear

A partir de su experiencia profesional, Gardeta manifiesta que el niño que gatea antes de echar a andar prepara su cerebro para un correcto aprendizaje posterior de la lectura y la escritura.

Para el psicólogo es un error pensar que los niños tienen que andar cuanto antes. El gateo tiene mucha importancia, pues es fundamental para coordinar los dos hemisferios del cerebro.

Y también para la lectoescritura, porque obliga al pequeño a colocar la cabeza y los brazos en una posición que le hace esforzarse para enfocar la visión en dos direcciones, estableciendo así la convergencia visual adecuada".

Esa distancia entre la cabeza y las manos es la misma que existe cuando, más tarde, tenemos el papel delante. El gateo ayuda a desarrollar la visión, pero también el equilibrio y la tactibilidad, favoreciendo las conexiones entre los dos hemisferios cerebrales.

Tratamiento difícil

El tratamiento de este tipo de trastornos a cargo del terapeuta no resulta fácil y suele ser muy laborioso, sobre todo cuanto más edad tenga el paciente. No obstante, científicos de Estados Unidos han abierto la puerta a la esperanza en la investigación de un tratamiento más eficaz tras anunciar, en un informe divulgado recientemente por la revista Cell, que han descubierto el factor que impulsa el aprendizaje.

publicidad

Según los investigadores, ese factor radica en una proteína identificada como "otx2", considerada la responsable de desencadenar un período de plasticidad en el que el cerebro realiza nuevas conexiones.

En experimentos hechos con ratones para comprender la forma en que el cerebro forma sus conexiones neurológicas ante los impulsos externos, la señal que desencadena la proteína no proviene del cerebro sino de fuentes externas en el sistema.

El momento en el que se produce esa señal es crucial, porque "el cerebro necesita reconectarse en el momento preciso, cuando recibe un impulso sensorial óptimo".

Según Takao Hensch, profesor del Departamento de Neurobiología del Hospital Infantil de Boston (EU) donde se llevó a cabo la investigación, el control de ese momento concreto en que el cerebro acomete nuevas conexiones, es posible que ayude a mitigar trastornos de desarrollo tan graves como el autismo, y otros menos trágicos como los trastornos del aprendizaje.

En este tipo de trastornos, según los investigadores, los períodos críticos de desarrollo son atrasados o acelerados de forma inadecuada. Ese control también puede ayudar a que algunas personas tengan mayor capacidad de aprendizaje después de su niñez, aumenten sus conocimientos de otro idioma, desarrollen una habilidad musical o se recuperen de una lesión cerebral.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
El rotativo ‘El Diario’ publicó un video en el que se ve a las fuerzas de seguridad en México trasladándose al penal Cefereso No.9 para extraditar al capo del narcotráfico a EEUU. Dos funcionarios estadounidenses habrían confirmado que un avión lo trasladó a Nueva York. 
Las inauguraciones presidenciales se comenzaron a televisar en Estados Unidos en la década de los 40's. Aquí resumimos la juramentación de algunos mandatarios en frente de las cámaras.
publicidad