publicidad
Estudiantes de UH, indocumentados y sin miedo

Falta de acceso de indocumentados a universidades afecta economía de Georgia

Falta de acceso de indocumentados a universidades afecta economía de Georgia

Restringir el acceso a la educación superior a indocumentados afecta la economía y competitividad del estado, que ha restringido el acceso a la universidad.

Estudiantes de UH, indocumentados y sin miedo
Estudiantes de UH, indocumentados y sin miedo

ATLANTA - Restringir el acceso a la educación superior a estudiantes indocumentados afectaría la economía y nivel de competitividad del estado, que en años recientes ha endurecido sus políticas de ingreso a la universidad a este grupo, según un estudio.

publicidad

Un reporte del Instituto de Políticas y Presupuesto de Georgia (GBPI) sobre el desarrollo de la fuerza laboral del estado considera que el no permitir a ciertos estudiantes indocumentados pagar matrícula como residentes, le cuesta cerca de 10 millones de dólares al año al estado.

"Al no permitir a los estudiantes con DACA (Acción diferida) pagar como residentes y no dejarlos estudiar en algunas universidades de Georgia está afectando nuestra competitividad con respecto a otros estados que tienen políticas más flexibles", dijo a Efe Melissa Johnson, investigadora de GBPI y principal autora del reporte.

Un grupo de beneficiarios de DACA presentaron el pasado año una demanda contra el Sistema Universitario de Georgia para que se les reconozca el estatus legal que les otorga la medida aprobada por el presidente Obama a los menores que vinieron a este país con sus padres cuando eran niños.

Los demandantes argumentan que el estatus otorgado por la medida del presidente Obama debe ser reconocido para permitirles pagar matrícula como residentes del estado, algo que las autoridades universitarias se niegan a aceptar.

La Junta de Regentes de Georgia, entidad que regula a las universidades públicas del estado, prohibió además el acceso de estudiantes indocumentados a Georgia College & State University, Medical College of Georgia, Georgia State University, Georgia Institute of Technology y University of Georgia, las cinco instituciones públicas más prestigiosas de este estado.

publicidad

Antes de aprobar la medida, conocida como 4.1.6., los inmigrantes indocumentados podían estudiar en estas universidades, aunque no podían recibir ayuda financiera federal o estatal.

  

 

Becas para estudiantes de colegios comunitarios Univision

El informe señala además que las políticas que restringen el acceso a universidades del estado a estos estudiantes tendrán repercusiones a largo plazo al no permitir que se alcance la meta de sumar 250.000 estudiantes universitarios adicionales para responder a las demanda de una fuerza laboral capacitada y diversa para el 2020.

"Estamos debilitando nuestra meta de crear 250.000 nuevos graduados universitarios para el 2020 para hacer frente a nuestras necesidades", indicó Johnson.

A largo plazo, la investigadora asegura que las medidas restrictivas tendrán un efecto en la fuerza laboral de Georgia debido a que la economía del estado está "directamente ligada a su habilidad de competir" y al implementar estas medidas se está cerrando las puertas a muchos estudiantes que son bilingües o muy destacados.

publicidad

El informe apunta además a la ventaja competitiva que podrían tener otros estados con políticas educativas más flexibles hacia los jóvenes indocumentados, entre ellos Texas, Florida y Virginia.

Al menos veintisiete estados ofrecen algún tipo de facilidades de acceso a universidades como residentes a estudiantes indocumentados, según datos citados en el estudio.

La investigadora señaló por último que es un derroche de recursos "educar" a estos jóvenes desde la escuela primaria hasta la secundaria y después negarles la posibilidad de alcanzar todo su potencial al negarles el acceso a las universidades estatales.

"Estas políticas están desde ahora afectando nuestro potencial de competir con las economías de otros estados con políticas más flexibles, ya que muchos estudiantes están optando por irse a esos estados", aseveró.

De acuerdo con la investigación, el gobierno estatal y local también estarían perdiendo una importante fuente de ingresos en impuestos al limitar el acceso de esta población a las universidades.

El reporte señala que los inmigrantes pagaron cerca de 352 millones de dólares en impuestos locales y estatales en 2012 en Georgia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad