publicidad
.

EEUU: uno de cada cinco hogares debe pagar un préstamo estudiantil logo-...

EEUU: uno de cada cinco hogares debe pagar un préstamo estudiantil

EEUU: uno de cada cinco hogares debe pagar un préstamo estudiantil

Uno de cada cinco hogares de Estados Unidos tenía una deuda en 2010 por préstamos estudiantiles, el doble de hace más de 20 años.  

Uno de cada cinco hogares (19 por ciento) de Estados Unidos tenía una deuda en 2010 por préstamos estudiantiles, el doble de hace más de 20 años y un 15 por ciento más que en 2007, según un estudio del Instituto Pew sobre la deuda educativa, un problema que afecta a millones de estadounidenses.

Según el Centro de Investigación Pew, el 40 por ciento de los hogares con jefes de familia menores de 35 años -un récord- mantenía deudas.

Desde 2007, el porcentaje de deuda estudiantil aumentó en el gasto de los hogares, independientemente de su composición social, por efecto combinado de una mayor carga y menores ingresos.

La deuda media pasó de $23.349 en 2007 a $26.682 en 2010.

La deuda estudiantil en Estados Unidos, que en 2011 llegó a mil millones de dólares, envenena las vidas de millones de estadounidenses, estudiantes, exalumnos y sus familiares, y los expertos se preguntan si esta "bomba" no será la próxima gran crisis de la economía de Estados Unidos.

El tema ha estado presente en la campaña electoral. El mes pasado, el presidente Barack Obama lo aprovechó para atacar a su rival republicano y aspirante a la Casa Blanca, Mitt Romney, a quien acusó de no estar interesado en el costo de la educación superior para la clase media joven.

Inspirado por su propia experiencia, el presidente estadounidense dijo que tanto él como su esposa Michelle se habían graduado de universidades de prestigio gracias a subvenciones y préstamos que recientemente habían terminado de pagar.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad