publicidad
Educación bilingüe

Dos idiomas son mejores que uno para los cerebros de los niños

Dos idiomas son mejores que uno para los cerebros de los niños

Estudios afirman que los niños bilingües sobresalen en la resolución de problemas y el pensamiento creativo

Educación bilingüe
Educación bilingüe

Ser bilingüe es mejor

publicidad

Los niños que hablan más de un idioma parecen tener una ventaja en el aprendizaje. Ser bilingüe puede mejorar las habilidades de resolución de problemas y el pensamiento creativo de los niños, sugiere un estudio reciente. La agudeza mental necesaria para cambiar entre dos idiomas puede desarrollar habilidades que fomentan otros tipos de pensamiento, explicaron investigadores de la Universidad de Strathclyde en Glasgow, Escocia.

" Ahora, el bilingüismo se consideran mayormente como beneficioso para los niños, pero sigue habiendo una opinión de que puede resultar confuso, y por ende potencialmente nocivo para ellos", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Strathclyde el líder del estudio Fraser Lauchlan, profesor de la Facultad de Ciencias Psicológicas y de la Salud de la universidad.

" Nuestro estudio halló que puede tener beneficios demostrables, no solo en el lenguaje sino también en la aritmética, la resolución de problemas y al permitir a los niños pensar de forma creativa". En el estudio participaron 121 niños de aproximadamente 9 años de edad en Escocia y Cerdeña, que hablaban inglés o italiano. De esos niños, 62 eran bilingües y también hablaban gaélico o sardo. Los niños recibieron tareas en inglés o italiano. Específicamente, se les pidió reproducir patrones de bloques de colores, repetir oralmente una serie de números, definir palabras y resolver problemas matemáticos mentales. A los niños bilingües les fue mucho mejor en las tareas que a los que solo hablaban un idioma, hallaron los investigadores. " También evaluamos el vocabulario de los niños, no tanto por su conocimiento de palabras como por su comprensión de las mismas. Una vez más, hubo una diferencia marcada en el nivel de detalle y riqueza descriptiva de los estudiantes bilingües", apuntó Lauchlan, quien también es profesor visitante de la Universidad de Cagliari en Cerdeña.

publicidad

" También hallamos que tenían una aptitud para la atención selectiva, o sea la capacidad de identificar y enfocarse en la información que es importante y filtrar la que no lo es, lo que podría provenir del 'cambio de códigos' que conlleva pensar en dos idiomas distintos", añadió Lauchlan. Los autores del estudio apuntaron que los niños bilingües que hablaban gaélico rindieron más que los que hablaban sardo. Esto sugirió que los niños que hablaban gaélico podrían haberse beneficiado de la enseñanza formal del lenguaje y de su extensa literatura. En contraste, el sardo tiene una tradición mayormente oral, sin una forma estandarizada del lenguaje.

El estudio se publicó en línea como avance de la publicación impresa en la revista International Journal of Bilingualism. Más información Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. tienen más información sobre los efectos del bilingüismo sobre el cerebro. Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay



publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad