publicidad
Jugar es más importante de lo que muchos creen porque estimula a los niños a pensar y desarrollar distintas áreas del cerebro como las habilidades sociales y emocionales, la confianza y seguridad en uno mismo.

Dejen que los niños vuelen

Dejen que los niños vuelen

Según estudios y psicólogos, la imaginación es un componente básico para el desarrollo sano y exitoso de los más pequeños. Dejen volar su imaginación. 

Jugar es más importante de lo que muchos creen porque estimula a los niñ...
Jugar es más importante de lo que muchos creen porque estimula a los niños a pensar y desarrollar distintas áreas del cerebro como las habilidades sociales y emocionales, la confianza y seguridad en uno mismo.

por Laura D’Ocon

Deja qué los niños jueguen, creen y dejen volar su imaginación. Según estudios y psicólogos, la imaginación es un componente básico para el desarrollo sano y exitoso de los más pequeños.

Jugar es más importante de lo que muchos creen porque estimula a los niños a pensar y desarrollar distintas áreas del cerebro como las habilidades sociales y emocionales, la confianza y seguridad en uno mismo, la comunicación con otros niños y el sentido de compartir con los demás. 

Miranda Decollibus madre de Emma Decollibus de 5 añitos recién cumplidos explicó al segmento de Univisión Educación que a su hija le encanta crear sus propias historias y jugar.

publicidad

" Emma puede pasarse horas jugando, cuando esta sola se involucra en su mundo y disfruta dando vida a sus muñecos", explicó Decollibus. "La verdad es que le va muy bien en la escuela y entiende el español y el inglés, pero cuando juega siempre use el inglés" añadió.

Lo importante de los juegos es crear una confianza entre los padres e hijos, y entre los niños y profesores para que estos puedan expresarse en libertad y formarse poco a poco. Hay muchas formas de interactuar de forma sencilla y natural.

Aquí les dejo algunos de los pasitos básicos para entendernos con los más peques.

Escuchar: es muy importante escuchar lo que los niños tratan de decirnos. No siempre es fácil entenderles ni sencillo para ellos expresarse. A veces requiere paciencia y un poco de tiempo para comprender lo que tratan de decir. No hay porque preocuparse, los niños tienen una imaginación desbordante y a veces cuesta seguirlos. Pídele que te lo repita, escriba o dibuje para que no crea que no lo entendiste por ejemplo.

Comunicación visual: el lenguaje verbal juega un papel clave, un simple gesto como una sonrisa o un asentimiento con la cabeza puede ayudarles a entender que les estas escuchando y que comprendes lo que te están diciendo.

Hablar: No importa que edad tengan los niños. Desde los 0 meses hasta qué son ya adolescentes es de vital importancia que les cuentes como te ha ido el día, que has hecho, que han hecho ellos (en el caso de que ya sepan hablar), que quieren hacer el fin de semana, cuales son sus noticias etc.

publicidad

Muchas veces damos por sentado que en la vida de los niños no pasa nada extremadamente importante pero para ellos lo puede ser. Pregunta y habla con ellos.

Momentos de conversación: mientras los llevas al colegio, durante el desayuno, de camino a las actividades extra escolares... Encuentre un momento solo para ustedes y su gran imaginación.

Colorea y escribe: crea un espacio físico para la imaginación de los niños en tu casa. Un rincón para la lectura, los juegos, la música y el arte. Deja qué se manchen y apóyalos mientras lo hacen. Por ejemplo: Explícame que es lo que has dibujado, invítalos a qué te hagan un auto retrato y puede que descubras cosas que jamás hubieras imaginado.

Acompaña a tus hijos o niños en esta gran aventura que es el camino del aprendizaje, nunca es tarde para imaginar, soñar y volver a ser niño de vez en cuando. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad