publicidad
El secreto del éxito del "Valle del Silicio" incluye también los laboratorios para poder hacer prototipos, en los que se pueden probar los proyectos a bajo costo.

Debemos adoptar mentalidad de Silicon Valley

Debemos adoptar mentalidad de Silicon Valley

Impulsar la innovación en Latinoamérica exige un cambio de mentalidad y crear un ecosistema tipo Silicon Valley, según agencia chilena para la innovación.

El secreto del éxito del "Valle del Silicio" incluye también los laborat...
El secreto del éxito del "Valle del Silicio" incluye también los laboratorios para poder hacer prototipos, en los que se pueden probar los proyectos a bajo costo.

Para innovar hay que ser emprendedor y tomar riesgos

publicidad

El impulsar la innovación en Latinoamérica exige un cambio de mentalidad y crear un ecosistema inspirado en Silicon Valley, según Eduardo Bitran, vicepresidente de Corfo, agencia chilena para el emprendimiento y la innovación,

Replicar Silicon Valley, el área en el norte de California donde se concentran los líderes de la tecnología mundial, es, con todo, una tarea "difícil", explicó en una entrevista con Efe Bitran, en el marco de la reunión conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en Washington.

"Silicon Valley es un ecosistema con un conjunto de factores que explican su éxito y a veces los países creen que hay un solo factor que es el determinante", explicó el funcionario chileno.

Ese ecosistema incluye "universidades de clase mundial como Stanford, que tienen una capacidad extraordinaria en las áreas de tecnología, ingeniería y negocios".

Los estudiantes salen de esos centros universitarios con lo que Bitran denomina una "actitud fundamental".

"No salen con la actitud de empezar a trabajar en una empresa establecida y de hacer toda la vida su carrera en la misma empresa", sino con una mentalidad de emprendedores, afirmó el vicepresidente ejecutivo de Corfo.

En muchos países latinoamericanos "en los que el estado y las grandes empresas han tenido un rol muy importante" existe todavía esa tendencia a querer un trabajo para toda la vida.

publicidad

"Es un tema cultural que usted no lo cambia así de la noche a la mañana. Lleva décadas cambiarlo", afirmó.

Mencionó, en ese sentido, que aceptar el fracaso es clave.

"Cuando usted castiga en exceso el fracaso está matando el emprendimiento y venimos de esa cultura que tiene que ver con la cultura más latina. Mucha gente identifica el fracaso con hacer algo malo, mientras que en EE.UU. se ve el fracaso como una oportunidad de aprender", indicó.

Las 10 universidades más prestigiosas


Universidades que mejor salario te garantizan

El experto en innovación relató que el secreto del éxito del "Valle del Silicio" incluye también los laboratorios para poder hacer prototipos, en los que se pueden probar los proyectos a bajo costo y, por supuesto, la industria de capital de riesgo, que no solo aporta capital sino también contactos y conocimiento.

Para Bitran resultó clave también el cambio en la legislación en EE.UU. de los años 80, que permitió proteger la propiedad intelectual y ayudó a que parte del beneficio de las investigaciones fuese a parar a manos de los profesores y las universidades.

"El conocimiento ya no era un bien público, se podía proteger, uno podía ganar dinero y efectivamente Stanford fue una universidad que con unos pocos proyectos ganó montones de dinero", explicó.

publicidad

Países como Chile han intentado replicar ese sistema e invitado a inversionistas, pero el problema es que no llegaron los proyectos.

"Uno no puede poner una parte, sino que tiene que preocuparse de todas las piezas y eso es muy difícil de hacer, requiere realmente un pensamiento sofisticado, porque son muchos componentes y el más difícil es el cultural", subrayó.

Chile está ahora "armando ese ecosistema" en el que el gobierno puede jugar un papel importante pero limitado.

Lo que tiene que hacer el gobierno, según Bitran, "es generar programas y políticas para apoyar el desarrollo de una industria privada de capital de riesgo".

El gobierno puede también ayudar a identificar "con mucho cuidado" brechas en el "ecosistema de innovación" y diseñar políticas públicas para llenar esos huecos.

Con ese fin, Chile planea seguir invirtiendo en investigación y capital humano y ayudar a mejorar las universidades, especialmente las escuelas de tecnología e ingeniería.

Bitran reconoció que uno de los grandes problemas de Chile es que no existe equidad en el acceso a la educación, un problema que buscará solucionar el nuevo Gobierno de Michelle Bachelet.

"Tenemos un sistema educacional tremendamente segmentado, quizás de los más segmentados del mundo (...) Es un problema político, económico, social. Vamos a hacer una reforma tributaria. Vamos a financiar la educación y vamos a resolver estos temas", adelantó Bitran.

publicidad

Destacó, por lo demás, que Chile tiene pedazos del ecosistema de Silicon Valley pero "el capital de riesgo es muy tardío".

"No entra en la etapa que se conoce como el valle de la muerte, la etapa temprana de las empresas", dijo, para añadir que otro elemento que falta son "los centros de prototipeo".

El responsable de Corfo se mostró también "muy interesado" en crear una plataforma de innovación del Pacífico, que permita hacer proyectos conjuntos entre países como México, Colombia, Perú y Chile.

En vacaciones: Siguen los planes para college


Estudiantes trabajarán con Google Glass


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad