publicidad
De los filtros de contenido más sencillos a las soluciones más elaboradas para las redes hogareñas, los controles parentales ofrecen opciones variadas.

Controles parentales que no se basan en los miedos e incluyen más funciones

Controles parentales que no se basan en los miedos e incluyen más funciones

De los filtros de contenido más sencillos a las soluciones más elaboradas para las redes hogareñas, los controles parentales ofrecen opciones variadas.

De los filtros de contenido más sencillos a las soluciones más elaborada...
De los filtros de contenido más sencillos a las soluciones más elaboradas para las redes hogareñas, los controles parentales ofrecen opciones variadas.

Por Caroline Knorr

Cuando se trata de administrar el acceso de sus hijos a los contenidos en línea, muchos padres adhieren a la filosofía de "cruzar los dedos y esperar que nada pase".

Pero, aunque hayas tenido las conversaciones sobre los límites al tiempo de pantalla, la conducta responsable en línea y las precauciones de seguridad, es realmente difícil controlar qué hacen tus hijos cuando no estás (e incluso cuando sí estás).

Los controles parentales "los reales, técnicos" pueden apoyar tus esfuerzos por lograr que las experiencias de tus hijos en Internet sean seguras, divertidas y productivas. Cuando mejor funcionan es cuando se usan abiertamente y con honestidad, junto con tus hijos.

Felizmente, hay una nueva serie de controles parentales que ofrecen muchas más funciones y más flexibilidad que las versiones anteriores, demasiado restrictivas y fáciles de esquivar, que abusaban de los miedos de los padres frente a los riesgos del mundo en línea.

publicidad

Estas soluciones actualizadas también reflejan una filosofía nueva, más progresiva, de los controles parentales: son mucho más pro Internet y se enfocan menos en sembrar temores. Por supuesto, no hay nada que sea totalmente a prueba de fallos, y tendrás que seguir conversando con tus hijos sobre la necesidad de hacer buenas elecciones.

Solamente tú puedes determinar el nivel de protección que necesitas para tu familia. Aquí te presentamos algunas opciones básicas:

- Sistemas operativos: Tanto el Windows de Microsoft como el Mac OS de Apple traen controles parentales incorporados. Al crear cuentas de usuarios, puedes elegir distintas protecciones para distintos usuarios. Para conseguir los mayores beneficios, debes usar la versión más actualizada del sistema operativo. El sistema operativo Android no tiene controles incorporados, pero hay muchas aplicaciones de controles parentales para Android.

Es bueno saber: Los controles parentales de los sistemas operativos funcionan bien porque se aplican en forma global a todo a lo que la computadora tiene acceso.

Útil para: Todas las edades.

- Navegadores web: Los navegadores "el software que se usa para moverse en línea" ofrecen diferentes formas de filtrar y dejar afuera sitios web que no quieras que tus hijos visiten. Safari, Chrome e Internet Explorer te permiten escribir el nombre de sitios web y dominios (que se aplican a categorías enteras de sitios, por ejemplo los de pornografía) que específicamente quieras bloquear. Si usas Firefox, debes descargar un complemento, porque el navegador básico no ofrece filtros de contenidos.

publicidad

Es bueno saber: Las soluciones para un navegador determinado no se extienden a otros. Por eso, si usas más de un navegador en tu máquina, tienes que activar filtros en cada uno.

Útil para: Niños pequeños. Los más grandes "en especial los muy decididos" pueden superar fácilmente las restricciones de los navegadores, ya sea descubriendo tu contraseña o sencillamente descargando un navegador nuevo.

________________________________________________________________________________________ 

 ________________________________________________________________________________________

- Navegadores para niños: Llamados a veces "espacios protegidos", estos son entornos resguardados que llenan toda la pantalla (los niños no pueden hacer clic y salir). Son una especie de combinación entre un sistema operativo y un navegador, diseñados específicamente para los niños, con sitios web previamente aprobados, correo electrónico y actividades varias. Se trata, por ejemplo, de Zoodles, Kido'z o Kidzui.

Es bueno saber: Los navegadores para niños suelen ser gratuitos en su versión básica, pero cuestan dinero (en general una suscripción mensual) si se opta por la versión superior. Los que son totalmente gratuitos en general ofrecen contenidos de un proveedor apto para niños, que la empresa ha obtenido bajo licencia y probablemente incluya publicidades o contenido promocional.

publicidad

Útil para: Niños pequeños. Los espacios protegidos son demasiado restrictivos para los más grandes, que necesitan (o a quienes se les permite) mayor acceso a una Internet más amplia.

- Software de control: Son los programas clásicos de control parental, con todas las funciones, que permiten bloquear sitios web, imponer límites al tiempo de pantalla y vigilar la actividad en línea (por ejemplo, qué sitios visita tu hijo). Muchos de estos programas también ofrecen seguridad adicional contra malware (programas maliciosos) y virus, y envían un resumen de lo que tu hijo hizo mientras estaba conectado. Esta categoría de productos incluye NetNanny, Qustodio y  Safe Eyes.

Es bueno saber: Por tener tantas funciones, los programas de software de control tienen un costo inicial alto, además de requerir una suscripción mensual.

Útil para: Niños de todas las edades, en especial los que necesitan mucho apoyo para seguir las reglas de los padres.

- Dispositivos móviles: Algunos dispositivos móviles tienen controles parentales básicos, pero las opciones varían mucho de un dispositivo a otro. Como mínimo, sin descargar ningún extra, quizá puedas prevenir compras indeseadas (incluidas las compras desde una aplicación), restringir el tipo de contenido que se puede descargar (por ejemplo, bloquear los juegos aptos para adultos), y eliminar u ocultar aplicaciones y funciones que no quieras que tu hijo use (por ejemplo, video-llamadas). La familia cada vez mayor de las tabletas Kindle Fire de Amazon trae controles parentales previamente cargados con la suscripción Kindle FreeTime.

publicidad

Es bueno saber: Para agregar filtros de contenido al dispositivo móvil de tus hijos, debes desactivar el navegador que ya tiene y descargar un navegador apto para niños o una aplicación que filtre contenidos, como Mobicip (Apple) o Kid Mode: Kids Games and Videos (Android).

Útil para: Niños pequeños. Una vez que los niños crecen, tienden a resistir todo intento de limitarles el acceso o sencillamente descubren una manera de superar las trabas que les has impuesto.

- Redes domésticas: ¿Tienes problemas para controlar a qué pueden acceder tus hijos en sus dispositivos móviles? Si es así, quizá necesites una solución más contundente. Piensa en tu router de Internet, el objeto que hace entrar Internet en tu hogar. Considera un software como OpenDNS, que trabaja junto con el router que ya tienes para filtrar contenidos de Internet.

Es bueno saber: Las soluciones vinculadas al router evitan que los contenidos indeseados entren en tu hogar.

Útil para: Todas las edades.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad