publicidad

Consejos útiles para elegir una buena niñera

Consejos útiles para elegir una buena niñera

 A la hora de seleccionar una niñera te preparamos algunas pautas a seguir en el momento de la entrevista que te ayudarán a tomar la decisión final.

¿Estás buscando niñera?

Destinar el cuidado de nuestros niños en otra persona es una tarea que no debe tomarse a la ligera y suele resultar muy estresante. A la hora de seleccionar una niñera para que trabaje ya sea de forma permanente o de vez en cuando por algunas horas semanales, que colme tus expectativas y resulte de total confianza, te preparamos algunas pautas a seguir en el momento de la entrevista que te ayudarán a tomar la decisión final.

El momento de la búsqueda: entrevista y selección

El tiempo es tu mejor aliado. Para encarar esta importante tarea y evitar errores que pueden ser graves, es fundamental contar con varios días e incluso semanas para dedicarse a la búsqueda y no caer en una selección superficial y apresurada.

Siempre es mejor comenzar entrevistando personas recomendadas por otras personas, especialmente otras madres, que conozcan su desempeño en el cuidado de niños. Cuando esté frente a ti una candidata al trabajo no olvides pedirle referencias ya que de éstas obtendrás información clave para evaluarla de forma apropiada.

También es importante tener en cuenta la edad de la niñera. No es conveniente que sea demasiado joven pues la falta de experiencia es, en este caso, una desventaja difícil de saldar. Contáctate con candidatas que ya puedan probar su experiencia como niñera e incluso, como maestra jardinera para que a la hora de quedarse con tus niños sepa como interactuar con ellos.

publicidad

Su higiene personal y su lenguaje corporal no son detalles menores puesto que tendrá contacto directo con tus hijos. Fundamentalmente, debes prestar atención a su modo de hablar, su presencia y su carácter. Recuerda que los chicos aprenden e imitan a quienes los cuidan y pasan tiempo con ellos.

No te guardes ninguna duda. Debes preguntarle abiertamente todo lo que necesites saber sobre la potencial niñera. Tienes que quedarte con el espíritu tranquilo y poder brindarle toda tu confianza desde el primer día.

La etapa de prueba: conociéndola mejor

Obedece a tu intuición pero da igual importancia a las reacciones de tus niños; entrena a la niñera por un cierto período, en el que le enseñaras todo lo que deba saber para comprender las necesidades de tus hijos. 

Una buena iniciativa consiste en que te siga en las tareas diarias con los chicos y poco a poco, comienza por delegarle funciones como el cambio de pañales. 

Prueba dejar a solas a la niñera con tus hijos en la casa, primero estando tu también allí y luego, emprende salidas por corto tiempo (de media a una hora aproximadamente). Estas actividades son las que te garantizan que dejarás a tus pequeños en buenas manos cuando tengas que ausentarte por mucho más tiempo. 

Si bien nadie cuidará a tus hijos como lo haces tú, es primordial que te sientas segura de quien tendrá la responsabilidad de reemplazarte. Esto te garantizará el crecimiento de tus niños en óptimas condiciones y en equilibrio físico, psicológico, emocional y social y al mismo tiempo, tú podrás salir a trabajar y cumplir con tus obligaciones cotidianas sin que tu mente esté inquieta y con dudas permanentes como “¿Estarán bien los chicos en casa?”.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad