publicidad

Conoce a los maestros de tu hijo: ¿Cómo es que los evalúan?

Conoce a los maestros de tu hijo: ¿Cómo es que los evalúan?

¿Quién evalúa a los maestros y determina que están enseñandole bien a tus hijos? No existe un sistema estándar y cada Estado tiene sus propios criterios.

En el pasado ya hemos hablado del  factor más influyente en el éxito o fracaso de tu hijo dentro del ámbito escolar: El maestro o maestra. 

Aunque son estos profesionales quienes evalúan el desempeño escolar de los estudiantes, y confiamos en su labor, ¿ cómo podemos comprobar que su trabajo está dando los resultados deseados en los estudiantes?

¿Cómo se evalúa a un maestro cuando enseñar no es una ciencia exacta y los resultados de la enseñanza pueden variar dependiendo de miles de razones distintas?

No hay una respuesta sencilla a estas preguntas porque aún en Estados Unidos no hay un estándar de evaluación para todos los maestros, aunque se está discutiendo cómo lidiar con el problema.

En esencia, un maestro es evaluado por su director, pero también puede ser evaluado por sus colegas, todo depende del proceso en cada distrito escolar.

Además de tomar en cuenta cómo el maestro se prepara para clase, cómo imparte la lección, cómo interactúa con sus pupilos y cuáles son los resultados académicos de los alumnos, cada vez más Estados toman en cuenta los resultados de los estudiantes en los exámenes estandarizados como una medida de la eficiencia del profesor.

¿Cómo es tu relación con los maestros de tus hijos? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Últimamente la tendencia en las evaluaciones de los maestros es a darle más peso a los resultados de la enseñanza, tomando más en cuenta las puntuaciones en los exámenes como indicio de una instrucción efectiva.

publicidad

¨La demanda por maestros ´altamente cualificados´ está siendo reemplazada lenta pero seguramente por un llamado a maestros altamente efectivos¨, dice el informe más reciente del Consejo Nacional de Calidad de Maestros (NCTQ), que estudia los sistemas de evaluación de maestros en los 50 Estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico.

Los resultados de exámenes, sin embargo, no deben ser tomados como el único indicador en el progreso educativo de un estudiante. Diversos factores pueden afectar ese rendimiento, sin que los maestros tengan la culpa: Problemas personales de los estudiantes, problemas domésticos, una mala preparación de los estudiantes por maestros previos, etc.

Es importante estar al tanto de esas variables pues cada vez más maestros dependen de evaluaciones para ser contratados, conservar sus puestos de trabajo o ser promocionados en el empleo, y los maestros no siempre tienen la culpa de que su alumno fracase.

Por ejemplo, de sólo un Estado que en 2009 tomaba en cuenta las evaluaciones para despedir maestros, actualmente 13 las están tomando en cuenta.

Pero ¿qué es lo que tienen que demostrar los maestros, además de los resultados de sus pupilos, como evidencia de que están haciendo un trabajo efectivo?

¿Qué toman en cuenta al evaluar maestros?

Recordando que no todas las evaluaciones son iguales ni toman en cuenta los mismos criterios, podemos decir en términos generales que muchos expertos toman en cuenta los siguientes criterios básicos para evaluar un maestro, y que usted puede preguntarle a su hijo cómo su maestro aborda los siguientes puntos:

publicidad

¿Planea diariamente las lecciones?

¿Usa el tiempo de clase para hacer otras cosas que no sean sólo darles instrucciones a los estudiantes?

¿Define la conducta que espera de sus estudiantes en el aula?

¿Está compenetrado con sus estudiantes y les provee un ambiente placentero, seguro y ordenado para aprender?

¿Les comunica a sus estudiantes los objetivos de la clase?

¿Les demuestra a los estudiantes cómo lo que están aprendiendo se relaciona a lo que ya aprendieron o a lo que aprenderán en el futuro?

¿Involucra a todos en la discusión de los temas?

¿Da instrucciones precisas?

¿Vigila que los estudiantes estén progresando hacia los objetivos del curso?

¿Hace ajustes si ve que los resultados no son los esperados?

¿Resume y pone en contexto lo aprendido una vez termina la lección?

¿Mantiene un expediente escrito sobre el progreso de sus estudiantes?

¿Les pide a los estudiantes demostrar lo aprendido mediante proyectos, tareas, exámenes?

¿Se comporta profesionalmente en la escuela y contesta a pedidos de la administración escolar?


publicidad

¿Se involucra en las actividades escolares?

¿Demuestra entusiasmo y una actitud positiva en su trabajo?

¿Se expresa correctamente al hablar y escribir?

¿Interactúa efectivamente con sus colegas y se comunica con los padres de sus estudiantes?

¿Domina las nuevas tecnologías de enseñanza?

Usted debe conocer al maestro

Recuerde: La responsabilidad de la enseñanza no es exclusiva de la escuela, ni del maestro. Usted como padre o madre tiene el deber de conocer a las personas que los educan:

- Preséntese ante el maestro de su hijo, para que él lo conozca. Ojo: Los maestros son personas sumamente ocupadas, respete su tiempo, no se presente en la escuela simplemente cuando le plazca. Es mejor que si tiene que hablarle con más calma acuerde con él una cita.

- Asista regularmente a las reuniones de padres y maestros.

- Pregúntele al maestro cómo se está desempeñando su hijo en el salón de clases y cómo puede usted ayudar al proceso educativo.

- Si tiene alguna preocupación, sea honesto con el maestro desde el primer momento. Vaya al grano.

- Ofrezca ser voluntario en actividades en que la escuela lo necesite.

- Un pequeño detalle tal como una tarjeta navideña, mostrándole su aprecio, será bienvenido por el maestro, sin embargo, no lo abrume con regalos, recuerde que usted no es el único padre o madre en la escuela.

 *Con información de  Oklahoma State University

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad