publicidad
.

Cómo interpretar las señales de su bebé logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6...

Bebé

Cómo interpretar las señales de su bebé

Cómo interpretar las señales de su bebé

A continuación le describimos lo que los bebés están aprendiendo en esta etapa y lo que puede hacer para estimular el desarrollo de estas nuevas destrezas.

Bebé
Bebé

A continuación, le describimos lo que los bebés están aprendiendo en esta etapa y lo que usted puede hacer para estimular el desarrollo de estas nuevas destrezas.

publicidad

Es importante que recuerde que cada bebé es una persona individual y que crece y se desarrolla a su manera y a su propio ritmo.

El establecimiento de una relación intensa y estrecha con usted y su familia será la base de su aprendizaje, como también de su crecimiento y desarrollo saludable.

Toda preocupación que tenga sobre el comportamiento o desarrollo de su bebé merece atención. Hable con algún familiar que la pueda asesorar, aunque siempre es recomendable consultar a su pediatra u otro profesional de confianza.

Lo que puede esperar entre el nacimiento y los 2 meses:

Necesito apoyo - Un recién nacido tiene la cabeza desproporcionadamente grande en relación al resto de su cuerpo. De hecho, hasta que desarrolle los músculos del cuello a lo largo de las siguientes 6 semanas, no podrá sostener su cabeza por sí solo.

Un concierto de sonidos - Las investigaciones demuestran que los bebés son oyentes apasionados. Al mes de edad

ya establecen una relación entre los sonidos y su procedencia. El sonido preferido del bebé es la voz humana.

Una sinfonía visual - En los primeros dos meses, su bebé puede enfocar mejor los objetos que están de 20 a 30

centímetros de sus ojos, que es más o menos la misma distancia que lo separa de su cara mientras usted lo alimenta.

Sostengo todo con la mano - Los recién nacidos aprietan su mano con fuerza y así sostienen objetos, pero no

publicidad

pueden agarrarlos intencionalmente. Agarran lo que usted les pone en la palma de la mano debido a un reflejo

innato.

Lo que usted puede hacer:

Asegúrese de sostenerle el cuello y la cabeza cuando lo levante y cuando lo acueste, y que su asientito en el automóvil y en su cochecito estén inclinados en el ángulo adecuado para que la cabeza no se vaya hacia adelante.

Ayúdele a fortalecer los músculos del cuello con juegos que le hagan mover los ojos (y más tarde la cabeza) de un lado a otro persiguiendo un objeto con la mirada, cuando esté recostado sobre su espalda. Cuando fije la vista en un juguete, mueva ese objeto de un lado al otro.

Trate de contarle a su bebé todo lo que está pasando. '¡Ahora te voy a quitar ese pañal mojado! Papi se muere de hambre. ¿Qué comemos? ¡Hoy vienen a visitarnos los abuelos!' Pero recuerde que si el bebé se voltea a un lado cuando usted le hable, quizás esté tratando de decirle '¡Silencio, por favor!'

Preste atención al tipo de sonidos que le gustan más a su bebita. A algunos bebés les encanta la música de ritmo fuerte e intenso, mientras que otros prefieren melodías suaves u otro tipo de canciones. Y no se abstenga de cantarle. Aunque usted desafine, el bebé preferirá su voz a cualquier otra.

Enséñele los juguetes a esa distancia visual ideal y trate de conseguir juguetes con contrastes fuertes (blanco y negro) y colores brillantes. Juegue juegos que impliquen mover un objeto lentamente de un lado a otro y enfrente del bebé mientras usted le habla. Si está despierto y alerta, la seguirá con la mirada.

publicidad

Respete las señales que le dé su bebé. El le hará saber cuándo necesita un descanso, volteándose hacia un lado o llorando.

Trate de conseguir juguetes que emitan sonidos suaves cuando los mueva. El sonido llamará la atención del bebé al juguete y a sus propias manos. ¡Seguridad ante todo! Asegúrese de que todos los objetos sean suficientemente grandes como para que no le quepan en la boca.

Lo que puede esperar entre los 2 y los 4 meses:

Aprendo con la práctica - Alrededor de los 3 meses, a los bebés les fascina usar sus manos porque advierten que

ellas son parte de su cuerpo y que pueden controlarlas.

A mi alcance - Aunque los bebés pueden agarrar los objetos que les ponga en las manos, no empiezan a tratar de alcanzarlos sino hasta eso de los 3 meses, y lo hacen con las dos manitas juntas.

Un balbuceo sugestivo - Entre los 3 y 4 meses, los bebés empiezan a disfrutar del balbuceo, y para ello no tienen

mejor interlocutor que usted. Van progresando desde las vocales abiertas (ah, la, da) hacia nuevos sonidos y combinaciones más amplias.

Mi sonrisa lo dice todo - Las primeras sonrisas de su bebé (las que aparecen cuando duerme) son reacciones

reflejas de su sistema nervioso en desarrollo. Pero a los 2 meses le regalará una sonrisa muy especial, que será una verdadera muestra de su cariño hacia usted.

Lo que usted puede hacer:

Déle muchas oportunidades de sostener, agarrar cosas, golpear y agitar objetos que no lo vayan a lastimar. En cuanto el bebé desarrolle el control de sus manos, puede estar segura de que se llevará a la boca todo lo que caiga en ellas. Asegúrese de que todo lo que agarre esté limpio y sea lo suficientemente grande como para que no le quepa totalmente entero en la boca.

publicidad

Acueste a su bebita sobre la espalda y colóquele sobre el pecho un juguete de color brillante al alcance de sus brazos. Le encantará recogerlo con las dos manitas y acercárselo a la cara para examinarlo mejor. Háblele mientras estira sus bracitos para alcanzar algo.

Aliéntela. Aun a esta edad, le encanta saber que usted aprecia sus esfuerzos. Cuando su bebé balbucee, imítelo o háblele como si pudiera entender todo lo que usted le diga. Mucho antes de pronunciar su primera palabra completa, comprenderá cientos de palabras gracias a aquellas primeras conversaciones.

Preste atención especial al ritmo del balbuceo de su bebé. Balbuceará y hará una pausa, esperando que usted le conteste. Cuando usted diga algo y a su vez haga una pausa, el bebé responderá enseguida. Así es como aprenden el arte de la conversación.

Evidentemente no necesitamos aconsejarle que retribuya la sonrisa a su bebé. Pero podemos decirle que el intercambio de sonrisas es la forma más temprana de juego, que sienta las bases de toda una vida de relaciones afectuosas.

Cuando la bebita sienta ganas de jugar, ¡a jugar se ha dicho! Sóplele suavemente la pancita, juegue a ¿dónde está mami? Haga sonidos risueños y espere ver una sonrisita. Pero si ella no está de ánimo, puede que sea el momento adecuado para unos mimos y una siesta apacible.

Relacionado
Al responder rápidamente al llanto de su bebé, usted le estará enseñando...
Cómo consolar al recién nacido
Cuando usted consuela a su bebé, le hace saber que el mundo es un lugar seguro y que tiene a alguien que se preocupa por sus sentimientos. 


Relacionado
Cuando usted alimente a su bebé también estará contribuyendo a que se si...
La magia de la vida cotidiana: Cómo amar y enseñar en la rutina diaria
Si vive ocupado, las actividades cotidianas como la alimentación, el baño y las compras son tiempo valioso para mantenerse en contacto con su bebé.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad