publicidad

Aumenta la deserción escolar

Aumenta la deserción escolar

En Estados Unidos, menos del 50% de estudiantes de secundaria llegan a graduarse; más de un millón de alumnos deja la escuela cada año.

Uno menos cada 26 segundos

WASHINGTON - La deserción escolar es un problema rampante en las secundarias de Estados Unidos. De las 50 ciudades más grandes del país, 17 de ellas registran un alto índice de deserción escolar: Menos del 50 por ciento de alumnos de bachillerato llegan a graduarse, lo que significa que más de un millón de alumnos abandona la escuela cada año.

Las cifras del periodo escolar 2003-2004 no son alentadores y el número de alumnos que abandonan sus estudios a lo largo y ancho del país sigue creciendo. De hecho, la organización American Promise destaca en su página en internet que cada 26 segundos, un estudiante abandona una escuela pública en Estados Unidos.

Las ciudades con los índices más altos de deserción escolar son Cleveland, Indianapolis y Detroit, con menos del 35 por ciento de estudiantes de secundaria que se gradúan, ubicandose en el lugar, 48, 49 y 50 de la lista.

En el informe, se destaca también que los índices de graducación en las áreas urbanas es tan bajo como el de las áreas suburbanas.

Las ciudades de Texas también se ubican en la lista de deserciones escolares como el Distrito Escolar de Houston (HISD) registra un 54.6 por ciento de alumnos graduados y se ubica en el lugar 27 de la lista.

El Distrito Escolar de San Antonio (SAISD) registra un 51.9 por ciento de alumnos graduados y se ubica en el lugar 30 de la lista.

publicidad

En el caso del área metropolitana de Dallas/Fort Worth, con 107 escuelas de secundaria y un total de 242,247 alumnos. Las cifras para este área son las siguientes:

  • El Distrito Escolar de Arlington (AISD) registra un 62.7 por ciento de alumnos graduados y se ubica en el lugar 13 de la lista.

  • El Distrito Escolar de Fort Worth (FWISD) registra un 55.5 por ciento de alumnos graduados y se ubica en el lugar 25 de la lista.

  • El Distrito Escolar de Dallas (DISD) registra un 44.4 por ciento de alumnos graduados y se ubica en el lugar 44 de la lista, es decir, se ubica entre las 17 ciudades con los índices más altos de deserción escolarar.

En entrevista con Noticias 23, la vocera del DISD, Sandra Guerrero, señaló que las cifras de deserción en Dallas no son las que dieron a conocer en el informe. Según la vocera, Dallas tiene muy bajos índices de deserción.

"Según calculos del DISD nosotros tenemos un 7.7% de deserción escolar. Todas esas agencias usan diferentes fórmulas para calcular los porcentajes de deserción escolar", precisó la vocera.

Si desea ver el reporte completo (en formato PDF) haga click aquí

Ideas para combatir el problema

La Red Nacional para la Prevención de la Deserción Escolar (NDPCN, por sus siglas en inglés), implementa programas para terminar con la deserción.

Pero según la entidad, las familias deben comprometerse más con la educación de los chicos: Los padres tienen que hacerse un tiempo para preguntar qué están aprendiendo sus hijos, inculcar entusiasmo y colaborar con las tareas.

publicidad

Además de alentar a los padres a que participen, la NDPCN está intentando inculcar en las escuelas la flexibilidad, para que se contemplen situaciones especiales de alumnos que tienen menos tiempo o que no pueden asistir a los horarios en los que se suele impartir clase en las escuelas públicas.

Intenta, por otro lado, que las escuelas den una atención más individualizada y ofrezcan un mayor número de programas extraescolares que integren a los adolescentes.

Pero mientras se implementan estos programas, los padres pueden tomar algunas medidas para no dejar que los chicos se queden fuera de la escuela. Los especialistas recomiendan:

  • Involucrarse con la educación de los jóvenes: Los padres no pueden desentenderse. Deben preguntar a sus chicos qué están estudiando, interesarse y hacerlos que se interesen por los temas que están viendo y hacerlos comprender que sin el diploma escolar el futuro laboral será muy difícil.

  • Estar atentos a la escuela: Los padres tienen derecho a exigir que se integre a los chicos hispanos en la comunidad escolar, que se piense en programas extracurriculares para ellos, que se les enseñe con paciencia si el inglés les cuesta y que se les asigne un consejero escolar si tienen problemas. Es importante hacer valer los derechos.

  • Alentar a la lectura con el ejemplo: Si la televisión está encendida todo el día y los padres no leen, es difícil que los chicos lo hagan. Hay que alentar a los jóvenes a que lean revistas, periódicos y libros en inglés. La lectura por sí misma aumenta la capacidad de comprensión y de aprendizaje.

  • Si los adolescentes trabajan, avisar a la escuela: Los papás deben decir en la escuela que el chico trabaja y pedir atenciones especiales, como que no los dejen fuera por asistencia o que les tomen algunas evaluaciones en otros horarios. No hay que tener miedo de decir que el chico trabaja, aunque sea sin papeles de por medio, porque los e
publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad