publicidad

Ahora es el momento de preparar el ingreso a la universidad, desde noveno

Ahora es el momento de preparar el ingreso a la universidad, desde noveno

La preparación para la universidad comienza temprano en la escuela secundaria y los padres y madres no deben esperar hasta el cuarto año.

La preparación para la universidad comienza temprano en la escuela secundaria y los padres y madres no deben esperar hasta el cuarto año para comenzar a preocuparse por el futuro de sus hijos o hijas.

Por eso la Dra. Isabel trajo esta semana a su programa a María de los Ángeles del Corral, de la organización College Board, para que aconsejara a los padres y madres a hacer las averiguaciones necesarias por el bien de sus hijos.

"Estamos entrando en agosto...es muy importante que tengan en mente la importancia de aprovechar ese inicio del año para planificar cosas que son crucialmente importantes...no sólo de los estudios secundarios, sino cuando prosigan a la universidad", dijo del Corral.

Las averiguaciones y preguntas sobre la universidad deben comenzar desde novemo y décimo grado, dijo la Dra. Isabel, y no hay que esperar al cuarto año, agregó del Corral.

Los consejeros escolares que le digan que un estudiante no debe preocuparse por la universidad hasta su último año "le hacen un mal muy grande a los niños", dijo la experta.

La funcionaria del College Board destacó varios puntos esenciales que los padres deben tener en cuenta al abordar el tema de los estudios universitarios de sus hijos en la escuela:

- "La primera cosa que deben hablar con el consejero, y si no habla el consejero español, pida que le pongan un traductor, si es que su hijo o hija no le pueden traducir, es hablar del tema de cómo planificar los cursos que va a tomar para que, primero, se pueda graduar a tiempo, porque hay requisitos que se tienen que cumplir, y segundo que los preparen para la universidad", dijo la experta.

publicidad

En este sentido, aseguró que muchos padres no saben que para que los hijos entren a cursos de honor o avanzados "tienen que tomar cursos preparatorios...tienen que haber demostrado que domina ciertos conocimientos".

"Eso no lo va a saber el padre a menos que vaya a la escuela y se informe", dijo del Corral. "El problema es que el padre no sabe qué es lo que va a preguntar".

El College Board cuenta con una herramienta que ayuda a los padres, madres y estudiantes a planificar, año por año, la búsqueda, ingreso y pago de la universidad. Mire la herramienta aquí

- Otro punto importante, según la experta, es investigar qué tipos de actividades, como ferias universitarias o visitas a universidades, organizan las escuelas mediante los consejeros.

"Usted tiene que investigar como padre si existen esas actividades, si hay algún departamento o club dentro de la secundaria que apoye a los estudiantes a terminar esas ayudas universitarias", dijo.

Una herramienta importante es el programa Gear Up, disponible en muchas escuelas, y que ayuda a los estudiantes a prepararse para la universidad, a llenar las solicitudes, y a encontrar las ayudas económicas. Pregunte en su escuela por el programa Gear Up.

- Prepararse para los exámenes de admisión a la universidad también es sumamente importante, para que saquen una calificación que les abra la puerta a las mejores instituciones.

publicidad

Plan para prepararse para la universidad, año por año

- Dentro de todo el proceso la participación de padres, madres, estudiantes y consejeros en una misma conversación es esencial. Los consejeros deben saber "qué cosas le interesan a su hijo en términos de sus estudios, qué es lo que más le gusta, y eso le va a empezar a abrir los ojos a los hijos y al consejero" para buscarle carreras afines.

Por ejemplo, si el estudiante es afín a una materia como la biología, el consejero lo puede guiar a universidades especializadas en ciencias, o a internados para que comience a familiarizarse con el campo.

La página web BigFuture.org, del College Board, también es un recurso esencial, un "consejero virtual" que el estudiante puede utilizar para descubrir cuáles son sus intereses, sus habilidades, que no todos tenemos claro tan temprano en la vida.

Recuerde: Las estadísticas indican que en Estados Unidos hay un consejero escolar por cada 400 estudiantes, entonces es importante recurrir a una herramienta que complemente el proceso.

Una madre soltera, Niurka, llamó desde Nueva York con un problema que ya quisieran más padres tener entre sus manos.

Su hijo de 15 años está en décimo grado, tiene calificaciones sobresalientes y "continúa siendo un excelente estudiante porque él tiene grandes aspiraciones", contó Niurka.

publicidad

¿Cuál es el problema entonces?

Que su hijo desea ir a una de las universidades del Ivy League -el grupo de universidades más prestigiosas de EEUU, como Harvard o MIT- y "estoy segura de que no voy a poder costear ninguna de esas universidades...estoy yo desarrollando una agonía porque no sé si lo voy a poder costear y no sé si bajarle las aspiraciones".

"¡No, no, no, no me le baje ninguna aspiración!", intervino la Dra., pues es un error común en el que caen algunos padres o madres que no saben que cualquier universidad, por cara que sea, se puede pagar.

"Usted está preocupándose demasiado temprano", le dijo del Corral. "Realmente el costo que uno ve, o sea el costo de ir a una escuela de las más altas de este país como es Harvard o MIT, ese costo, que es un promedio de entre $30 mil y $40 mil al año en esas escuelas, no es el costo que usted va a pagar".

Estas universidades tienen amplios programas de ayuda financiera y becas, sobre todo para las personas con menos recursos, y con todos los descuentos del precio original, estudiar en Harvard, por ejemplo, podría costarle hasta $12 mil al año. Si no lo cree, mire esta fotogalería de las "Universidades que son una ganga".

A Niurka le favorece el hecho de que "como madre soltera la puede cualificar para ayuda financiera que le va ayudar muchísimo en el momento de costear los estudios de su hijo".

publicidad

Si el chico es hispano, además, se puede beneficiar de becas para las minorías, aunque "no vaya a depender de eso, porque hay tantos estudiantes latinos que están sobresaliendo".

Lo esencial, dijo del Corral, es que saque las mejores calificaciones para aprovechar las ayudas, tomar cursos avanzados, sacar calificaciones excelentes en los exámenes de admisión y entrar en programas extracurriculares que le sirvan como carta de presentación para la universidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad