publicidad
Aprende el valor del dinero y ahorra.

10 formas divertidas de enseñar a tu hijo a ahorrar

10 formas divertidas de enseñar a tu hijo a ahorrar

Es importante que tu hijo aprenda del valor del dinero. te presentamos varias ideas divertidas para que vayas enseñándole que cada centavo cuenta.

Aprende el valor del dinero y ahorra.
Aprende el valor del dinero y ahorra.

10 formas divertidas de enseñar a tu hijo el valor del dinero

 

1) Vayan a una venta de objetos de segunda mano

En Estados Unidos es típico que muchas familias se deshagan de los objetos de su propiedad que ya no quieren poniéndolos a la venta en la banqueta enfrente de su casa. Estas ventas, llamadas “ventas de garaje” (garage sale o yard sale), están llenas de curiosidades para niños, como libros y juguetes. 

Tus hijos más grandecitos pronto descubrirán que el dinero de su mesada les rinde mucho más en estas “ventas al aire libre” que en el centro comercial. 

Si a tu familia no le gusta madrugar los fines de semana para ir a las ventas de garaje, puedes ir a una tienda de segunda mano. Las dos opciones son además una excelente oportunidad para hablar con los niños acerca de la importancia de reciclar objetos. 

publicidad

2) Hagan una visita al banco

La próxima vez que vayas al banco, llévate a tu pequeño. Explícale las transacciones bancarias que hagas (depositar o retirar dinero) y permítele que te ayude en todo lo que pueda. Por ejemplo, él le puede entregar el cheque al cajero. 

Cuando tu niño esté más grandecito, le puedes abrir una cuenta a su nombre y enseñarle a ser ahorrativo. Muchas instituciones financieras ofrecen cuentas de ahorro (sin cargos adicionales) para niños. 

3) "Contrata" a tu niño como tu asistente

Nuestros hijos nos ven pagar con la tarjeta de crédito infinidad de veces en el supermercado y es por eso que muchos creen que es ¡una fuente mágica e infinita de dinero! 

Explícale el “misterio” y déjale que te ayude a hacer los pagos mensuales de las tarjetas de crédito. Repasa los pagos con tu hijo y recuérdale qué es lo que están pagando ("¿Te acuerdas de los zapatos que te compré la semana pasada?"). Puede también poner el cheque en el sobre. Si tu hijito es más grande, podrá anotar el número del cheque en tu chequera. 

A tu pequeño le encantará participar en tus actividades. Además empezará a tener una perspectiva más clara sobre el flujo de dinero. Puede haber otros beneficios que no te imaginaste. Por ejemplo, una vez que tu hijito sepa cuánto cuesta la electricidad, tal vez esté más dispuesto a cooperar cuando le pidas que apague las luces al salir de una habitación.

publicidad

4) Compren en mercados al aire libre (Farmers Market)

Cuando van al supermercado, tu niño sólo ve los productos, y nunca a los agricultores que los producen. Al llevarlo a mercados al aire libre (Farmers’ Market) comprenderá mejor la relación entre el trabajo y el dinero. Invita a tu niño a que te ayude a seleccionar las frutas y verduras y a que pague por los productos. 

Explícale que los agricultores plantaron las fresas, así que ellos pueden decidir cuánto cobrar por ellas. El cliente decide si vale la pena comprarlas por esa cantidad. Coméntale que con las ganancias, los agricultores comprarán más semillas para plantar más fresas. 

5) Busquen y corten cupones

Antes de reciclar toda esa montaña de folletos publicitarios que recibes los domingos, puedes hacer una "fiesta de cupones" con tu niño. Aunque no seas aficionada a los cupones, guárdalos. Pueden ser una herramienta más para enseñarle a tu hijo sobre los ahorros y descuentos. 

Pídele a tu pequeño que una vez que identifique los cupones que pueden servir para las compras de la semana (ésta es una tarea que pueden hacer hasta los niños que todavía no saben leer, simplemente mirando las fotos), los recorte y los guarde en un sobre. La próxima vez que vayan de compras deja que tu hijito se encargue de los cupones. 

Tu niño puede ser (dependiendo de su edad), el "administrador de los cupones" y el "buscador de productos". Tras hacer las compras, hablen sobre el dinero que ahorraron y cómo podrían usarlo. 

publicidad

Pero si no soportas la idea de usar cupones, utiliza la tarjeta de ahorros de tu supermercado. Mientras compran, señálale a tu hijo los productos que tienen precios especiales para los miembros del club de ahorros, y después enséñale en el recibo la cantidad que ahorraron. 

6) Trabajen como voluntarios y hagan donaciones en familia

Para que empiecen a entender el mundo de las finanzas, los niños necesitan comprender que hay personas que poseen más dinero que otras y que los que tienen más pueden ayudar a los que tienen menos. 

Puedes hacer cosas muy sencillas para que tu niño se acostumbre a ser generoso. Por ejemplo, pueden comprar comida y entregarla en una organización benéfica local. O bien, participen en una causa justa en la que tu hijo podría estar interesado. Si le gustan los animales, compra comida y otros artículos, y llévalos al refugio para animales más cercano.

7) Motiva a tu hijo a ganar un poco de dinero

Ganar dinero no sólo es educativo para los niños, sino que también les ayuda a ser responsables. La vieja tradición de vender limonada sigue siendo una buena opción, y además le enseñará a tu hijo a trabajar en equipo. El hermano más grande puede cuidar del dinero mientras que el más joven entrega los vasitos. 

Otras ideas para ganar dinero son: vender juguetes y ropas que ya no les sirven, ayudar a preparar una venta de garaje en familia, y ayudar con labores especiales en la casa. 

publicidad

8) Inscríbanse en una clase

Muchas instituciones financieras ofrecen clases y talleres para niños. Si piensas que tu niño no está interesado las cuestiones financieras, de cualquier manera dale una oportunidad. "Siempre me sorprende ver lo interesados que están los niños en aprender sobre el dinero", dice Mark Hodowanic, quien dirige talleres financieros en una cooperativa de crédito en Estados Unidos. Investiga qué tipo de clases ofrecen en tu banco o cooperativa de crédito. 

9) Marquen una meta de ahorros para la familia

¿Está tu hijo ansioso por ir a Disneylandia? Establezcan una meta a largo plazo y empiecen a guardar dinero en una alcancía. Esto hace que la familia trabaje en equipo. Los niños pueden echar en la alcancía las monedas que te sobran y también contribuir con un poco de su propio dinero de vez en cuando. 

10) Jueguen juntos

La próxima vez que tu hijo te pida permiso para usar la computadora, déjalo que pruebe algunos de los juegos en internet que enseñan a manejar el dinero. Muchas páginas de cooperativas de crédito tienen juegos y otras actividades, como páginas para colorear que puedes imprimir. 

En la actualidad, con tanta tecnología, no muchas personas se acuerdan de los juegos mesa. Sin embargo, juegos como Monopoly o Life, (aunque se refieren a situaciones imaginarias), ayudan a sembrar la noción de ganar dinero, ahorrar y perder. 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad