publicidad

En NY la tasa de deserción entre hispanos y negros sigue siendo altísima

En NY la tasa de deserción entre hispanos y negros sigue siendo altísima

El índice de graduación de secundaria subió en 2015 pero sobre 14,000 estudiantes dejaron sus estudios, según el Departamento de Educación estatal

graduacion

Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela

En la educación, muchos de los progresos van a la par de una gama de situaciones que requieren atención.
En el estado de Nueva York, esa realidad se refleja a través de los datos más recientes de la tasa de graduación de secundaria. Según el Departamento de Educación estatal, el porcentaje de graduación de secundaria en el estado de Nueva York en 2015 subió a 78.1% pero este continúa debajo de la tasa nacional de 82.3%.

Según informó el Departamento de Educación estatal, este índice de graduación de cuatro años -que toma en cuenta a los estudiantes que entraron a noveno grado en 2011- es 1.7 puntos porcentuales más alto que el de 2014.

Pero la noticia de la ganancia tiene una contraparte.

Aproximadamente 14,590 estudiantes -casi 7% de ese grupo de estudiantes que inició la escuela secundaria en 2011- abandonaron los estudios. De acuerdo con el Departamento de Educación, 62% de estos jóvenes son hispanos o negros, 64% provienen de hogares económicamente desfavorecidos y 58% son varones.

En este grupo de 2011, solo 50% de estudiantes con discapacidad se graduaron en el marco de cuatro años. Asimismo, la tasa de graduación de los estudiantes hispanos y negros se queda atrás en contraste a la de sus pares blancos. Mientras 88% de los alumnos blancos se graduaron en junio de 2015, apenas 65% de los hispanos y negros obtuvieron su diploma de secundaria, reza el comunicado del Departamento de Educación.

publicidad

Ante estos números que reflejan una compleja realidad que habla de oportunidades dispares entre la comunidad estudiantil, el Departamento de Educación le propuso a la Junta de Regentes tomar una serie de medidas para que todos los estudiantes –especialmente aquellos con discapacidad, los que aprenden inglés (en inglés, English language learners o ELLs y aquellos que pudiesen ser propensos a abandonar los estudios- puedan obtener su diploma de la escuela secundaria al tiempo que se les evalúa con los rigurosos estándares académicos del estado.

Para ello, el Departamento de Educación propone ampliar el rango de puntuación para estudiantes que deseen apelar el resultado que obtuvieron en el examen Regent, una prueba requerida por el Departamento de Educación estatal. Otra propuesta es diseñar una nueva vía de la graduación a Career Development and Occupational Studies, un credencial estatal que valida la preparación y las destrezas de los estudiantes para el mundo laboral.

“Sabemos que la tasa de graduación pudiese ser más alta si a los estudiantes se les ofrece la opcion de cumplir con nuestros estándares en una manera diferente. No se trata de que cambiemos nuestros estándares sino de proveer otras avenidas para que los estudiantes prueben lo que saben para que puedan graduarse”, expuso la comisionada del Departamento de Educación del estado de Nueva York, MaryEllen Elia.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad