publicidad

Consejos para no ponerse nervioso en los examenes

Consejos para no ponerse nervioso en los examenes

El conocimiento será la mejor herramienta para tu hijo pero también es importante que se sienta física y mentalmente preparado.

Consejos para no ponerse nervioso en los examenes 11758a518eea4db593de6c...

Cómo estar listos

Se acercan las primeras fechas del examen SAT, donde tu hijo será evaluado con una  prueba general de razonamiento verbal y cuantitativo.

Con estos exámenes, se mide lo que el alumno aprendió en la escuela y la capacidad que tiene de aplicar dichos conocimientos mismos que utilizará en sus estudios superiores. La evaluación consiste en lectura crítica, redacción y matemáticas.

El peso de esta prueba puede poner ansioso a tu hijo y no existe peor enemigo en un examen que los nervios, así que te recomendamos que antes de la prueba tomes esto en cuenta para asesorarlo.

Es muy importante que tus hijos tengan el mayor conocimiento posible del examen, y estén familiarizados con el tipo de preguntas del SAT, y las instrucciones para realizarlo.

publicidad

Visita el Centro de Preparación para el SAT (SAT Preparation CenterTM) en el sitio Web http://www.collegeboard.com. Existen varios apartados que le serán de gran ayuda a tu hijo  para practicar, como La pregunta oficial del SAT del día. También puede someterse a un examen de práctica completo sin costo.

Además, el día antes del examen, deben:

Comprobar que tienen todos los materiales necesarios, como calculadora, lápices No. 2 y goma de borrar, el Boleto de Admisión, y una identificación con fotografía, expedida por el gobierno o la escuela.

Comprobar la ruta que conduce al centro donde se examinarán, y conocer las entradas que deberán utilizar el día del examen.

Dormir la cantidad de horas necesarias, y tratar de mantener el examen en perspectiva. El SAT es sólo uno de los factores que analizan las instituciones de educación superior a la hora de considerar las solicitudes de admisión.

Existen técnicas de relajación que pueden serle de gran ayuda: la respiración abdominal, tensar y relajar los músculos, escuchar música, salir a dar un paseo, etc.

Aun a riesgo de pecar de optimismo, siempre es mejor decir "me va a ir muy bien", ayuda a tu hijo a mantener una actitud positiva.

Recomiéndale a tu hijo que ya durante el examen, hay que leer los enunciados de las preguntas con atención y, una vez más, planificar el tiempo.

publicidad

Si está nervioso durante la prueba es preferible "perder" un par de minutos y respirar profundamente antes de lanzarnos a contestar a la desesperada.

Hay que recordar sobre todos los puntos que sin estudio no hay buenos resultados y que la manera de estar más tranquilo es estando preparado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad