publicidad

¿Cómo pueden los padres presionar por cambios en las escuelas locales?

¿Cómo pueden los padres presionar por cambios en las escuelas locales?

Si quieres lograr un cambio en la escuela de tu hijo, tienes que hacer tu tarea. Los cambios no llegan solos, sino que hay que trabajarlos.

Si quieres lograr un cambio en la escuela de tu hijo, tienes que hacer tu tarea. Los cambios no llegan solos, sino que hay que trabajarlos, y requieren que varios padres, y si es posible maestros y directores, empujen en la misma dirección con el mismo objetivo.

¿Por qué razón querría usted un cambio en la escuela de su hijo? Si las escuelas son administradas y operadas por expertos, ellos sabrán lo que es mejor para su hijo ¿no? Se equivoca, hay muchas razones para impulsar cambios en los planteles, y estas son algunas:

- Para mejorar la salud de los estudiantes.

- Para mejorar la educación.

- Para cumplir con las necesidades de ciertos grupos.

- Para mejorar el ambiente y la cultura en la escuela y en el salón de clases.

- Para proteger de peligtos a estudiantes, facultad y empleados.

- Para salvaguardar los derechos de los estudiantes.

- Para responder a una necesidad de la comunidad.

Tomemos como ejemplo un caso sencillo: El papá Juan Pérez, y su esposa, María, van a una reunión de padres y maestros, y estando en la escuela se dan cuenta de que han colocado máquinas de refrescos y de comida chatarra en todos los pisos.

Juan y María están preocupados: Se han esforzado en enseñarle a su hijo a comer cosas nutritivas porque están conscientes de que en el país hay una epidemia de obesidad.

De hecho, uno de cada tres niños está en sobrepeso en Estados Unidos, según las estadísticas, y de esos, los niños hispanos son los que más tendencia tienen a estar obesos.

publicidad

Pues bien, Juan y María se dan a la tarea de sacar las máquinas de las escuelas, o al menos que en las máquinas se vendan alimentos nutritivos, jugos, agua, frutas.

El padre y madre, sin embargo, se encuentran con un importante obstáculo: La escuela de su hijo obtuvo $50 mil el año pasado entre las concesiones de las máquinas y las ventas de refrescos. Son $50 mil para comprar equipo, uniformes o material educativo. Dinero que la escuela no obtendría del distrito escolar, pero ni soñando.

¿Cómo Juan y María podrían enfrentar el reto y comenzar a gestar un cambio en la escuela?

Primero tenga en cuenta lo siguiente: Las escuelas privadas, en donde los padres pagan por la educación y pueden retirar a sus hijos en cualquier momento, son más fáciles de presionar que las escuelas públicas, con reglamentos ya establecidos y leyes que cumplir.

El primer paso es reunir sus fuerzas: En la unión está la fuerza, y mientras más personas presionen hacia un fin, más posibilidades de éxito. Considere involucrar en su causa a personas que se sientan como usted y que tengan intereses en la escuela:

- Alumnos

- Padres de familia

- La junta escolar

- Supervisor escolar

- Otros empleados administrativos escolares

- Maestros

- Grupos específicos afectados por el cambio propuesto, como hispanoamericanos, por un programa bilingüe del español, por ejemplo

publicidad

- Grupos de interés en el tema tratado por el cambio propuesto, como sería la policía para un programa de prevención de la violencia o profesionales de la salud para una iniciativa de comida saludable en las escuelas.

- Ciudadanos interesados

La mayoría de los sistemas escolares y de las escuelas son jerárquicas, tienen claro, cuando menos para ellos mismos, la cadena de mando y se debe seguir esa cadena para comunicarse con el sistema. En Estados Unidos, normalmente, los eslabones de esa cadena son (de arriba hacia abajo):

- La junta escolar

- El supervisor escolar

- Sub-supervisores

- Otros administradores de todo el sistema (coordinadores de planes de estudio, deportivos, de educación especial, de negocios, instalaciones)

- Directores

- Maestros y otros empleados profesionales (enfermeras, consejeros y psicólogos, entrenadores)

- Empleados de apoyo y mantenimiento

¿Cuándo tratar de cambiar las políticas escolares?

Los cambios debieran intentarse, por supuesto, cuando sean necesarios, pero algunas veces se presentan oportunidades especialmente buenas.

1. Antes del inicio de un nuevo año escolar. Una vez que la escuela entra en labores es difícil convencer a la junta escolar, los administrativos o al personal de cambiar lo que están haciendo o para que generen una nueva política. Es mucho más fácil efectuar un cambio si se empieza mucho antes de que se quiera que el cambio se efectúe.

publicidad

2. Cuando hay una necesidad obvia. Cuando las aulas están rebosantes de alumnos que no hablan bien el idioma dominante o cuando muy pocos pasan el examen estatal de matemáticas, es más fácil convencer a las escuelas para que analicen la situación y cambien las políticas para enfrentarlo.

3. Cuando surge una situación que hace obvia una necesidad. Cuando estalla un caso de acoso sexual en la escuela, esto puede hacer que otros alumnos se presenten y expongan un problema del que las autoridades escolares no estaban al tanto o habían ignorado. La comunidad e idealmente las escuelas también, pueden ver esto como una oportunidad para cambiar la política para proteger a los alumnos.

4. Cuando la junta escolar o miembros del personal hacen algo que parece lo opuesto a una buena política educativa. Los ejemplos pueden ser una mala decisión académica, como eliminar un curso de lengua extranjera en la preparatoria, mal uso de fondos, discriminación racial obvia, conducta pésima y grotesca o el encubrimiento o pasar por alto dicha conducta.

5. Cuando existe una amenaza clara en contra de la salud, seguridad, etc., de los estudiantes o el personal. Ésta puede ser la oportunidad de implementar las políticas sobre no fumar o los detectores de metales.

6. Cuando los derechos básicos de los alumnos, padres de familia o maestros se ven amenazados. Las políticas escolares pueden estar en contra de las leyes vigentes o puede no haber políticas que gobiernen la situación presente. Si la libertad de expresión de los alumnos está siendo pisoteada, si los maestros están siendo degradados o despedidos por expresar opiniones impopulares o críticas, si los deseos de la mayoría de los padres de familia para sus hijos se ignoran sistemáticamente, probablemente exista apoyo para el cambio de la política.

publicidad

Esta guía es cortesía de la Caja de Herramientas Comunitarias

Si necesita más información, y un plan completo para logra cambios en su escuela o en su comunidad, visite la Caja de Herramientas Comunitarias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad