publicidad
Los datos son información útil para los padres y las escuelas.

Blog: Datos, para bien de los estudiantes

Blog: Datos, para bien de los estudiantes

Las escuelas exitosas saben que el uso de datos es una herramienta para apoyar el trabajo de educadores y padres para luchar por el logro académico.

Los datos son información útil para los padres y las escuelas.
Los datos son información útil para los padres y las escuelas.

Según el Washington Post, los padres y activistas comunitarios en Maryland, Virginia, y Washington D.C. pronto tendrán acceso a datos educativos vitales tales como el crecimiento  de las puntuaciones en pruebas estandarizadas, tasas de graduación, y evidencia de que las escuelas de hecho preparan a los estudiantes para la universidad y la carrera.  

Son excelentes noticias.  Para mí, la palabra "datos"representa mucho más que meros números, inscritos en informes para cumplir con reglas gubernamentales.  Pienso en los datos más bien como información útil para los padres y las escuelas. Información que equipos de educadores dedicados pueden usar para hacer que sus esfuerzos cotidianos sean más efectivos.  Visto de este modo, no se trata del dato por el dato mismo sino del dato por los estudiantes y su aprendizaje.  Escuela por escuela, estudiante por estudiante, día por día.   

publicidad

Permítanme ilustrar esta idea con un ejemplo del distrito al que asisten mis hijos.   La escuela secundaria Washington-Lee, en Arlington, Virginia, es reconocida por muchos como una "buena escuela".  Tiene una oferta robusta de cursos avanzados, incluyendo tanto el currículo de Ubicación Avanzada (AP) como el de Bachillerato Internacional (IB.) Sus tasas de graduación están por encima de los promedios nacionales, estatales y de distrito.  Comparada con otras jurisdicciones, tiene un por ciento relativamente bajo de maestros inexpertos.  La escuela aparece regularmente en la lista de las “100 mejores escuelas secundarias en Estados Unidos” que publica la revista Newsweek anualmente.

Los adultos que trabajan en esa escuela saben muy bien, sin embargo, que no basta con descansar sobre los laureles de su buena reputación. Constantemente buscan formas de usar los datos para identificar y atender obstáculos para el logro académico de todos sus estudiantes.  De modo que cuando el Superintendente del distrito, Pat Murphy, y el director de la escuela, Gregg Robertson, se reunieron una mañana de otoño en 2010, estaban discutiendo datos.  En este caso, discutían las tasas de graduación.  La tasa reportada para el grupo que entró a noveno grado en el 2005 era de 84.3 por ciento. ¿Qué tal identificar y ayudar a los seniors en riesgo de no graduarse antes de que fuera demasiado tarde?

publicidad

De regreso en la escuela, Robertson se reunió con su equipo de consejeros.  Sacaron transcripciones de créditos e informes de notas.  Con esos datos, lograron identificar 20 seniors que muy probablemente no se graduarían con su clase y acabarían necesitando escuela de verano.  “El problema es que nuestros datos también nos indicaron que muchos seniors en esa situación tampoco terminan la escuela de verano, y dejan la escuela por completo.” Decidieron no esperar al verano: Mejor comenzar a trabajar con esos estudiantes de inmediato.  

Así nació el "Proyecto Piloto del Tercer Periodo". Buscaron a los 20 estudiantes, los ayudaron a modificar sus horarios de clases para que pudieran tomar los cursos que necesitaban y ubicar el que estaban fracasando en el tercer periodo diario, para obtener ayuda adicional en una de tras materias clave: inglés, matemáticas o gobierno.

Para el tercer periodo seleccionaron tres maestros, uno para cada una de las materias que los seniors estaban fracasando.  Rosa Reyes, Kevin Clark, y Wendy Taylor tienen una reputación como maestros efectivos y comprensivos. "Queríamos maestros dispuestos a establecer una relación especial con los estudiantes, maestros con esa historia de andar la milla extra", me explicó Jessica Baith, directora de consejería en la escuela.      

"En el salón de clases, trabajamos en cosas como organización: los ayudamos a hacer calendarios diarios y semanales, y a establecer puntos de referencia como metas” dice Reyes, la maestra de inglés.  “También intentamos demitificar un poco la relación con el personal escolar, que los estudiantes lograran estar más cómodos en su comunicación con maestras y consejeras, más efectivos obteniendo la ayuda que necesitaban".  Los tres maestros tomaban nota de los éxitos de los estudiantes, y esto ayudaba a aumentar la motivación. "Algunos de estos chicos aumentaron dos niveles de nota en un periodo corto de tiempo", cuenta Reyes.   

publicidad

Al final los 20 seniors del programa piloto  se graduaron.  Solamente uno de ellos necesitó escuela de verano para hacerlo. Es un buen resultado, y Robertson y su equipo de trabajo planifican repetir el programa este año, con algunas modificaciones.  Saben, por ejemplo, que esta intervención particular podría hacerse más temprano en el año escolar.  Trabajarán con programas existentes, y desarrollarán iniciativas nuevas, para atender el riesgo académico desde el primer año de secundaria.  Y, por supuesto, continuarán usando datos para definir, mover y evaluar sus esfuerzos.  

Las escuelas exitosas saben que el uso de datos no es una especie de proceso místico que llevan a cabo solamente los expertos, ni un evento ocasional con el único propósito de cumplir con la reglamentación burocrática.  Es mucho más que eso.  Es una herramienta para apoyar el trabajo cotidiano de los educadores, padres, y de todas las personas que luchan por mejorar el logro académico de nuestros estudiantes.

El tipo de trabajo que hacen aquellos a quienes verdaderamente les importan nuestros niños.

---------

Para más información sobre la disponibilidad y uso de datos educativos, vea el folleto “Los padres quieren saber”, muy pronto disponible en español.  ¡Y no olvide suscribirse a Cerrando Brechas, darle “Like” a Cerrando Brechas en Facebook, y seguir nuestras noticias en CerrandoBrechas en Twitter!

publicidad

NO OLVIDES DEJAR TUS PREGUNTAS EN EL ÁREA DE COMENTARIOS PARA QUE LAS CONTESTE LA EXPERTA.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad