publicidad

Blog: Caminos claros hacia la educación superior

Blog: Caminos claros hacia la educación superior

Expertos ofrecen recomendaciones para mejorar las rutas para la educación superior.

Por: Rima Brusi

Mi familia se está ajustando a las rutinas del nuevo año escolar.  El martes pasado, perdimos el autobús, de modo que llevé a mi hijo menor a kínder en el auto.  A mitad de camino me detuve en el PARE de una intersección, pero la única forma de ver si venían otros vehículos y si en efecto estaba claro el camino para cruzar  era acercarme a la esquina, bloqueando parte del cruce peatonal.   No vi a nadie cruzando, así que me acerqué.

Y entonces lo vi.  Un hombre agitado, de estatura alta y manos enormes,  que lanzaba gestos y palabras iracundas en mi dirección.  Sorprendida, respondí con un contrito “¡Lo siento!”, pero el individuo no se calmaba.  Crucé finalmente la intersección, un poco temblorosa aún con el encuentro.

El diseño de esa intersección hace imposible que un conductor pase al otro lado de manera segura sin interferir con el cruce peatonal.  Sin embargo, este señor estaba ofendido conmigo, no con el departamento de vehículos de motor, ni con los ingenieros que diseñaron la carretera.  

El problema, en otras palabras, era estructural. Las consecuencias, sin embargo, fueron personales.

El incidente me recuerda los problemas de nuestro sistema educativo.  La inequidad educativa es también un resultado, con consecuencias muy personales, de estructuras y sistemas que consistentemente le fallan a aquellos que se supone que estén sirviendo.  

publicidad

Que le dan menos y peores oportunidades educativas a las poblaciones que más las necesitan.

Un informe reciente de The Education Trust-West (ETW) describe por ejemplo cómo los jóvenes californianos de escasos recursos, y aquellos que pertenecen a grupos como los afroamericanos y los latinos, tienden a ser ubicados en currículos “técnicos” y “de carrera” (CTE-career and technical education.)  Las electivas de carrera no son necesariamente problemáticas: el problema surge cuando están acompañadas (y con frecuencia lo están) por cursos académicos de menor rigor y peor contenido que los que toman otros estudiantes.  Muchos estudiantes latinos y afroamericanos así ubicados en ese estado no reciben los cursos que necesitan para poder solicitar a la universidad.

Si queremos más estudiantes graduándose de la universidad (y sí que los necesitamos) entonces tenemos que restructurar las rutas educativas. La Dra. Linda Murray, superintendente-en-residencia en ETW, dice que los distritos tienen que comprometerse con la necesidad de proveerle oportunidad educativa a todos sus jóvenes.  “Tienen la responsabilidad de asegurarse de que todos los estudiantes estén preparados para abrir las puertas que se les presenten, incluyendo aquellas que conducen a una educación universitaria.”  

Esto implica que nuestros jóvenes tengan acceso a las destrezas, conocimiento, y cursos que necesitan para universidad y carrera. Y requiere deconstruir los sistemas que fuerzan a tantos estudiantes, por razones de raza, lenguaje, etnia o estatus económico, a tomar versiones livianas de cursos cruciales para aspirar y tener éxito en la universidad, como inglés y matemáticas.

publicidad

Por supuesto que esto no ocurre solamente en California.  Como el hombre que me culpaba a mí  por una intersección mal diseñada, a través de todo el país muchos culpan, diariamente, a  jóvenes que han sido sistemáticamente sometidos a poca oportunidad educativa de  tener “poca habilidad académica” o  “falta de interés.”  Y estas ideas erróneas desembocan en decisiones tales como poner en educación especial a un niño hispano de siete años que sencillamente necesita ayuda para aprender el idioma, o mover a una jovencita hispana de 14 años a un “track de carrera” donde aprende  mucha cosmetología, pero poca matemática, o inglés.

Concientes de todo esto, qué podemos hacer las madres y padres latinos?  Nuestros amigos de ETW nos sugieren empezar con lo siguiente:

Averigüe si su hija está siguiendo un currículo o programa particular en la escuela, especialmente en la escuela superior.  Estos programas  pueden variar en nombre y contenido según la escuela y el estado.  Haga preguntas hasta que entienda bien.  Si es necesario, solicite un intérprete.  No tenga pena ni miedo: Usted tiene derecho a saber.

Conozca los requisitos de graduación y los de admisión a la universidad que tiene su estado.  A veces son distintos, y los de graduación de escuela superior suelen ser menores que los de admisión a la universidad.  Prepárese para presionar en la escuela y en la casa, de modo que su hijo reciba cursos y educación por encima de los requisitos mínimos, y de que tome los cursos necesarios para mantener abierta la puerta a una educación universitaria en caso de que decida solicitar en el futuro.  

publicidad

Déjele saber a todos en la escuela (maestros, consejeros) que usted tiene altas expectativas.  Que usted desea que su hijo se gradúe listo para solicitar y tener éxito en la universidad. 

Tenemos que remover los obstáculos estructurales que dificultan el éxito futuro de nuestros hijos.  Ellos necesitan un camino claro y visible a la universidad.  Y nosotros, como padres, tenemos derecho a exigirlo.  

-------

Pulse aquí para leer o bajar el informe.  Busque @CerrandoBrechas en  Twitter y Cerrando Brechas en Faceboook.  ¡Y comparta su historia aquí, en los comentarios!

NO OLVIDES DEJAR TUS PREGUNTAS EN EL ÁREA DE COMENTARIOS PARA QUE LAS CONTESTE LA EXPERTA.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad