publicidad
Desde mayo, 302 escuelas son elegibles para aceptar vouchers en Indiana. De las 27 escuelas que tienen políticas anti-LGBT, 19 afirman que pueden negarse a admitir o expulsar a estudiantes dada su orientación sexual o identidad de género por motivos religiosos.

El programa de 'vouchers' para ayudas escolares más grande del país destinaba 16 millones de dólares a centros con políticas anti-LGBT

El programa de 'vouchers' para ayudas escolares más grande del país destinaba 16 millones de dólares a centros con políticas anti-LGBT

Una investigación reveló que aproximadamente una de cada 10 escuelas de vouchers en Indiana tiene una política que sugiere o declara públicamente que discrimina a los estudiantes LGBT.

Desde mayo, 302 escuelas son elegibles para aceptar vouchers en Indiana....
Desde mayo, 302 escuelas son elegibles para aceptar vouchers en Indiana. De las 27 escuelas que tienen políticas anti-LGBT, 19 afirman que pueden negarse a admitir o expulsar a estudiantes dada su orientación sexual o identidad de género por motivos religiosos.

Una escuela cristiana en Bloomington, Indiana, llamada Lighthouse Christian Academy, fue noticia recientemente por prometerles a sus estudiantes una excelente educación "bíblicamente integrada", a menos de que se identificaran como lesbianas, gays, bisexuales o transgénero. Esta escuela recibió más de 650,000 dólares en fondos públicos el año pasado a través del programa de vouchers del estado.

Read this story in English on Chalkbeat

¿Por qué es esto importante? ¿Qué significa que haya usado vouchers? Un voucher es un apoyo financiero directo que ayuda a una familia a pagar la matrícula en un colegio privado, desde preescolar hasta 12º grado. Todos los vouchers subsidian matrículas con dinero de impuestos.

Sus defensores dicen que los vouchers son una manera de ayudar a los niños a asistir a escuelas no públicas. Sus detractores consideran que los vouchers le quitan financiación y apoyo necesarios a la educación pública.

Por esto, la política de admisiones de Lighthouse ha hecho de la escuela el foco de un creciente debate nacional: ¿las escuelas privadas que discriminan a los alumnos por su orientación sexual o identidad de género deben recibir dinero de los impuestos?

A medida que se intensifica este debate, ni siquiera queda claro cuántas escuelas tienen políticas como la de Lighthouse.

publicidad

Chalkbeat intentó averiguar. En Indiana, más de 34,299 estudiantes usaron vouchers para asistir a escuelas privadas el año pasado, lo que lo convierte en el programa de este tipo más grande en el país. También es un programa que la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, ha aplaudido, lo cual significa que Indiana nos da una idea útil de cómo podría ser la expansión nacional de los vouchers, encabezada por DeVos.

Nuestra investigación reveló que aproximadamente una de cada 10 escuelas de vouchers en Indiana tiene una política que sugiere o declara públicamente que los estudiantes LGBT no son bienvenidos. En conjunto, las 27 escuelas recibieron más de 16 millones de dólares en fondos públicos por participar el año pasado.

Muchas escuelas religiosas privadas también están acreditadas por un grupo que las asesora sobre cómo alejar a los estudiantes LGBT. Dado que casi el 20% de las escuelas no divulgan sus políticas de admisión, el verdadero número de escuelas con políticas contra los estudiantes LGBT es incierto.

"Estas conclusiones probablemente se quedan por debajo de la cifra real", dijo Steve Suitts, un profesor que ha investigado la discriminación contra estudiantes LGBT en el programa de vouchers de Georgia.

Sin embargo, Chalkbeat no encontró políticas públicas discriminatorias en la inmensa mayoría de las escuelas. De hecho, muchas tenían regulaciones para proteger a los alumnos ante la discriminación por la orientación sexual.

Escuelas de Indiana que aceptan vouchers según sus políticas Anti LGBT.
Escuelas de Indiana que aceptan vouchers según sus políticas Anti LGBT.


Legalmente, a las escuelas privadas se les permite rechazar a los estudiantes LGBT y muchos proponentes de los vouchers dicen que es importante darles a las familias la opción de asistir a escuelas que puedan inspirarles a los estudiantes sus "valores religiosos".

No hay leyes federales que protejan explícitamente a los estudiantes LGBT de la discriminación en las escuelas, y ningún programa estatal de vouchers ofrece sus propias protecciones basadas en la orientación sexual. (A los estudiantes generalmente se les protege contra la discriminación por la raza y el origen nacional).

Pero mientras DeVos presiona a favor de una expansión nacional de los programas de vouchers, también ha enviado mensajes contradictorios sobre la discriminación. Está mal "en cualquiera de sus formas", ha dicho. Pero cuando fue cuestionada por senadores sobre el tema en junio, utilizó la misma respuesta 14 veces: "Las escuelas que reciben fondos federales deben seguir la ley federal".

publicidad

Las cifras

Desde mayo, 302 escuelas son elegibles para aceptar vouchers en Indiana. De las 27 escuelas que tienen políticas anti-LGBT, 19 afirman que pueden negarse a admitir o expulsar a estudiantes por su orientación sexual o identidad de género por motivos religiosos.

Seis escuelas exigen que los padres afirmen que "el comportamiento homosexual", entre otros temas, "es pecaminoso y ofensivo para Dios", y dos escuelas limitaron el uso de los baños según el sexo biológico.

Una de cada 10 escuelas de vouchers en Indiana tiene una política que sugiere o declara públicamente que los estudiantes LGBT no son bienvenidos.

La gran mayoría de las escuelas privadas de Indiana que aceptan vouchers no mencionan el género o la sexualidad en sus políticas escolares o en sus manuales. Chalkbeat contactó a las más de 60 escuelas que no comparten ninguno de esos documentos en línea para discutir sus políticas.

Otras 27 escuelas ofrecen protecciones específicas para los estudiantes LGBT. (Usted puede explorar estas políticas por escuela, condado y ciudad aquí).

Las políticas en la práctica

La Victory Christian Academy, en la región del noroeste de Indiana, está entre las escuelas que tienen una política de admisiones pública y explícitamente discriminatoria. Esta recibió 630,000 dólares por inscribir a 160 estudiantes que utilizaban vouchers el pasado curso escolar.

publicidad

El manual de la escuela dice que se reserva el derecho a negar la admisión o a expulsar un estudiante "si el ambiente o la conducta dentro de un domicilio particular o las actividades del estudiante" traspasan ciertos límites, los cuales incluyen la ‘actividad LGBT’.

Sin embargo, un ex administrador de Victory dice que ningún estudiante ha sido rechazado en ningún momento por su sexualidad. Describió la política como una advertencia destinada a reducir los conflictos.

Una de cada 10 escuelas de vouchers en Indiana tiene una política que su...
Una de cada 10 escuelas de vouchers en Indiana tiene una política que sugiere o declara públicamente que los estudiantes LGBT no son bienvenidos.


"No estamos tratando de evitar que venga nadie a nuestra escuela", dijo Tony Clymer. "Sólo estamos tratando de dejar claro qué tipo de escuela somos, todo aquello que valoramos y atesoramos".

"Si eso no coincide con su familia", añadió, "preferiríamos saberlo por adelantado, en lugar de que su estudiante esté aquí y nos enteremos más tarde".

Los administradores de la Lakeland Christian Academy, que tiene una política similar a la Victory, le dijeron a Chalkbeat – y Lighthouse previamente le dijo al Indianapolis Star – que su escuela nunca le había rechazado la admisión a un estudiante porque éste se identificara como LGBT.

La inscripción en estas instituciones a menudo se presenta como un acuerdo mutuo, es decir, que se supone que los estudiantes que asisten a ellas están de acuerdo con cada aspecto de la misión de la escuela.

publicidad

"Es nuestro papel trabajar en conjunto con los hogares para moldear a los estudiantes a semejanza de Cristo. Si su objetivo no es ser como Cristo, esta escuela no es para usted", dijo Clymer. "Sería como enviar a su hijo a una escuela especializada en artes cuando su hijo no tiene ningún deseo de estudiar artes".

¿Qué sucede si un estudiante que ya está inscrito comienza a cuestionar su sexualidad o género?

Joy Lavender, administradora de Lakeland el año pasado, dijo que en ese caso un consejero de orientación hablaría con el estudiante y que la escuela se pondría en contacto con sus padres para determinar qué acciones tomar.

"Nuestro objetivo aquí en Lakeland no es necesariamente 'si haces algo malo, te expulsamos'", dice Lavender. "Nuestros motivos de expulsión por alguna infracción serían porque sentimos que ese estudiante no puede ser restaurado o salvado o se muestra muy negativo hacia nuestras creencias".

Lavender observó que algunos estudiantes de Lakeland han cuestionado su sexualidad, pero "nunca se convirtió en un problema, por lo tanto, se graduaron de aquí".

La mentalidad es la misma que en Victory, donde Clymer dijo que hay estudiantes que cuestionan su sexualidad "cada año, todo el tiempo". La respuesta de la escuela es alentar a los estudiantes a asumir su papel, el cual, según ellos, se encuentra en la Biblia y se define como contraer matrimonio entre un hombre y una mujer.

publicidad

Cuestión de principios

Las academias Lakeland, Lighthouse y Victory Christian tienen algo en común: su acreditación.

Más de la mitad de las escuelas, 14 de las 27, con políticas contra los estudiantes LGBT fueron acreditadas por la Asociación Internacional de Escuelas Cristianas (ACSI, por sus siglas en inglés), que tiene más de 3,000 escuelas afiliadas en Estados Unidos. Este grupo a favor de la elección de escuela les ofrece a sus miembros un manual titulado "Medidas que su escuela puede tomar al lidiar con problemas homosexuales".

Véalo usted mismo: Una comparación directa de una de las normas sugerida...
Véalo usted mismo: Una comparación directa de una de las normas sugeridas de ACSI y una de sus escuelas asociadas en cuanto a los estudiantes LGBT.


El libro sugiere que las escuelas digan que pueden rechazar admitir o expulsar a un alumno por "participar en, apoyar o tolerar la inmoralidad sexual, las actividades homosexuales o bisexuales". En la mayoría de los casos, las escuelas asociadas de ACSI utilizaron el mismo lenguaje y redacción.

El manual recomienda también que las escuelas pidan una referencia de un pastor. Si "un padre de un niño pequeño indica que él o ella lleva un estilo de vida homosexual", les recomiendan a los funcionarios de las escuelas decirles a los padres que le negaron la admisión a su hijo.

Joven transgénero tiene un mensaje para las familias: "Acepten a sus hijos" Medio Tiempo


Si una escuela y un estudiante se encuentran en una "posición incomoda" en cuanto a la orientación sexual o identidad de género, el manual le recomienda a la escuela "cancelar la inscripción", en lugar de expulsar al estudiante para evitar problemas legales.

A pesar de los consejos del manual, el director de ACSI para asuntos jurídicos y legislativos dijo que esperaba que las escuelas fueran un lugar seguro para niños que se cuestionan su sexualidad.

"Nos gustaría que supieran que pueden hablar con sus profesores o las autoridades escolares acerca de estas cosas y que ellos pueden ayudarles", dijo Tom Cathey.

Treinta y tres de las escuelas asociadas de ACSI son elegibles para recibir vouchers el próximo otoño, lo que lo convierte en el segundo mayor grupo religioso de acreditación entre las escuelas en el programa de vouchers de Indiana. El mayor acreditador religioso en Indiana es la Asociación Nacional para la Educación Católica (NCEA, por sus siglas en inglés), con 110 escuelas y el grupo adopta un enfoque diferente cuando se trata de estudiantes LGBT.

publicidad

Ninguna de las escuelas que se asocian a NCEA publicó políticas contra estudiantes LGBT en sus sitios web, y 12 de sus escuelas ofrecían protecciones para estudiantes LGBT en forma de políticas contra el acoso escolar o el acoso sexual. (La directora de relaciones públicas del grupo, Margaret Kaplow, dice que la NCEA "no hace lobby a favor ni en contra de políticas de ningún tipo").

Políticas de escuela según el grupo religioso acreditador
Políticas de escuela según el grupo religioso acreditador


Roncalli High School es una de las escuelas de NCEA que le ofrece protecciones a sus estudiantes LGBT. La política contra el acoso de esta escuela católica de Indianápolis afirma que "no se permitirá ninguna expresión, comportamiento o lenguaje racista, sexista u homofóbico".

Su codirectora de orientación, Shelly Fitzgerald, dijo que Roncalli tiene la intención de proporcionar un entorno positivo para todos los estudiantes, incluidos aquellos que se identifican como LGBT.

"Nosotros aconsejamos a todos los chicos de la misma forma, en cuanto a relaciones y las cosas por las que pasan – heterosexuales, bisexuales o los que se cuestionan", dijo Fitzgerald. Si los estudiantes no se sienten cómodos hablando con los orientadores académicos, dijo, pueden ser remitidos a un trabajador social de la escuela o a grupos de apoyo externos, como el Indiana Youth Group.

publicidad

Aun así, existen restricciones en algunas de las escuelas afiliadas a NCEA sobre cuán abiertos pueden ser los estudiantes en cuanto a su orientación sexual. Tres definen las parejas de los estudiantes como miembros del sexo opuesto cuando hablan de los bailes escolares o del baile de graduación en sus manuales.

Ambigüedad y política

La gran mayoría de las escuelas en Indiana no mencionan a los estudiantes LGBT en sus políticas.

Suitts dijo que piensa que el reciente foco mediático ha empujado a los directores y las juntas escolares a ser menos claros en este aspecto.

"Antes, había una mayor tendencia de los directores a ser más retóricos o comunicativos, incluso aunque no tuvieran una política explícita sobre si aceptaban a estudiantes homosexuales", dijo Suitts. "Pero la decisión de la Corte Suprema y el litigio, todas las discusiones que hay, los han vuelto mucho más obtusos públicamente en cuanto a esta cuestión".

No obstante, los partidarios de la elección de escuela dicen que los diferentes sistemas de creencias son los que hacen importante la elección de escuela – aun cuando algunos estudiantes se queden fuera.

"Me parece abominable que haya escuelas que digan que los niños que son homosexuales no son bienvenidos en sus instalaciones", dijo Mike Petrilli, presidente del Thomas B. Fordham Institute, que aboga por la elección de escuela.

Muchas escuelas religiosas privadas también están acreditadas por un gru...
Muchas escuelas religiosas privadas también están acreditadas por un grupo que las asesora sobre cómo alejar a los estudiantes LGBT.


"Pero si creemos en un sistema pluralista, entonces tiene que haber espacio – una vez más, para algo que me parece aborrecible – para ser parte de esto, si creemos que es importante para los padres, especialmente los padres de bajos ingresos y de clase trabajadora, tener diferentes opciones".

Suzanne Eckes, una profesora que ha investigado la discriminación en los programas de vouchers de escuelas privadas, dijo que permitir que algunas escuelas discriminen a los estudiantes LGBT sobre la base de la religión no es diferente a la discriminación racial.

"La gente te dice que simplemente no solicites ingresar a esas escuelas", dijo Eckes. "Y eso no me gusta, porque eso mismo dijimos en las décadas de los cincuenta, los sesenta, los setenta y los ochenta sobre los niños negros".

publicidad

Aunque DeVos ha prometido revelar una iniciativa nacional de elección de escuela, les toca a los estados decidir si las escuelas privadas que reciben fondos públicos pueden discriminar por la orientación sexual – una decisión que, según ha planteado la secretaria de Educación, debería seguir realizandose a nivel local.

Chalkbeat es una página de noticias sin ánimo de lucro que cubre los cambios en las escuelas públicas.


11 pasos a tomar cuando los hijos se marchan a la universidad
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad