publicidad
La mitad de la población estudiantil en las escuelas públicas actualmente está compuesta por minorías, sin embargo sólo 18% de los maestros en la profesión docente son personas de color.

Una población estudiantil diversa requiere una fuerza laboral diversa

Una población estudiantil diversa requiere una fuerza laboral diversa

La población estudiantil está cambiando, cada vez es más diversa, y nuestra nación no ha hecho lo suficiente para que pase lo mismo con la fuerza laboral. 

La mitad de la población estudiantil en las escuelas públicas actualment...
La mitad de la población estudiantil en las escuelas públicas actualmente está compuesta por minorías, sin embargo sólo 18% de los maestros en la profesión docente son personas de color.

Por Bo Morris, Center for American Progress

He aquí un reto: camine dentro de casi cualquier escuela en el país, y cuéntenos lo que ve. A primer vistazo, nuestras escuelas todavía están hechas de los mismos ladrillos que antes, y no parecen ser tan diferentes. Es cierto que hoy hay más computadoras, una tableta iPad por ahí, y puede que el pizarrón haya sido reemplazado por algo más tecnológicamente avanzado. Pero de hecho si hay una distintiva diferencia actualmente en nuestras escuelas: la población estudiantil está cambiando. Se está poniendo más y más diversa, y nuestra nación no ha hecho lo suficiente para asegurarse que la fuerza laboral docente haya hecho lo mismo.

En el 2011, el Center for American Progress publicó su primer informe sobre la diversidad del cuerpo docente, descubriendo que mientras que la población estudiantil estaba compuesta de más de 40 por ciento de estudiantes de color, sólo 17 por ciento de la fuerza laboral docente eran personas de color. En el informe más reciente, Teacher Diversity Revisited, las conclusiones presentan un contraste aún más grande: la mitad de la población estudiantil en las escuelas públicas actualmente está compuesta de estudiantes de color, sin embargo sólo 18 por ciento de los maestros en la profesión docente son personas de color.

publicidad

Aunque estas conclusiones son ciertamente duras, presentan sólo una vista aérea de la población nacional estudiantil y docente. Para entender mejor, debemos considerar también a los estados individualmente. En California, por ejemplo, donde 73 por ciento de los estudiantes están clasificados como ‘no blancos’, sólo 29 por ciento de los maestros no son blancos. Eso significa que California tiene dos y media veces más estudiantes de color que maestros de color. Otros estados como Maryland pintan una imagen similar, donde hay casi más del doble de estudiantes de color que maestros de color.

Estos números son indudablemente importantes, pero son las implicaciones las que tienen mayor significancia. Como señala el informe de CAP, los maestros de color pueden servir como ejemplos profesionales para los estudiantes, y cuando los estudiantes tienen en común el origen racial o étnico con sus maestros, muchas veces ven a la escuela como un lugar más acogedor. Esto, por supuesto, puede ser muy importante para el éxito de los estudiantes no solo en el aula, pero también puede tener beneficios de gran alcance a lo largo de sus vidas.

Si cerramos la brecha de diversidad entre el cuerpo estudiantil y la fuerza laboral docente, los estudiantes de color disfrutarán de los beneficios. Entonces, que hace que no lo hagamos? Como indican Farah Ahmad y Ulrich Boser en el informe America’s Leaky Pipeline for Teachers of Color, puede que la eliminación de esta brecha de diversidad no sea tan fácil. Los estudiantes de color tienen índices significativamente más bajos de matriculación universitaria que los estudiantes blancos no-hispanos, y de los que sí continúan con la educación superior, un número relativamente bajo se matriculan en programas de formación de maestros. De hecho, solo un poco más de 10 por ciento de todos los estudiantes se están especializando en Educación, y de ellos, solo 18 por ciento son personas de color. Es más, a causa de niveles salariales inadecuados, condiciones laborales dificultosas, y una percibida falta de respeto a la enseñanza como profesión, los maestros de color abandonan la profesión a un ritmo mucho más alto que sus contrapartes blancos no hispanos, lo cual solo agranda la brecha de diversidad entre maestros.

publicidad

Afortunadamente, el interés alrededor de este tema tan importante está creciendo. Por ejemplo,  el National Education Association, donde Mary Dilworth y Marcus Coleman están por publicar un informe sobre el tema de diversidad de maestros a fines de este mes. Para realmente enfrentarnos a la brecha de diversidad, el gobierno federal, los estados, y los distritos deben tomar acción. Por ejemplo, podemos empezar a aumentar el interés en la carrera educacional a través del apoyo y establecimiento de becas para estudiantes de color. Además, debemos cambiar fundamentalmente la manera en que los estudiantes ven la profesión, y la compensación de los maestros debería ser comparable a la de otras profesiones que demandan habilidades y responsabilidades similares.

A través de reformas como estas, podremos finalmente empezar a cerrar la creciente brecha entre estudiantes y maestros de color. Como destaca el libro All-In Nation, publicado por el Center for American Progress y PolicyLink, el número de estudiantes blancos en las escuelas de los Estados Unidos solo seguirá disminuyendo a medida que el número de estudiantes de color aumenta: la proporción de estudiantes blancos disminuyó de 67 por ciento en el año 1990 a 54 por ciento en el 2010, mientras que la población de estudiantes Hispanos se duplicó en el mismo tiempo. Nuestra fuerza laboral docente debe ponerse al día y también seguir el ritmo si deseamos no sólo preparar a nuestros estudiantes para triunfar en la vida, sino que también seguir siendo competitivos por medio de una fuerza laboral calificada. Mientras que algunos aspectos de nuestras escuelas todavía son iguales, nuestra población estudiantil esta cambiando. Asegurémonos que nuestra fuerza laboral docente cambie con ella.

publicidad

Bo Morris es un Asistente Especial en el equipo de Educación Pre-K-12 en el Center for American Progress.  


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad