publicidad

Promoviendo la autoestima para evitar la deserción escolar

Promoviendo la autoestima para evitar la deserción escolar

Una de las principales razones para la deserción escolar es la baja autoestima de nuestros estudiantes hispanos,

Los estudiantes hispanos tiene los más altos índices de deserción escolar en Estados Unidos: Casi cinco veces más que los estudiantes de origen asiático; el doble que los estudiantes de origen anglosajón 50% más que los estudiantes de origen afroamericano.

Una de las principales razones para la deserción escolar es la baja autoestima de nuestros estudiantes hispanos, sufrida por partida doble.

Por un lado, porque la adolescencia en sí es el período en que más inseguros se sienten nuestros jóvenes, incómodos con su cuerpo por los cambios que están experimentando, sensibles a las críticas, solitarios y vulnerables a la presión de grupo.

Por el otro, porque siendo hispanos son más vulnerables a los prejuicios, si no hablan bien inglés son vulnerables al aislamiento, y los estudios así lo demuestran.

Por ejemplo, según un estudio de 2010 de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), los hispanos sufren más discriminación por parte de los adultos que los asiáticos.

Según el estudio, siete de cada 10 adolescentes hispanos reportó haber sufrido discriminación por parte de los adultos, mientras sólo un poco más de la mitad de los asiáticos informó este tipo de discriminación.

"El joven o la adolescente que son discriminados sufren un rechazo que, muchas veces no es abierto, pero no por eso menos efectivo", explicó a Efe la psicóloga Niza Rodríguez, especialista en familia, para quien la discriminación escolar es una de las formas más dañinas de abuso entre los adolescentes.

publicidad

Agregó que " el rechazo genera inseguridad y la inseguridad se manifiesta en los comportamientos académicos. Así los jóvenes discriminados participan menos en clase, se 'sienten' menos capaces de aprender, pierden la motivación por el estudio y los resultados académicos generalmente decaen".

Si a esto se le agrega que nuestros estudiantes hispanos, además, enfrentan problemas de desmotivación por creer que nada van a lograr graduándose de la Preparatoria si no pueden acceder a la universidad por falta de recursos económicos o documentos -si es que no nacieron en este país- tenemos el cóctel perfecto para que abandonen la escuela.

¿Cómo puede usted ayudarlo a levantar su autoestima?

Ser hispano no es una desventaja. Recuérdele que navegar entre dos culturas y poder hablar dos idiomas le dará a su hijo una gran ventaja en el mundo profesional, que cada vez requiere más hispanohablantes. Después de todo, en el futuro seremos la mayoría en este país, y cuando eso ocurre su hijo se encontrará en una posición privilegiada.

Dele la oportunidad de que experimente lo que es lograr un objetivo importante o ser exitoso, por ejemplo uniéndose a un equipo deportivo en la escuela, a una clase de arte, de drama, de algún instrumento musical, ferias científicas o clubes de computadoras. Ojo: No lo obligue a participar en una u otra cosa, deje que sea él o ella quien elija, de lo contrario se arriesga a crearle una frustración.

publicidad

Por ejemplo, las actividades deportivas ayudarán a tus hijos a mejorar su estado físico y autoestima, a mantenerlos seguros y protegerlos de conductas negativas e inseguras.

"Aprendes a respetar a los demás, a trabajar en equipo, sobrellevar cualquier tipo de circunstancia y saber levantarse de las derrotas, luchar contra la adversidad" aseguró Raúl Martínez, coach de futbol americano infantil.

El entrenador mencionó en una entrevista para Es el Momento, que a veces las cosas que te pasan en la vida también te puedes pasar en el futbol americano, como perder, buscar ser ganador pero no siempre ganar.

"En el intento, los enseñas a que salgan a ganar pero también que estén conscientes de que el ganar no lo es todo, es dejar el 100 por ciento del esfuerzo en el campo y si no es suficiente pues ni modo, tú tienes que estar satisfecho con lo que hiciste", dijo.

Como la vida misma, en el deporte "te dan golpes, te caes y te levantas, las experiencias que se generan ayudan a los estudiantes a ser más fuertes para afrontar sus dificultades", nos dijo el entrenador.

Ayúdelo a sentirse seguro y a creer en sí mismo. Esto se logra demostrándole amor incondicional y ayudándole a resolver los problemas que pueda encontrar en la vida. El adolescente, como el adulto, a veces necesita apoyo moral en caso de problemas, y no se trata de resolverle los problemas, porque él necesita crecer emocionalmente, sino de darle una mano.

publicidad

Debe crear un ambiente tranquilo en su casa, con su propio comportamiento. Esto puede ser imposible si su familia ha sido víctima de violencia, pero si usted está ansioso por algo debe explicarle a su hijo o hija cómo se siente y por qué, ellos lo perciben todo aunque intente ocultarlo.

Escúchelo, Escúchelo, Escúchelo.

Reconozca los logros de su hijo y felicítelo por estos, no destaque siempre las cosas negativas, este refuerzo positivo ayudará a su hijo o hija a confiar en sí mismo. Es importante que si lo hace, sea de manera genuina, ellos se darán cuenta si usted está mintiendo.

- Tenga mucha paciencia, es una virtud que sólo se logra en la adultez y tras años de éxitos y fracasos. Sus hijos aún no pasan por esta etapa, es natural que se enfoquen en las cosas que se le hacen más fáciles, como salir con sus amigos, en lugar de estudiar. Use su sabiduría para guiarlo por el camino de los asuntos realmente importantes en la vida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad