publicidad
.

La transición a la escuela media logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9...

La transición a la escuela media

La transición a la escuela media

Las diferencias entre la escuela elemental y media pueden convertirse en un desafío para algunos estudiantes.

La transición a la escuela media 7c673c93511d48259f70b96a705482b5.jpg

Seguimiento constante del progreso de tu hijos

Para muchos jóvenes la transición de la escuela elemental  a la escuela media puede ser un momento de emociones encontradas. También puede ser una oportunidad para nuevos comienzos. Nuevos amigos, nuevos maestros, y un nuevo ambiente escolar puede sacar a relucir el entusiasmo.

Las diferencias también, pueden convertirse en un desafío para algunos estudiantes. Estas modificaciones incluyen por ejemplo, el cambio de un solo maestro enseñando todas las clases a múltiples maestros y clases por temas, escuelas pequeñas versus escuelas más grandes, una clase frente a múltiples períodos/clases, retos normales de la adolescencia y el cambio en el sistema de calificaciones (de 4, 3, 2,1 a A, B, C, D, F)

publicidad

Las diferencias involucran además a los padres y como ellos lo afrontan de manera efectiva. Por ejemplo, si un niño que había estado recibiendo cuatros en la escuela elemental y luego comienza en la escuela media con un nivel de C, puede ser una señal de que el niño está teniendo problemas de ajustes debido a los cambios, explicó para Es el momento, la especialista de Project GRAD Los Ángeles, Leticia Rodríguez.El rendimiento académico y otras habilidades desarrolladas en la escuela intermedia determinarán que tan bien estarán preparados para tener éxito en la escuela secundaria y la universidad.

Los estudiantes deben estar en el camino correcto al final del octavo grado para tomar las clases preuniversitarias necesarias y por lo menos llevar a cabo el nivel B en estas clases durante el noveno grado. Algunas de las clases de preparación universitaria incluyen matemáticas, inglés y ciencias.

Rodríguez asegura, que es muy importante que los padres apliquen un seguimiento constante y muy estricto al progreso de sus hijos. Los padres deben checar con regularidad y constancia el planificador académico para ver que todas las tareas y los días de exámenes estén escritos en su agenda y así  mantenerse al tanto de cuáles son las tareas, cuando se entregan y que días son los exámenes.

Además de su rendimiento escolar, los padres deben asegurarse de que sus estudiantes aprendan otras habilidades de su "caja de herramientas académicas" a fin de asegurar el éxito académico en la escuela secundaria y más allá, como la efectiva toma de notas, la comprensión de lectura, gestión del tiempo (el uso regular de una agenda académica para realizar un seguimiento de las tareas y exámenes para cada clase), y la capacidad de organización.

publicidad

Los padres no sólo necesitan saber que estas herramientas son importantes, sino también necesitan hacer cosas para reforzar esto, todos los días.

Éxito social y académico

A lo largo de los años intermedios, los profesores pueden ofrecer oportunidades para todos los niños a experimentar el éxito social y académico mediante la utilización de estrategias de aula que promuevan el desarrollo social, así como las que abordan las necesidades individuales de aprendizaje. Y las escuelas tienen que estar en contacto con los padres, para estar más informado sobre las necesidades de sus hijos.

En la planificación y ejecución de programas para atender las necesidades y preocupaciones de los estudiantes que se desplazan desde la escuela elemental a la media, es evidente que la colaboración entre todos los adultos que comparten la responsabilidad y preocupación por el bienestar de los niños es en última instancia, la estrategia de transición más eficaz que se puede emplear.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad