publicidad

La educación de alta calidad comienza en el preescolar

La educación de alta calidad comienza en el preescolar

La creación de una base sólida en la educación ocurre entre el preescolar y el tercer grado. Sin las destrezas necesarias el estudiante se atrasará.

Reconoce las señales de la educación de alta calidad

La creación de una base sólida en la educación ocurre entre el preescolar y el tercer grado.

Sin los conocimientos y destrezas necesarias el estudiante estará atrasado a través de su carrera académica.

Por eso la enseñanza en estos primeros años debe ser de calidad, con maestros certificados, un currículo académico riguroso y un programa que involucre a la familia.

Cuando visites el preescolar o la escuela, busca estas señales de educación de calidad:

Tamaño de la clase: El tamaño óptimo de una clase es de no más de 18 estudiantes.

Espacio físico: Dividido en centros de actividades equipados para la lectura, la escritura, los juegos matemáticos y de lenguaje, las ciencias, proyectos de construcción y computadoras. Los espacios deben ser flexibles y acomodar actividades individuales, en grupos pequeños o grandes.

Currículo: El currículo ayuda a niños y a niñas a lograr estándares académicos y a comprender el sentido de lo que aprenden. Los temas deben estar integrados para que los niños y niñas apliquen el conocimiento de un área a otra. El currículo debe implementarse mediante actividades que respondan al interés, ideas, vidas cotidianas, incluso los trasfondos culturales de niños y niñas.

Actividades diarias: Los maestros y maestras proveen actividades que incluyan oportunidades para grupos pequeños y trabajo independiente.  Los grupos varían en tamaño y composición dependiendo de las necesidades de los alumnos. Los maestros y maestras estimulan el aprendizaje cooperativo y guían a los niños y niñas en la manera de hacerlo.

publicidad

Interacción entre maestros y estudiantes: Los maestros cuidan del progreso de cada niño y niña, y utilizan estrategias que estimulen su intelecto, como hacerles preguntas que les hagan pensar, discutir ideas y agregarle complejidad a sus tareas. También hacen demostraciones, explican, entrenan y ayudan de otras maneras, de acuerdo a la necesidad de cada alumno.

Evaluaciones: Los maestros evalúan periódicamente el progreso de los estudiantes con observaciones escritas y trabajos que utilizan para individualizar la educación. Ayudan a los niños y niñas a reflexionar sobre su trabajo y a decidir cómo mejorarlo.También buscan información y perspectivas de los padres sobre cómo están aprendiendo los niños y niñas.

Relación con los padres: Los maestros y maestras forjan relaciones con los padres y madres, hacen reuniones periódicas y los animan a que visiten el salón de clases en cualquier momento, para observar o hacer trabajo voluntario.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad