publicidad
La jefa de la seguridad de Estados Unidos aseguró que la SB1070 no afectará la medida discrecional del 15 de junio a favor de los dreamers y que beneficia entre 700 mil y 1,4 millones de jóvenes indocumentados.

Blog: Sigo soñando

Blog: Sigo soñando

El gobierno va a poner fin a las deportaciones de estudiantes indocumentados, cuando la leí, salté de la emoción.

La jefa de la seguridad de Estados Unidos aseguró que la SB1070 no afect...
La jefa de la seguridad de Estados Unidos aseguró que la SB1070 no afectará la medida discrecional del 15 de junio a favor de los dreamers y que beneficia entre 700 mil y 1,4 millones de jóvenes indocumentados.

Por Cheryl D. Fields, jefa de redacción en The Education Trust

El mes pasado salió una noticia anunciando que el gobierno de Obama va a poner fin a las deportaciones de estudiantes inmigrantes indocumentados trasladados al país cuando eran niños, cuando la leí, salté de la emoción.

"¿Qué, mamá, qué?" preguntaron mis niños, quienes jugaban cerca. Les expliqué que aproximadamente un millón de niños y jóvenes serían libres para permanecer en los Estados Unidos y continuar su educación. Luego de chocar nuestras manos con emoción, mi hijo de nueve años de edad, me mira con preocupación. "Espera un minuto", dijo. "Pensé que habías dicho que estos niños ya están viviendo aquí. ¿Por qué los enviaríamos de regreso?"

publicidad

Sus ojos, y los de su hermana menor, se agrandaron mientras les explicaba que, antes de la decisión del Presidente, algunos niños se vieron obligados a regresar al país donde nacieron. Para algunos, esto significó dejar atrás un padre o una madre y hermanos que habían nacido en los Estados Unidos. Cuanto más hablaba, me daba cuenta de que nada de esto tenía sentido para mis hijos. Al final, estaban aliviados al saber que, al menos por ahora, los niños inmigrantes indocumentados, entre ellos algunos de sus compañeros de clase, podrían permanecer en la escuela.

A pesar de la alegría que mis hijos y yo compartimos al saber que las deportaciones se han detenido, me preocupa la calidad de la educación que se les brinda a muchos niños indocumentados en este país. Es difícil encontrar datos fiables sobre el rendimiento académico de los estudiantes indocumentados, que por lo general pasan desapercibidos, pero hay razones apremiantes para cuestionar la calidad de la educación que muchos reciben.

Aproximadamente uno de cada cuatro inmigrantes en Estados Unidos y alrededor del siete por ciento de la población en edad escolar son indocumentados. La mayoría de estos niños son latinos y provienen de familias de bajos ingresos.

A base de lo que ya sabemos acerca de la experiencia educativa de los estudiantes de bajos ingresos y latinos en los Estados Unidos, se puede concluir que muchos estudiantes indocumentados tienen mayor probabilidad de estar en un salón de clases con maestros de bajo rendimiento, tienen menos probabilidades de graduarse de la secundaria a tiempo, y menos probabilidades de matricularse y completar la universidad en comparación con sus compañeros blancos nacidos en Estados Unidos.

publicidad

También sabemos que los niños indocumentados son menos propensos a inscribirse en el preescolar, poniéndolos en una posición de desventaja una vez entran al kindergarten.

Los padres que conozco que viven aquí como inmigrantes indocumentados dicen que corren el riesgo de venir a este país para crear una vida mejor para sus hijos. Ellos ven la educación como un elemento central para hacer realidad su sueño, por lo que muchos inmigrantes y sus amigos apoyan el Dream Act.

Pero ganar el derecho a permanecer en un país que somete a muchos de sus estudiantes a una educación deficiente, es una victoria incierta.

Ahora que se han detenido las deportaciones, tenemos que seguir luchando para que todos los niños matriculados en nuestras escuelas reciban una educación de calidad.

El país necesita a los inmigrantes para cumplir con el objetivo de reconstruir una economía fuerte. Pero a menos que cada niño que asista a la escuela en los Estados Unidos se gradúe de la secundaria preparado para asistir a la universidad o seguir una carrera, simplemente, estamos soñando.

---

Madre y padre, para más información sobre este y otros temas acerca de sus hijos y su educación visite nuestro blog Cerrando Brechas. ¡Y no se olvide de presionar "Me gusta" en Facebook y seguir @CerrandoBrechas en Twitter!

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad