publicidad
Una maestra efectiva puede adelantar el conocimiento de sus estudiantes por el equivalente de un grado y medio en el espacio de un año académico, mientras que una inefectiva los hace crecer solamente medio grado en el mismo intervalo.

Blog: Las maestras y los maestros importan

Blog: Las maestras y los maestros importan

Los buenos maestros suelen evaluar y revisar sus propias estrategias de enseñanza, y tener altas expectativas de sus estudiantes.

Una maestra efectiva puede adelantar el conocimiento de sus estudiantes...
Una maestra efectiva puede adelantar el conocimiento de sus estudiantes por el equivalente de un grado y medio en el espacio de un año académico, mientras que una inefectiva los hace crecer solamente medio grado en el mismo intervalo.

Por: Rima Brusi

 Conozco una maestra que habla mucho, en voz muy alta,  y que abraza a sus estudiantes con frecuencia.  Conozco un maestro que habla poco, en voz muy baja, y que nunca abraza a nadie.  Ambos son excelentes. Cada uno a su manera.

Los maestros efectivos lo son en una variedad de estilos.  Pero existen  unas características que sí parecen compartir. Por ejemplo, los buenos maestros suelen evaluar y revisar sus propias estrategias de enseñanza, y tener altas expectativas de sus estudiantes.

Los maestros inefectivos vienen también en una variedad de formas, a veces enmascaradas con buenas intenciones y basadas en un concepto erróneo sobre la relación entre la pobreza y la enseñanza.

Tome por ejemplo el caso de una maestra de inglés que conozco, una mujer inteligente y de buen corazón. Llamémosla Iris.  Iris labora en una escuela intermedia urbana en donde más del 90 porciento de los estudiantes vive bajo el nivel de pobreza, y trabaja a diario con ellos de muchas maneras: Lidera clubes, organiza noches de talentos, levanta fondos para el  junior prom.

publicidad

Pero con los años, Iris ha dejado de planificar sus clases, y sus estudiantes pasan mucho tiempo sentados en el salón, viendo películas.  Ella me explica que aunque los adora, sus chicos están lamentablemente incapacitados para aprender. “No pueden” me dice, con una voz triste.  “Hace años yo trataba, pero no pueden.”  Llegan a la escuela, me explica, afectados irremediablemente por la pobreza y lo que ésta implica: Menor acceso a una buena nutrición y a cuidados médicos adecuados, exposición a crímenes violentos, falta de recursos.

  No pueden aprender porque son pobres, parece estar diciendo Iris.  “Y yo no trato más porque es inútil”.

La pobreza en los Estados Unidos es un problema enorme y está definido, en gran medida, por las cosas que Iris menciona.  Pero la pobreza también implica, con mucha frecuencia, un acceso menor a los recursos educativos.  Se traduce en menos fondos para escuelas y distritos pobres, en pérdida de maestros, y en  una mayor proporción de maestros inexpertos o poco preparados.   Los estudiantes de escasos recursos económicos suelen estar expuestos, además, a las bajas expectativas de maestras y administradores como Iris.

De modo que Iris se equivoca.  Se equivoca porque las escuelas   importan, porque la enseñanza  importa.  Estudios educativos demuestran que una maestra efectiva puede adelantar el conocimiento de sus estudiantes por el equivalente de un grado y medio en el espacio de un año académico, mientras que una inefectiva los hace crecer solamente medio grado en el mismo intervalo.  La efectividad de un maestro puede así influenciar grandemente la vida y trayectoria educativa de sus estudiantes, para bien o para mal.

publicidad

Como madres y padres, tenemos un rol importante que jugar. Independientemente de nuestra circunstancia socio-económica, debemos recordarle a la gente que piensa como Iris que todos nuestros hijos tienen derecho a recibir una educación de primera.

Tenemos derecho a exigir que nuestros distritos escolares envíen sus mejores maestros a las escuelas donde los estudiantes más los necesitan.  Tenemos derecho a conocer la ejecución de los maestros que educan a nuestros hijos.  ¿Están realmente preparando a los estudiantes para la universidad y la carrera? ¿O acaso les tienen tanta lástima que sencillamente los mantienen entretenidos mientras esperan que suene la campana?

Este último escenario ocurre con demasiada frecuencia.  Las escuelas y estudiantes que, debido a la pobreza, están a mayor riesgo de tener menor progreso académico son precisamente los que menos posibilidades tienen de  recibir y retener a las maestras altamente efectivas.  Esto tiene que cambiar.  Porque los maestros importan.  Mucho.

Pulse  aquí para bajar la  Guía para Padres Latinos de Education Trust. Visite mi blog, Cerrando Brechas.  ¡Y Comparta sus preguntas, ideas e historias en los comentarios! Pueden convertirse en el tema de un blog futuro.

Visite la entrada original en el blog de Rima, Cerrando Brechas, pulsando aquí. Síganos en Twitter @CerrandoBrechas.  ¡Y comparta sus preguntas, ideas e historias aquí, en los comentarios! Y recuerde: Es El Momento de involucrarnos más que nunca en la educación de nuestros hijos y de todos los niños hispanos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad