publicidad

Blog: Las madres saben

Blog: Las madres saben

Usted, como madre, tiene el derecho de convertirse en abogada de su hijo, en partidaria y representante de su hija.

Por: Rima Brusi

…Sabes? Mi madre es un total misterio.  [De alguna manera] siempre hay suficiente. No se qué nos haríamos sin ella. [Lily, 18, a punto de ingresar a la universidad]

La familia de Lily es de El Salvador, y su historia es una de las que documenta un libro que describe los muchos caminos posibles (algunos con finales más felices que otros) que siguen estudiantes urbanos de bajos ingresos después de graduarse de escuela superior.  Lily se graduó y fue admitida exitosamente a un programa de cuatro años en una universidad estatal, y le atribuye mucho crédito por ello a su madre.

Las madres sí que son misteriosas. Pero algunas de las cosas que ellas, y otros adultos importantes en la vida de los chicos, como padres y abuelos/as, hacen, están bien documentadas en la literatura educativa.

Hay factores que históricamente han mantenido a las madres y padres hispanos distanciados de la educación de sus hijos, y a sus hijos sin recibir la mejor educación posible y sin tener la mayor oportunidad posible de obtener una carrera universitaria.  Son factores  como racismo institucional, distribución desigual de los recursos educativos, o incluso barreras de lenguaje.

 Pero si usted, querida lectora, es una madre (u otro adulto importante), por favor recuerde esto: Las escuelas son instituciones públicas, y nos pertenecen a todos y todas.  Todos los niños y niñas en este país tienen el derecho fundamental de recibir una educación  de calidad. Y esto quiere decir que usted, como madre, tiene el derecho de convertirse en abogada de su hijo, en partidaria y representante de su hija.  Tiene el derecho de envolverse en el proceso educativo de sus chicos y de hacer preguntas y peticiones para su bien, sin pena alguna.

publicidad

¿Cómo, me pregunta? Estaremos hablando bastante de ello, y en mayor detalle, en futuras entradas. Pero por ahora, resumamos algunas cosas que usted puede hacer:

Si su hijo va para kínder, recuerde: La escuela tiene la responsabilidad de estar lista para su hijo.  Esto quiere decir, por ejemplo, que si su hijo no habla inglés aún,  y necesita apoyo especial, usted puede pedirlo directamente.

Si su hija va a comenzar la escuela intermedia (grados 6-8), recuerde que esos años son muy importantes en el desarrollo de aspiraciones futuras y de carrera universitaria.  Ayúdela a pensar y a explorar muchas opciones.  Presione aquí para ver algunas herramientas útiles.

Si su hijo comienza la secundaria, manténgase alerta a los cursos que toma o que le asignan.  La mayor parte de las universidades espera que los alumnos se gradúen con un currículo que llaman “college-ready”, y puede pulsar aquí para leer más sobre eso.  Haga que su hija visite a su consejero académico tan temprano como en grado 10. Y explore universidades y sus datos (como costos y tasas de graduación) con esta herramienta.

Sobre todo, tenga altas expectativas, tanto de sus hijos como de la escuela a la que asisten.  Y comuníquelas.  Después de todo, usted es la madre, y sabe lo que hace.  

""

Pulse aquí para bajar la Guía para Padres Latinos de Education Trust. ¡Y Comparta sus preguntas, ideas e historias en los comentarios! Pueden convertirse en el tema de un blog futuro.

publicidad

Pulse aquí para leer o bajar el informe.  Busque @CerrandoBrechas en Twitter y Cerrando Brechas en Faceboook.  ¡Y comparta su historia aquí, en los comentarios!

NO OLVIDES DEJAR TUS PREGUNTAS EN EL ÁREA DE COMENTARIOS PARA QUE LAS CONTESTE LA EXPERTA.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad