publicidad
.

Blog:Involucramiento parental 201: Hablando cuando el maestro no es tan...

De modo que si a su hijo no le va bien en la escuela (no está sacando buenas calificaciones, o no le gusta la escuela, o no hace la tarea) algo anda mal, y usted tiene que hablar con la maestra.

Blog:Involucramiento parental 201: Hablando cuando el maestro no es tan fácil

Blog:Involucramiento parental 201: Hablando cuando el maestro no es tan fácil

Si a su hijo no le va bien en la escuela algo seguramente anda mal, y usted tiene que hablar con la maestra.

De modo que si a su hijo no le va bien en la escuela (no está sacando bu...
De modo que si a su hijo no le va bien en la escuela (no está sacando buenas calificaciones, o no le gusta la escuela, o no hace la tarea) algo anda mal, y usted tiene que hablar con la maestra.

Maestros con los que no es fácil hablar

Este es la segunda columna de la bloguera visitante Judy Karasik, asociada senior de desarrollo en The Education Trust, madre y activista que aboga por la equidad educativa en su distrito escolar y por los derechos de las personas con discapacidades.  En la  primera entrada en la serie  que cubre algunas estrategias básicas del involucramiento parental, Judy explica cómo iniciar una conversación con el maestro o la maestra.  Si las estrategias en esa entrada no le funcionan, y el maestro se muestra reacio, he aquí una guía sobre como manejar esa situación. Rima Brusi

La columna de hoy describe la (no muy agradable) tarea de hablar con un maestro con quien no es fácil hablar.

publicidad

Es una tarea incómoda, y por lo tanto es muy posible que usted sienta la tentación de evitarla.  Después de todo, pensamos, la educación es el trabajo de la escuela.  Ellos son los que saben, y nosotros no.

Bueno, igual podríamos decir que enfriar los alimentos es la tarea de nuestro refrigerador, y nosotros no sabemos enfriar nada, de modo que le dejamos al refrigerador la tarea de evitar que se nos dañe la leche.

¿Cómo es la comunicación con los maestros de tus hijos?

Pero cuando el refrigerador deja de funcionar, usted rápidamente reconoce la necesidad de arreglarlo, ¿no es cierto?

Lo mismo pasa con los maestros.  Son tan importantes para nuestros hijos como lo es el refrigerador para la salubridad de nuestros alimentos.  Los maestros son los responsables abrir para nuestros hijos las puertas de la oportunidad.  A veces ayudan.  A veces no.

De modo que si a su hijo no le va bien en la escuela (no está sacando buenas calificaciones, o no le gusta la escuela, o no hace la tarea) algo anda mal, y usted tiene que hablar con la maestra.

Primero que todo, pensemos con quién estamos lidiando.  Hay diferentes razones para que se nos haga difícil hablar con una maestra o un maestro.  Por ejemplo:

  • Si son tímidos. Puede que le sorprenda, pero a veces una maestra que es una leona en el salón de clases se convierte en un venadito como Bambi en presencia de los adultos.  De hecho es posible que esa sea parte de la razón por la cual han elegido trabajar con niños.  Acérquese a este tipo de maestro con suavidad,  como lo haría con una criatura tímida del bosque.
  • Si son arrogantes.  Algunos maestros miran por encima del hombro a todo el mundo, hasta el mismísimo presidente.  Estos maestros piensan que los grados académicos que han obtenido les proveen un conocimiento que no pueden ni desean compartir con las personas ordinarias.  Con este tipo de maestro, mantenga la línea básica que le describiré más abajo.
  • Si les gusta juzgar a los demás. Algunas maestras tienen sus manías.  Puede que tengan una buena opinión del presidente, pero si usted no es una persona importante, o si usted se viste diferente, o habla diferente, o actúa diferente, lo ponen en una cajita marcada con la etiqueta de “tonto.” ¿Mi consejo para lidiar con este tipo de maestro? Manténgase lo más ecuánime y profesional que pueda, y búsquese una buena amiga o amigo con quien desahogarse más tarde.
  • Si no están adiestrados para hablar con padres.  Este puede ser el caso de cualquiera de los anteriores.  Interesantemente, los reparadores de refrigeradores suelen recibir más entrenamiento sobre cómo hablar con los clientes que los maestros sobre cómo comunicarse con los padres. De manera que al lidiar con el maestro que le ha tocado, considere la posibilidad de que es muy posible que él o ella esté haciendo el mejor trabajo que puede.
publicidad

---------

Para más información sobre la disponibilidad y uso de datos educativos, vea el folleto “Los padres quieren saber”, muy pronto disponible en español.  ¡Y no olvide  suscribirse a Cerrando Brechas, darle  “Like” a Cerrando Brechas en Facebook, y seguir nuestras noticias en  CerrandoBrechas en Twitter!

NO OLVIDES DEJAR TUS PREGUNTAS EN EL ÁREA DE COMENTARIOS PARA QUE LAS CONTESTE LA EXPERTA.

Qué decir

No permita que lo arrastren con el argumento de que su hija necesita hacer menos, estar en el grupo más "fácil", recibir menos desafío.  Es como decir que el refrigerador funciona bien aunque la leche dure fresca solamente dos días.

Normalmente tenemos la expectativa de que la leche esté fría y razonablemente fresca.  Del mismo modo debemos esperar que las aulas de clase a donde asiste nuestro hijo lo mantengan expuesto a un nivel alto de desafío y logro académico.

Primero, investigue dónde están esas oportunidades de logro.  Segundo, averigüe qué hay que hacer para que su hijo entre y tenga éxito en esos grupos.  Prepárese para abogar intensamente por su hijo, y para apoyarlo en el contexto del hogar.

Haga preguntas con respuestas concretas.  Evite largas conversaciones acerca de si su hijo está aburrido, o qué pasa con las notas y las tareas sin entregar.  El maestro tímido no podrá explicarle, la arrogante no querrá y pensará que usted no entendería, y el que prefiere juzgar escogerá su estereotipo favorito y pensará que el problema de su hijo es de comportamiento y que su potencial académico es mínimo.

publicidad

Usted manténgase aferrado a lo concreto.  Haga preguntas sobre la escuela:

  • En escuela elemental, pregunte cuáles son los grupos que están haciendo trabajo de mayor nivel en lectura y matemáticas.
  • En escuela intermedia y superior, pregunte cuáles son las rutas para tomar cursos de ubicación avanzada en inglés, matemáticas, historia y ciencias.


Esos son los grupos y currículos en los cuales usted quiere ubicar a su hija, lo más pronto posible. Y si su hija ya está en ese camino (¡felicidades!), reafirme su deseo de desafío adicional.

¿Cómo? De nuevo, con preguntas directas y específicas:

  • ¿Cómo puede ayudar la escuela a mi hijo a tener alto logro académico?
  • ¿Cuáles son los recursos disponibles en la escuela, a través de maestros y otros?
  • Establezca un marco de tiempo: ¿Cómo vamos a ayudar a mi hijo esta semana? ¿La semana que viene?Dígale a la maestra que usted estará conversando nuevamente con ella en un mes, y luego en dos.  Y que puede regresar a verla antes si es necesario.


No cuente con su habilidad de recordarlo todo, o incluso de tomar notas.  Si usted es como yo, la ansiedad le convertirá la memoria en papilla.  Mejor pida directamente cualquier documento que la escuela tenga preparado describiendo los currículos hacia cursos de alto nivel o los apoyos académicos existentes.

publicidad

Para resumir: Mantenga la conversación breve y las preguntas concretas.

Esta probablemente no será la última conversación que usted tenga con esta persona, y esa es una de las razones por las cuales le estoy aconsejando que vaya y converse ahora.  Porque regresará en un mes, y en dos meses.  Especialmente si hay señales claras de que su hijo no está genuinamente mejorando.

Además, puede que haya desafíos aún mayores en su horizonte inmediato.  Que el maestro no sea capaz de educar a su hijo, o que la escuela tenga algún problema mayor.  Puede que su trabajo esté recién comenzando.

Porque verdaderamente, lograr que eduquen bien a nuestros hijos es mucho más complicado que lograr que nos arreglen el refrigerador.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
El rotativo ‘El Diario’ publicó un video en el que se ve a las fuerzas de seguridad en México trasladándose al penal Cefereso No.9 para extraditar al capo del narcotráfico a EEUU. Dos funcionarios estadounidenses habrían confirmado que un avión lo trasladó a Nueva York. 
Las inauguraciones presidenciales se comenzaron a televisar en Estados Unidos en la década de los 40's. Aquí resumimos la juramentación de algunos mandatarios en frente de las cámaras.
El gobierno de Trump tendrá que solucionar al menos diez temas relacionados con inmigración, entre ellos se incluye la construcción del muro en la frontera con México, la deportación de millones de indocumentados y el futuro de DACA.
publicidad