publicidad
.

Retos para niños con ADHD en Thanksgiving logo-noticias.6bcb5218ff723b30...

Si es un adolescente, pregúntele si quiere “encargarse” de entretener a los invitados más jóvenes.

Retos para niños con ADHD en Thanksgiving

Retos para niños con ADHD en Thanksgiving

La excitante celebración que representa el día de acción de gracias, puede ser un evento difícil para niños con dificultades de atención, como el ADHD.

Si es un adolescente, pregúntele si quiere “encargarse” de entretener a...
Si es un adolescente, pregúntele si quiere “encargarse” de entretener a los invitados más jóvenes.

por Understood.org

La excitante celebración que representa el día de acción de gracias, puede ser un evento difícil para niños con dificultades de atención, como el ADHD.

Rutinas interrumpidas

El problema: Si su familia viaja en esa época, su hijo podría tener que dormir en un lugar extraño y seguir un horario inusual. Aunque usted sea el anfitrión, puede que las rutinas familiares se interrumpan y eso es difícil para niños con ADHD.

Qué hacer: Mantenga las mismas rutinas para su hijo tanto como sea posible. Trate de organizar el viaje o los horarios de los invitados de manera que él duerma y coma a la hora que acostumbra. Prepare a su hijo con anticipación para cualquier perturbación que pueda predecir. Dele un resumen de lo que sucederá y luego de cada etapa, recuérdele qué viene después.

publicidad

Esperando la gran comida

El problema: Cuando toda la celebración familiar se enfoca en una sola comida, la espera puede parecer una eternidad para los niños con dificultades de atención. La anticipación puede aburrirlos o irritarlos, lo que puede terminar en riñas o crisis emocionales.

Qué hacer: Antes del Día de Acción de Gracias, reclute a familiares para que ayuden en las actividades de la mañana. ¿Podría un abuelo o un tío llevar a su hijo al parque? ¿Podría algún primo adulto organizar un juego familiar para los pequeños? Informe a los niños con antelación sobre lo que irá sucediendo, de manera que la cena no sea lo único que estén esperando que suceda.

El alboroto de los invitados

El problema: Si tiene muchos invitados, su hijo podría estar malhumorado debido al ruido y la actividad. Los niños con dificultades de atención pueden frustrarse si decidieron leer o hacer otra actividad, y el ajetreo y el bullicio los distrae.

Qué hacer: Ya sea que esté en la casa o en otro lugar, busque un sitio donde su hijo pueda “salir” y estar tranquilo. Acuerden un lugar al que él pueda ir cuando quiera estar solo y escuchar música con sus audífonos o jugar con su teléfono o leer.

Padres preocupados

El problema: Los niños con dificultades de atención, generalmente necesitan que los adultos les den instrucciones constantemente. Eso es difícil cuando usted está tratando de preparar la gran cena y no puede ponerse a jugar con su hijo.

publicidad

Qué hacer: Primero, trate de hacer lo más que pueda antes del Día de Acción de Gracias. Haga con anticipación lo que pueda, compre el pavo y los ingredientes necesarios para preparar la cena y los acompañamientos. De esa manera podrá tener tiempo para comunicarse con su hijo a diferentes intervalos. Y averigüe. ¿Hay un pariente a quien le gustaría supervisar a su hijo en la mañana? Dele libros para leer y colorear, rompecabezas, videos para entretenerlo mientras está ocupada.

Esperar el turno para hablar

El problema: Los niños con dificultades de atención pueden hablar sin parar, antes, durante y después de la cena, molestando a los invitados. Si su hijo es impulsivo, podría interrumpir conversaciones de los miembros de la familia para contar su historia. Si un abuelo lo cuestiona, él podría reaccionar de manera ruda.

Qué hacer: Antes del Día de Acción de Gracias juguen a los roles para practicar maneras adecuadas para comenzar y terminar conversaciones con los invitados. Considere seleccionar una frase o señal que usará para indicarle que está comenzando a monopolizar la conversación.

Sentado durante una larga cena

El problema: Comidas que duran mucho son particularmente problemáticas para los niños con dificultades de atención, ya que les cuesta estar sentados y tranquilos durante mucho tiempo. Si a esto le suma las comidas distintas y discusiones de adultos, tiene los ingredientes para una crisis emocional.

publicidad

Qué hacer: Sea más flexible con sus expectativas. El Día de Acción de Gracias no es el día para que el comportamiento de su hijo sea perfecto, así que siéntelo en la mesa de los niños. Él funciona mejor teniendo parámetros, como no interrumpir a los adultos. Pero permítale que se mueva al finalizar cada plato incluído en la cena. Si es un adolescente, pregúntele si quiere “encargarse” de entretener a los invitados más jóvenes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad