publicidad
La terapia de Surf4Dem es prometedora

Prometedora terapia de surf ayuda a niños con autismo

Prometedora terapia de surf ayuda a niños con autismo

En el Día de Concienciación sobre el Autismo, hablamos de una terapia innovadora que está dando rápidos resultados y mantiene ilusionados a muchos padres.

La terapia de Surf4Dem es prometedora
La terapia de Surf4Dem es prometedora

Este jueves, 2 de abril, se conmemora el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, para promover la necesidad de mejorar la calidad de vida de los niños y adultos autistas para que puedan tener una vida plena y digna.

En la playa Jobos, de Isabela, en la isla de Puerto Rico, un grupo de surfistas pone en práctica una innovadora terapia con niños que ha demostrado ser efectiva contra el autismo, con resultados rápidos que han ilusionado a muchos padres y madres.

Los surfers integran la organización Surf4DEM, liderada por Giovanni Martínez, doctor en psicología y profesor adjunto del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), quien evalúa a niños para determinar si sufren de autismo, y ha estudiado científicamente la terapia de las olas en estos chicos.

Martínez, un surfer profesional en su adolescencia, intuyó que el deporte podría servir de terapia a niños especiales, por los propios cambios que notaba en su hermano, quien padece de Síndrome de Down, cuando lo acompañaba a la actividad en las olas.

Organizaciones estadounidenses, como Surfers for Autism y Surfers Healing, experimentan con el surf como actividad recreativa con efectos terapéuticos en niños con autismo, pero Martínez dice que fue en Puerto Rico donde se investigó por primera vez, y formalmente, el deporte como terapia.

publicidad

"Hace dos años me dieron la oportunidad de realizar el primer estudio científico que auscultaba las propiedades terapéuticas de la práctica del surf en una población selecta de jóvenes con autismo. No existía nada de investigación científica nivel mundial", dijo Martínez a Univision Educación.

El estudio, que duró tres meses y fue auspiciado por la UPR, arrojó resultados prometedores, que se han reproducido en las terapias desarrolladas por Surf4DEM.

Según la organización, los jóvenes que participan de las terapias han mejorado su socialización, comunicación, reflejos, tonalidad muscular y coordinación. Además, lo han hecho de manera rápida.

"Los cambios o las transformaciones en los participantes eran tan evidentes, que los padres nos pidieron que por favor desarrolláramos algo formal", dijo Martínez.

De ahí desarrolló la terapia formal: 10 sesiones en 10 semanas, con una hora semanal en tabla con un instructor especializado, y otra hora en actividades en la arena.

Le preguntamos qué es lo que tiene la playa, según él, que no tenga un centro de tratamiento especializado, o una escuela, para arrojar tan buenos resultados.

"Yo intervengo en los dos lugares", dijo Martínez. "En el ambiente de la playa hemos encontrado que impactamos toda el área sensorial de los jóvenes al mismo momento, y esa exposicion es contínua. Eso hace que el niño esté regulando y que sus sentidos empiecen a trabajar acorde a como deben, y se comienzan a organizar neurológicamente. Esto ocurre porque los exponemos a la arena, al viento".

publicidad

Además, a un nivel más orgánico "el agua salada tiene todos los elementos de la tabla periódica...muchos de estos jóvenes tambien tienen problemas con metales o falta de vitaminas".

Martínez agrega que recientes estudios indican que la exposición a las olas facilita la producción de dopamina y serotonina, dos neurotransmisores "que causan bienestar en nosotros y reducen síntomas de ansiedad y depresión".

"Eso hace que el niño también baje sus defensas y pueda comenzar a socializar con otros jóvenes", explicó el psicólogo.

La terapia también se hace con jóvenes con perlesía cerebral, distrofia muscular, Síndrome de Down, pero Martínez aclara que "responsablemente solamente brindamos información que hemos estudiado, que hemos investigado... especificamente los mejores resultados, y la población que hemos estudiado es la de autismo.

Surf4DEM cuenta con un equipo de instructores especializados en niños autistas, quienes dan fe de que el contacto de los niños con el mar y las olas los cambia de inmediato.

Ansiedad, gritos y llantos desaparecen cuando estos chicos entran al agua y trepan en la tabla, y salen, o bien excitados por la actividad, o completamente relajados.

"Yo vi el cambio de muchos niños, de cómo ellos empezaron, su primer dia aquí, y eso eran gritos, llantos, lo que le llaman los tantrum", contó uno de los instructores, Josue Pagán

publicidad

Los padres, por su parte, comienzan las terapias con mucha aprensión, naturalmente por entregarles sus hijos a unos instructores desconocidos que los llevarán al mar. Pero aseguran que las terapias han sido muy útiles para sus pequeños.

"En 30 días, menos de un mes, comenzamos a notar los resultados de venir a la playa, sábado tras sábado, y empezamos a notar rápidamente que Sebastián hizo un switch inmediato con la arena, el sol, la playa", dijo José L. Alonzo, padre de Sebastián, un niño con autismo.

Las terapias son totalmente gratuitas, dijo Martínez, y los niños pueden comenzar en cualquier semana previa evualuación del equipo.

Relacionado
Según el Centro de Control de Enfermedades, aproximadamente 1 de cada 16...
Autismo: Definición, detección y tratamiento
Hoy es el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, para promover la mejor calidad de vida de niños y adultos, para que puedan tener una vida plena.

Para más información, entre a la página web de Surf4DEM ó a su página de Facebook. También puede llamar a los teléfonos 954-663-9790 ó 787-617-9286.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad