publicidad
Un veterano militar y su hija en Hanover Park, Illinois.

Familias de Militares y Estudiantes con Discapacidad de Aprendizaje

Familias de Militares y Estudiantes con Discapacidad de Aprendizaje

Eres un miembro de la milicia que además está criando un hijo con alguna discapacidad? No estás solo.

Un veterano militar y su hija en Hanover Park, Illinois.
Un veterano militar y su hija en Hanover Park, Illinois.

Por Kristin Stanberry*

¿Es usted (o su cónyuge) un miembro de la milicia de EE.UU. que además está criando a un hijo con alguna discapacidad? Si es así, puede estar seguro de que no está solo. De acuerdo con la congresista Susan Davis (D-CA, y Presidenta de la Subcomisión de Asuntos del Personal Militar), hay 100 mil familias militares con niños u otros miembros de la familia que tienen algún tipo de discapacidad.

Las familias militares -incluso aquellas cuyos seres queridos no tienen necesidades especiales- se enfrentan a una serie de desafíos: Los traslados frecuentes en todo el país (o en todo el mundo) y el despliegue (y la larga ausencia) de uno o ambos padres pueden hacerle la vida difícil a los niños o niñas.

publicidad

A veces, los abuelos deben asumir el papel de cuidadores y vigilantes de la educación de los niños cuando los padres no están disponibles. Si su hijo tiene una discapacidad, los desafíos son aun mayores.

Usted y su familia merecen un apoyo adicional. La buena noticia es que hay una gran cantidad de apoyo -y nueva legislación- para ayudarle a usted y a su hijo o hija.

Una de las discapacidades más difíciles de identificar y atender es la del aprendizaje (DA), a veces llamada la "discapacidad invisible".

La DA es menos evidente que muchas otras discapacidades, y por lo general no se identifica hasta que el niño entra a la escuela primaria. Sin embargo, entre más pronto la DA sea identificada y tratada, es mayor la probabilidad que tiene un niño de mantenerse al corriente en la escuela, en lugar de perder terreno y disminuir su autoestima.

Este artículo le servirá de guía a través del laberinto de los desafíos que usted y su "niño militar" pudiera enfrentar.

Antes de profundizar en el tema de la educación especial y los militares, vamos a dar un paso atrás y a mirar el paisaje más amplio de niños de familias en la milicia y la educación.

Educación y Familias de Militares: Visión General

¿Exactamente qué tan grande es el "cuerpo estudiantil" entre las familias de militares? He aquí algunas estadísticas que pueden sorprenderle:

publicidad

- Hay aproximadamente 1.5 millones de niños y jóvenes hoy en las escuelas públicas de EE.UU., cuyos padres están en el ejército. (Fuente: Iniciativa para Hijos de Militares)

- El Area Educativa del Departamento de Defensa (DoDEA) opera más de 200 escuelas públicas en 15 distritos ubicados en 13 países, siete estados, Guam y Puerto Rico. Todas las escuelas dentro de DoDEA están plenamente acreditadas por agencias nacionales.. Aproximadamente 8,785 maestros sirven a 102,600 estudiantes en DoDEA. (Fuente: Wrightslaw). Sin embargo, alrededor del 80 por ciento de los niños de padres en la milicia asisten a la escuela en un distrito escolar civil. (Fuente: Hoja de Datos de la Asociación Nacional de Familias Militares, 2006)

Nota: El DoDEA es esencialmente una subdivisión del Departamento de Defensa (DoD). Los padres en el Ejército cuyos hijos tienen discapacidades físicas y que requieren educación especial probablemente tratarán directamente con el Departamento de Defensa en general para atender las necesidades médicas del niño y con la DoDEA específicamente para temas de educación especial.

Si bien la vida en el Ejército sin duda ofrece beneficios, a menudo tienen un precio. Las familias militares generalmente enfrentan desafíos en la escuela y en la casa, tales como:

- Reubicaciones frecuentes -cada 3 años, en promedio-. Esto significa volver a empezar en una nueva comunidad -y una nueva escuela- cada vez que la familia se muda.

publicidad

- Vivir en el extranjero (en algunos casos), adaptándose a una cultura diferente y/o con la sensación de que viven aislados en una base militar remota.

- El estrés de tener uno o ambos padres en servicios lejos de casa. Los niños se ven afectados por la ausencia de uno o ambos padres y tienen niveles más altos de estrés cuando su padre es militar en una zona de guerra que se muestra constantemente en la televisión (Fuente: Asociación Nacional de la Familia Militar). El nivel de angustia del niño también está estrechamente vinculado al número de meses que un padre está en servicio durante la vida del niño. (Fuente: Revista de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Juvenil, Abril del 2010)

- Se observó una correlación entre el nivel de angustia de un niño y la de sus padres. En un estudio, los investigadores encontraron que alrededor de un tercio de los padres que se quedan en casa mientras que sus esposos están en servicio experimentaron un aumento de ansiedad y depresión. Casi el 40 por ciento de los padres que regresaron recientemente del servicio mostró elevada ansiedad y depresión. (Fuente: Revista de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Juvenil, Abril del 2010)

Un hijo de militares que tiene una discapacidad de aprendizaje o problemas de aprendizaje es probable que enfrente algunos retos adicionales:

publicidad

- La evaluación de la discapacidad de aprendizaje del niño, su colocación en educación especial, y el desarrollo de su Programa de Educación Individualizada (PEI) pueden ser interrumpidos por la reubicación frecuente de la familia y la transferencia a una nueva escuela.

- Muchos niños encuentran estresante el acostumbrarse a una nueva escuela, con nuevas rutinas, maestros y compañeros de clase. Aquellos con problemas de aprendizaje pueden tener una transición especialmente difícil ya que a menudo batallan con las habilidades sociales, así como el trabajo académico.

- Los profesionales pueden tener problemas para distinguir una verdadera DA de las dificultades de aprendizaje debido a los síntomas relacionados con el estrés que se derivan de tener un padre en servicio en una zona de guerra, o el niño que intenta adaptarse a una nueva escuela y a una nueva vida social cuando la familia llega a una nueva ubicación.

- Cuando un niño cambia de escuela con frecuencia, puede ser difícil para los profesores (y los padres) supervisar su progreso académico. Los sistemas para documentar su desempeño pueden variar de una escuela a otra, y el las observaciones del maestro pueden no ser transferidas pasar a la próxima escuela.

Es evidente que muchas familias de militares cuyos hijos tienen dificultades en la escuela se enfrentan a retos importantes. Afortunadamente, hay muchos recursos y apoyos disponibles para ayudarle a satisfacer las necesidades de su hijo. Estos se destacan en el segundo artículo de nuestra serie, "Leyes de Educación Especial y los Derechos del Niño Militar."

publicidad

Y, nuestro tercer artículo de la serie, "Consejos para padres militares para apoyar a sus hijos", se ofrecen algunas ideas prácticas para poder manejar la experiencia educativa de su hijo.

Opciones Escolares No Tradicionales

Algunas familias optan por opciones alternativas de escolaridad para sus hijos con dificultades de aprendizaje cuando sienten que satisfacen mejor sus necesidades. Algunos ejemplos:

Escuelas Privadas

- Educación en casa

Educación en línea

Si usted está considerando cualquiera de estas opciones, asegúrese de consultar con un gerente de casos de la DoDEA, quien puede ayudarle a investigar las leyes en el estado donde usted vive, así como los requisitos y los recursos disponibles a través de su distrito escolar público o de la DoDEA.

Recursos Adicionales

Area de Educación del Departamento de Defensa (DoDEA)

Centro de Recursos Educativos Estado por Estado

Localizador de Servicios Educativos del Departamento de Estado

Formación Especializada para Padres Militares (STOMP)

Estudiantes Militares en Movimiento (pdf)

Coalición Educativa de Hijos de Militares

----

publicidad

* Kristin Stanberry es escritora y editora especializada en paternidad, educación y cuestiones de bienestar y salud del consumidor. Sus áreas de especialización incluyen Problemas de Aprendizaje y el AD/HD, temas sobre los que escribe extensamente para Schwab Learning y para GreatSchools.

Este artículo fue posible gracias a una beca de la Oak Foundation.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad