publicidad
.

Ecuatoriano perdio la vida por un ataque de odio racial en Nueva York lo...

Ecuatoriano perdio la vida por un ataque de odio racial en Nueva York

Ecuatoriano perdio la vida por un ataque de odio racial en Nueva York

Familia de ecuatoriano quien perdió la vida en crimen de odio racial no haya consuelo. Líderes dan apoyo ¿Ha sido víctima de ataques raciales?

Cargos por agresión

PATCHOGUE, Long Island – El adolescente acusado de herir mortalmente con un cuchillo al ecuatoriano que murió víctima de un crimen de odio racial recibirá nuevamente cargos criminales.

Los otros seis jóvenes acusados recibieron nuevos cargos de agresión en crimen de odio

“Nos sentimos satisfechos. Esperábamos que los cargos fueran de esta naturaleza”, dijo Jorge López, cónsul del Ecuador en Nueva York.

El fiscal del distrito de Suffolk, Thomas Spotta, mostró una imagen del cuchillo con el que Lucero fue herido de muerte.

Los jóvenes Jordan Dasch, 17, de Medford; Anthony Hartford, 17, de Medford; Nicholas Hausch, 17, de Medford; Christopher Overton, 16, de East Patchogue; José Pacheco, 17, de East Patchogue; y Kevin Shea, 17, de Medford, se declararon inocentes y el juez les impuso fianzas de hasta un cuarto de millón de dólares en efectivo.

Líderes de la comunidad, encabezado por Fernando Mateo, que ahora es vocero de la familia, reiteró que se presentarán una demanda contra la condado, de la policía, del alcalde de Patchogue.

Jeffrey Conroy de 17 años, de quien informó la policía apuñaló mortalmente a Lucero, será acusado la próxima semana con cargos de asesinato en segundo grado. Los cargos que tiene actualmente lo tendrían 25 años en prisión. El joven ya había recibido cargos de homicidio no premeditado en primer grado.

publicidad

De ser hallados culpables los implicados en el crimen de odio podrían recibir hasta 15 años en la cárcel, mientras que Conroy pasaría el resto de su vida en prisión.

No cumplió promesa

La madre del hombre, Rosario Lucero, quien no veía a su hijo desde hace 15 años cuando él emigró,  no ha encontrado consuelo por la perdida de uno de sus hijos.

Marcelo Lucero se despidió de Ecuador a la edad de 22 años y a pesar de que su madre le pedía constantemente que regresara y él prometía hacerlo, pero no lo logró. Al menos no con vida.

Los restos de Lucero fueron cremados en Ecuador el 19 de noviembre, donde su familia el dio el último adiós.

La tragedia tiene indignada a toda la comunidad del área tri estatal, quienes buscan condenar este crimen calificado por las autoridades como un incidente de odio racial.

El 18 de noviembre habló por primera vez ante los medios, el ejecutivo del condado de Suffolk, Steve Levy.

Levy también reconoció que está en contra de la inmigración ilegal, pero aclaró que nada justifica la violencia por motivos raciales.

En un canal de televisión local condenó el crimen e hizo un llamado contra la intolerancia con la creación de una beca Marcelo Lucero.

Un gran dolor

“El dolor es tan grande que no hay palabras para describir lo que siento”, dijo Rosario Lucero desde su hogar en Gualaceo al reflexionar sobre la muerte de su hijo, el segundo de cuatro hermanos. Joselo y Catalina Lucero radican en Long Island , mientras que la menor, Isabel, reside en Ecuador.

publicidad

Rosario dijo que Marcelo le llamaba cada semana y que entre sus conversaciones mencionaba su deseo de regresar y que también notaba escasas oportunidades de empleo. “Él decía, '¿Qué estoy haciendo acá?' ”, dijo Lucero. 

Rosario recordó como su hijo le contaba vía telefónica las últimas noticias en los Estados Unidos, cómo iba en el trabajo, cuándo se enfermaba, y como extrañaba su tierra natal. Acto seguido le enviaba remesas para ayudar a su familia en Ecuador.

“Mi hijo era muy bueno conmigo”, dijo Rosario. “No era ningún animal que matar. Todos somos seres humanos”.

El 8 de noviembre alrededor de las 11:55 p.m. agentes de la policía de Long Island respondieron a una llamada de emergencia en la cual la persona reportó que Lucero había sido acuchillado entre a la avenida Railroad Avenue y la calle Sephton.

El atacante fue Jeffrey Conroy, un adolescente blanco de 17 años y estrella de la lucha olímpica.

Arrestados por ataque a hispanos

Los siete jóvenes adolescentes fueron arrestados por atacar a dos hombres hispanos sobre la avenida Railroad en Patchogue, Long Island, en el cual Lucero perdió la vida.

La fiscal asistente del condado de Suffolk, Nancy Clifford, explicó que los adolescentes salieron "en busca de algunos mexicanos" el sábado, hasta que se encontraron con Lucero y un acompañante.

“El motivo era encontrar latinos y asaltarlos”, así lo expresó el detective de homicidios del condado de Suffolk, el teniente Jack Fitzpatrick.

publicidad

Según declaraciones a los medios del comisionado de policía de este condado, Richard Dormer, “la conversación comenzó: 'Vamos a golpear algunos mexicanos'. Siete de ellos se montaron a un vehículo y manejaron a Patchogue”.

El otro hombre atacado, Ángel Loja pudo salir ileso de los ataques.

Los siete jóvenes residentes de East Patchogue y Medford permanecieron detenidos en la oficina de la policía hasta las 8 a.m. del 10 de noviembre, de donde fueron trasladados a la corte del Primer Distrito en Central Islip, Long Island.

Los adolescentes, seis de ellos de la raza blanca y uno hispano, caminaron en silencio hacia el vehículo, con las manos esposadas y vestidos con unos trajes blancos asignados por los agentes de la policía.

“Este crimen horroroso que cobró la vida de un individuo por su origen étnico no será tolerado en el condado de Suffolk”, dijo el ejecutivo del condado de Suffolk, Steve Levy, y prosiguió: “los sospechosos serán condenados tal y como lo establece la ley”.

Reacción de pro inmigrantes

Grupos de defensa de derechos de los inmigrantes reaccionaron con estupor a la noticia y condenaron el ataque.

"Pedimos que toda la comunidad se una, no sólo para condenar el ataque y expresar simpatía a los Luceros, pero para denunciar por qué estos adolescentes pensaron que tenían vía libre para atacar salvajemente a otro ser humano", declaró Luis Valenzuela, director ejecutivo de la Alianza Inmigrante de Long Island.

publicidad

El activista denunció a través de un comunicado el "ambiente anti-inmigrante" que se respira en el condado de Suffolk.

"Durante demasiado tiempo se ha tolerado un sentimiento anti-inmigrante y anti-latino en el condado de Suffolk, tal y como se demuestra en la legislatura del condado, que introduce proyectos de ley contra los inmigrantes continuamente", señaló Valenzuela.

Norman Eng, vocero de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York, dijo a la AP que en los próximos días varios grupos de inmigrantes se reunirán en Patchogue con el objetivo de recordar a Lucero.

Ataque “cobarde”

Por su parte, el gobernador de New York, David Paterson, calificó de "cobarde" el ataque cometido por la pandilla de jóvenes blancos contra los dos inmigrantes hispanos y pidió a los neoyorquinos que se unan a sus condolencias por la muerte de Lucero.

"Este acto desgraciado nos ultraja a todos", dijo el gobernador, quien calificó el delito de crimen racial.

Paterson consideró que "este ataque cobarde y sin sentido por parte de adolescentes" no es algo tolerable, y pidió a las autoridades del condado de Suffolk que asistan a la policía para llevar ante la Justicia "a los autores de ese crimen de odio".

El estado de New York, aseguró el gobernador, tiene "cero tolerancia" ante ese tipo de ataques, por lo que pidió a las autoridades que apliquen a sus autores "todo el peso de la ley".

publicidad

Mientras tanto, Joselo Lucero, hermano de la víctima, pidió que los acusados permanezcan tras las rejas.

Los detectives continúan con las investigaciones y piden que cualquier persona que tenga información adicional acerca de los hechos, se comunique con el equipo Homicide Squad al 631-852-6392 ó a Crime Stoppers al 1-800-220-TIPS.

Todas las llamadas permanecerán en la confidencialidad y no se tendrá en cuenta su estatus de legalidad.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad