publicidad

Wolfowitz dejará su puesto...

Wolfowitz dejará su puesto...

Paul Wolfowitz dimitirá como presidente del Banco Mundial a finales de junio, anunció la institución.

Detalles del anuncio oficial

WASHINGTON - Paul Wolfowitz dimitirá como presidente del Banco Mundial a fines de junio, anunció la institución. Hace poco se había conocido que el funicionario violó las normas de la institución al organizar un jugoso paquete de compensación salarial para su novia, una situación que ha provocado una crisis de liderazgo en el organismo.

"Anuncio hoy [jueves] que renunciaré al cargo de presidente del Banco Mundial efectivamente al final del año fiscal (30 de junio de 2007)", indicó Wolfowitz en el documento.

"Los administradores tomaron conocimiento de la decisión de Wolfowitz de dimitir a la Presidencia del grupo Banco Mundial al fin del año fiscal", indicaron las partes en el comunicado.

Los administradores agregaron haber "aceptado" los dichos de Wolfowitz, acusado de nepotismo, cuando afirmó haber ordenado personalmente, "con ética y de buena fe", un ascenso y aumento salarial para su compañera sentimental, Shaha Riza, empleada de la institución.

La Casa Blanca apoyó a Wolfowitz

Los 24 miembros del Consejo de Administración del BM se reunieron este jueves por tercer día consecutivo para buscar una salida al escándalo, en el que se acusa al aliado del presidente estadounidense, George W. Bush, de nepotismo por haber beneficiado a su pareja.

Los países europeos habían apoyado la salida del Banco de quien antes fuera secretario de Defensa adjunto, mientras la Casa Blanca expresó su apoyo a Wolfowitz, aunque en los comunicados finales marcó cierta distancia.

publicidad

La Casa Blanca lamentó el jueves la renuncia de Wolfowitz e indicó que "hubiera preferido que permaneciera en el cargo". De todos modos, anunció en un comunicado que pronto designará a un candidato para sucederle.

"Paul Wolfowitz es un hombre honesto, dedicado con pasión a la suerte de los pobres del mundo entero. Hubiéramos preferido que permaneciera en el Banco, pero el presidente acepta con reticencia su decisión (...) El presidente (Bush) anunciará pronto un candidato a fin de permitir una transición ordenada para que el Banco se concentre de nuevo en su misión", añadió el comunicado.

Poco antes, Bush había lamentado el escándalo que protagoniza el presidente del Banco Mundial, pero no se expresó sobre si debería renunciar a su cargo.

Un nuevo llamado a la renuncia de Wolfowitz se había pronunciado este jueves desde Bled, capital de Eslovenia, donde se inauguró una conferencia anual sobre economía y desarrollo. Wolfowitz, que debía dar el discurso principal la noche del jueves, canceló su asistencia.

"Ahora este escándalo lleva demasiado tiempo, lo que está perjudicando la credibilidad de la institución", dijo el ministro de finanzas esloveno Andrej Bajuk a la prensa, durante la reunión.

Sería mejor que "el caballero se retire", dijo el ministro, citado por la agencia STA.

publicidad

Informe demoledor

Un demoledor informe divulgado por un panel investigador interno esta semana concluyó que Wolfowitz violó las reglas del banco al arreglar un generoso aumento salarial y ascenso para Riza, poco después de asumir la Presidencia del banco en junio de 2005. El informe agrega que el banco le dio instrucciones poco claras sobre cómo resolver el asunto.

Wolfowitz, de 63 años y quien ha dirigido el banco por casi dos, pidió el martes a los directores que le permitan permanecer en el cargo, en el que precisamente había hecho de la lucha contra la corrupción una prioridad.

"He dicho que no carezco de culpa en el tema", indicó Wolfowitz sobre el escándalo en relación a Riza, quien terminó percibiendo un sueldo de $200 mil anuales al ser transferida al departamento de Estado, cuando aún seguía en la planilla de pagos del Banco Mundial.

"Le suplico a cada uno de ustedes ser justos al tomar su decisión, porque su decisión no sólo afectará mi vida, afectará cómo esta institución es vista en Estados Unidos y en el mundo", dijo entonces.

Wolfowitz defendió su posición

En una respuesta al informe, Wolfowitz dijo: "Es sumamente injusto e injustificable el determinar ahora que yo entré en un conflicto de intereses porque confié en la recomendación de la comisión ética tal como la entendí".

publicidad

Wolfowitz dijo también que no intentó ocultar a los funcionarios del banco los detalles del paquete salarial: "No lo oculté ni lo guardé en un cajón secreto. Era un contrato del banco", escribió el funcionario al panel.

Riza trabajó para el banco antes de que Wolfowitz asumiera como presidente. Se le transfirió al Departamento de Estado para evitar el conflicto de intereses, pero permaneció en la nómina.

La polémica se arrastra desde hace más de un mes y ha dividido a los 185 países miembros del banco, con Estados Unidos respaldando a Wolfowitz y los gobiernos europeos presionando para su salida.

El panel concluyó que las alzas salariales recibidas por Riza "bajo la dirección de Wolfowitz excedieron el margen" permitido por las reglas del banco.

Además, el grupo especial opinó que la controversia "había tenido un efecto negativo considerable en la reputación y la credibilidad" del banco, y generó "serias dudas" sobre el control de la organización y la capacidad para cumplir su misión.

El panel planteó también los temores de que el escándalo afecte la capacidad del banco para recaudar miles de millones de dólares de varios países, a fin de proporcionar ayuda financiera a las naciones pobres.

Los posibles reemplazos

Entre tanto, las especulaciones sobre quién podría suceder a Wolfowitz ya comenzaron.

publicidad

Los medios mencionan a Robert Zoellick, ex representante comercial de Estados Unidos, a la cabeza de la lista, seguido por el egipcio Mohammed el-Erian, quien maneja el vasto legado de la Universidad de Harvard, y el turco Kemal Davis, jefe del Programa de Desarrollo de la ONU.

Tradicionalmente, Estados Unidos nombra al presidente del Banco Mundial y los gobiernos europeos nombran al jefe del Fondo Monetario Internacional.

El periódico Wall Street Journal, que hasta ahora ha dado un fuerte respaldo a Wolfowitz, sugirió el viernes que el gobierno del presidente George W. Bush lo nombraría en un alto puesto en el Departamento de Estado o como embajador en Pakistán, Indonesia o Nigeria.

Wolfowitz es esperado en el G8

Wolfowitz por su parte, en plena incertidumbre sobre su futuro como presidente del Banco Mundial, es esperado este fin de semana para asistir a la reunión de los ministros de Finanzas del G8 en Potsdam (este de Alemania), según fuentes cercanas al ministerio alemán de Finanzas.

Wolfowitz prevé presentar un programa del Banco Mundial (BM) contra la corrupción y las transferencias ilegales de capitales, según esta fuente, que precisó que hasta ahora el directivo no anuló su visita.

La misma fuente dijo el martes que los ministros de finanzas del G8 no conseguirán avances concretos durante esta reunión sobre el espinoso tema de una mayor regulación de los fondos especulativos ( hedge funds).

publicidad

Alemania intenta que se logren avances en este aspecto desde que asumió la presidencia del G8, pero se enfrenta a las reticencias de Gran Bretaña y Estados Unidos.

Berlín no renuncia sin embargo a pedir más transparencia sobre los fondos especulativos, según la fuente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad