publicidad

Un día sin pasta en Italia

Un día sin pasta en Italia

Las principales asociaciones de consumidores italianas convocaron a una huelga de "pasta seca" por los precios altos.

Un difícil sacrificio

ROMA, Italia - Hacer la compra se ha puesto por la nubes en Italia. Tanto que las principales asociaciones de consumidores italianas han convocado para el próximo jueves una huelga de "pasta seca", el plato nacional, para protestar contra "la especulación en los precios".

Los organizadores de esta acción piden que el Gobierno intervenga para frenar el aumento de los precios de la compra en general y han tomado como símbolo la pasta seca, que invitan a no consumir ese día.

La protesta está organizada por las asociaciones Adoc, Adusbef, Codacons e Federconsumatori, cuyos presidentes señalaron en rueda de prensa que "la situación es ya insostenible".

El presidente de la Adoc, Carlo Pileri, explicó que se ha elegido la pasta seca y sus ingredientes como objetivo de la huelga porque es el plato típico italiano y saben "qué difícil es renunciar a ella".

Se trata de "un sacrifico colectivo que pedimos a los italianos para subrayar la gravedad de la situación", agregó.

Aumentan los productos básicos

El presidente de Federconsumatori, Rosario Trefiletti, indicó que el observatorio de esta asociación registra y confirma un "aumento de precios que no es de recibo, sobre todo en los productos básicos, como el pan y la leche".

Del año pasado a éste el precio de la harina subió un 11 por ciento, el de los espaguetis un 27 por ciento, el de los macarrones un 22 por ciento, el del pan un 17 por ciento y el de la leche un 7 por ciento, aseguraron.

publicidad

La vida cada vez más cara

Las familias italianas gastarán este año unos $1,300 más de lo previsto debido al incremento de los precios, no sólo en la alimentación, sino también en otros sectores como el transporte.

Los últimos datos del Instituto italiano de Estadísticas (Istat) señala que el aumento de los precios de los productos alimentarios fue en julio del 2.5 por ciento respecto al mes precedente.

Además, los organizadores denunciaron el aumento de los precios en los diferentes estadios de la distribución, de manera que un kilo de uva de mesa se paga al productor a 50 centavos y llega al mercado a casi tres dólares más.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad