publicidad
Un buen dato sobre la evolución de la economía estadounidense animó a los inversores en Wall Street.

Un buen dato sobre la economía estadounidense anima a Wall Street

Un buen dato sobre la economía estadounidense anima a Wall Street

Un buen dato sobre la evolución de la economía estadounidense animó a los inversores en Wall Street.

Un buen dato sobre la evolución de la economía estadounidense animó a lo...
Un buen dato sobre la evolución de la economía estadounidense animó a los inversores en Wall Street.

Un buen dato sobre la evolución de la economía estadounidense animó hoy a los inversores en Wall Street a dejar en segundo plano la decisión de la Reserva Federal (Fed) de cerrar el grifo de dinero fácil con la desmantelación de los estímulos en Estados Unidos.

El producto interior bruto (PIB) creció a un ritmo anual del 3.5 % en el tercer trimestre del año, cinco décimas más de lo que habían previsto los analistas, lo que viene a confirmar que la salud de la primera economía del mundo pasa por un buen momento.

Una vez finalizado el programa de compra de bonos lanzado hace seis años para impulsar la recuperación, ahora la otra incógnita que quieren despejar los mercados es saber cuándo empezarán a subir las tasas de interés, algo sobre lo que la Fed no ha dado muchas pistas.

publicidad

Y aunque el dato de los subsidios por desempleo que se conoció hoy fue peor de lo esperado, ya que subieron la semana pasada a 287 mil, siendo más de lo previsto, se mantienen en niveles históricamente bajos que indican que el mercado laboral estadounidense sigue fortaleciéndose.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, que es un indicador más fiable de la tendencia del mercado laboral, cayó hasta 281 mil, la cifra más baja en más de 14 años, de acuerdo con el informe del Gobierno.

En lo que va de 2014 la economía estadounidense ha añadido un promedio de 227 mil empleos al mes, frente a los 194.000 del año pasado.

Al final de la jornada Wall Street cerró con fuertes ganancias y mientras el Dow Jones superó la barrera de los 17.000 puntos, el selectivo S&P 500 se quedó a un paso de los 2.000 puntos y el tecnológico Nasdaq logró borrar las pérdidas que había acumulado durante el día.

De esta forma, y a la espera de lo que pueda pasar mañana en los mercados, los tres indicadores de referencia del parqué neoyorquino dejaron el terreno listo para cerrar el mes de octubre en positivo, con subidas en los tres casos de más de un punto porcentual.

El gran protagonista empresarial de la jornada fue la financiera Visa, que dejó un buen sabor de boca a los operadores bursátiles con sus cuentas trimestrales y sus acciones se dispararon este jueves más de un 10 %.

publicidad

Mañana será el turno de dos de los gigantes energéticos del Dow Jones, las petroleras Exxon Mobil y Chevron, que presentarán sus resultados del tercer trimestre en medio de la fuerte caída del precio del petróleo en los mercados internacionales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad