publicidad
Trabajadores de cadenas de comida rápida buscan un aumento a $15 la hora.

Trabajadores de comida rápida prometen desobediencia civil en pelea por un aumento de pago

Trabajadores de comida rápida prometen desobediencia civil en pelea por un aumento de pago

Trabajadores de cadenas de comida rápida protestarán en 150 ciudades de EEUU para exigir un mejor salario.  

Trabajadores de cadenas de comida rápida buscan un aumento a $15 la hora.
Trabajadores de cadenas de comida rápida buscan un aumento a $15 la hora.

Se prevé que el jueves, McDonald's, Wendy's y otros restaurantes de comida rápida sean blanco de actos de desobediencia civil que podrían derivar en arrestos, a medida que los líderes laborales incrementan su campaña para sindicalizar a los trabajadores de este sector.

Las protestas se llevarán acabo en unas 150 ciudades de Estados Unidos, donde los empleados buscan un aumento a $15 dólares la hora.

Muchos trabajadores de comida rápida no ganan mucho más del salario mínimo federal de $7.25 dólares la hora, lo cual equivale a unos $15 mil dólares al año por 40 horas semanales.

Kendall Fells, un director de organización en el grupo activista Fast Food Forward (Comida Rápida hacia Adelante), dijo en una entrevista que los trabajadores en dos decenas de ciudades fueron entrenados para participar pacíficamente en actos de desobediencia civil antes de las protestas que se planean para esta semana.

publicidad

Fells no quiso decir qué es exactamente lo que se tiene programado para las protestas. Pero trabajadores que participan en el movimiento citaron recientemente plantones como un ejemplo de las estrategias que podrían utilizar para intensificar sus presiones en pro de un mejor salario y sindicalización.

Las protestas anteriores han estado dirigidas a un par de restaurantes en cada ciudad.

La campaña "Lucha por $15" está siendo respaldada por el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios y ha atraído la atención nacional en momentos en que crecientes disparidades en el ingreso se han convertido en un tema político candente.

El presidente Barack Obama y otras personas han dicho que el elevar los salarios de las personas más pobres podría ayudar a fortalecer la clase media.

 Con frecuencia los empleados están sujetos a horarios impredecibles y desconocen cuántas horas se les darán de semana a semana, ya que los restaurantes buscan evitar el pago de tiempo extra.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad