publicidad

Terminó la perforación del túnel más largo del mundo bajo los Alpes suizos

Terminó la perforación del túnel más largo del mundo bajo los Alpes suizos

El llamado "túnel del siglo", por ser el más largo del mundo, terminó su proceso de excavación bajo los Alpes Suizos.

Terminó la perforación del túnel más largo del mundo bajo los Alpes suiz...

"El túnel del siglo"

SUIZA - Una gigantesca perforadora derribó el viernes la última pared rocosa que separaba las dos secciones del túnel más largo del mundo, destinado al transporte ferroviario, de 57 kilómetros de largo y a 2 mil metros bajo tierra, en los Alpes suizos.

En medio de escenas de júbilo, según imágenes emitidas por la televisión suiza, los mineros ubicados de ambos lados del muro pudieron reunirse y darse la mano.

En el fondo de la galería se desplegó una bandera suiza y los operarios agitaron una pequeña estatua de Santa Bárbara, patrona de los mineros, cuando los dos túneles se reunieron.

"El túnel del siglo", como ya lo llaman los medios suizos, permitirá unir a partir de 2017 Zurich y Milán en 2 horas y 40 minutos, es decir una hora menos que en la actualidad. Los trenes de pasajeros podrán circular a 250 km/h, mientras que los convoyes de carga lo harán a 160 km/h, el doble de la velocidad actual.

publicidad

No menos de 300 trenes podrán pasar diariamente por el nuevo túnel del Gotardo, es decir mucho más que con el actual, construido hace 128 años y de una longitud de 15 km.

Debería así descongestionar el tráfico europeo por carretera al ofrecer una vía rápida en el eje de tránsito norte-sur.

"Aquí, en el corazón de los Alpes suizos, se ha hecho realidad uno de los mayores proyectos medioambientales", declaró el ministro suizo de Transportes, Moritz Leuenberger, muy emocionado, poco antes de la bendición del túnel por un sacerdote y un pastor vestidos de blanco.

"Contribuimos a dar forma a nuestro continente bajo el símbolo de la solidaridad y del desarrollo duradero al impulsar la transferencia del tráfico por carretera al ferroviario", añadió.

Orgullo suizo

Las televisiones transmitieron en directo el evento en los canales nacionales y ante los ministros de Transporte de la UE reunidos en Luxemburgo.

El bucólico pueblo alpino de Sedrum (centro-este), bajo el cual circularán los trenes, celebró este momento histórico en presencia de 200 invitados, periodistas del mundo entero y los mineros que participaron en los trabajos.

El túnel ferroviario del Gotardo, cuyos trabajos se iniciaron hace casi 15 años será el más largo del mundo. Si bien abrirá sólo en 2017, es desde ya el orgullo de los suizos.

publicidad

En total, fueron excavadas 24 millones de toneladas de rocas, es decir cinco veces el volumen de la Gran Pirámide de Kéops. En total, más de 2.000 obreros de diez nacionalidades diferentes trabajaron permanentemente bajo tierra.

"Los mineros son los verdaderos héroes de este día", dijo el director general de la sociedad Alptransit, encargada de la obra. "Su compromiso sin falla durante estos años ha permitido realizar un récord mundial", añadió.

"Trabajadores, gracias, gracias, no sólo hemos construido un túnel, hemos construido la Historia", declaró un responsable de la construcción Implenia, Gruber Luzi.

Ubicado en el corazón del continente europeo pero sin formar parte de la Unión Europea, Suiza adoptó por referéndum en 1994 "la iniciativa de los Alpes" que obliga al gobierno a hacer que el transporte transalpino por carretera sea transferido a los ferrocarriles.

Desde entonces, Francia, Austria e Italia también han hecho esfuerzos para desarrollar el transporte ferroviario a nivel europeo, con la modernización del túnel de Frejus (Francia- Italia) y la construcción prevista del túnel de Brenner entre Italia y Austria.

Los túneles más largos del mundo

En el registro de los récords, el túnel del Gotardo, que ha costado a los Suizos unos $10,570 millones, destronará al túnel japonés del Seikán (53,8 km) que une las islas de Honshu y Hokkaido.

publicidad

Tambien superó al túnel bajo el canal de La Mancha, entre Francia y Gran Bretaña, que tiene una longitud de 50.5 kilómetros y une a Calais, en el norte de Francia, con Folkestone, en el sudeste de Inglaterra

Este túnel, cuyas obras duraron unos siete años, comenzó a funcionar en mayo de 1994. Es utilizado diariamente por cerca de 50 mil personas.

Le sigue el túnel ferroviario de Loetschberg (Suiza), de 34.6 km de largo, que permite atravesar los Alpes entre los cantones de Berna y Valais. Su construcción movilizó a 2,500 obreros, 1,800 de los cuales trabajaron bajo tierra durante casi seis años.

Por pocos metros de diferencia, el túnel ferroviario de Guadarrama (España), de 28,4 km de largo, pasa bajo la Sierra de Guadarrama y está situado a poca distancia de Segovia, sobre la línea de gran velocidad que une Madrid a Valladolid (noroeste).

Por otra parte, el túnel de carretera más largo del mundo es el de Laerdal (oeste de Noruega), que con sus 24.5 km une desde 2000 Laerdal con Aurland.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad