publicidad
Una escultura del euro colocada frente al edificio que acogerá la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort del Meno, Alemania.

Temores en la eurozona tras el triunfo de la izquierda en Grecia

Temores en la eurozona tras el triunfo de la izquierda en Grecia

La “zona euro”, preocupada por el anuncio del partido ganador que promete levantarlas medidas de austeridad.  

Una escultura del euro colocada frente al edificio que acogerá la sede d...
Una escultura del euro colocada frente al edificio que acogerá la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort del Meno, Alemania.

La euforia estalló en Grecia el domingo al conocerse los resultados electorales: ganó la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), encabezada por Alexis Tsipras. A quien no pareció caerle muy bien la noticia fue a los países que integran la “zona euro”.

El partido ganador, Syriza, prometió levantar las medidas de austeridad que son exigidas al país por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional para aplicar un rescate económico que cuenta con un fondo de 270 mil millones de dólares.

Ese paquete de rescate le ha permitido a Grecia evitar la quiebra y podría estar en riesgo al conocerse que las medidas en contra de la austeridad impulsadas por el partido ganador Syriza han sido respaldas este lunes por el partido Griegos Independientes (GI).

publicidad

La coalición estaba pensada para concretarse en tres días; sin embargo, a unas horas de conocerse el triunfo de Syriza, el partido recibió el apoyo del GI.

La razón por la que esta alianza era necesaria para el partido triunfador es porque para ganar las elecciones debía cumplir con el requisito de obtener 151 de los 300 escaños parlamentarios que le habrían permitido formar un gobierno por sí solo. El GI le proporcionará los 13 escaños que le permitirán seguir adelante con su agenda.

Alexis Tsipras, el ganador de los comicios del domingo, se ha comprometido a obtener mejores condiciones para Grecia ante sus acreedores, en su lucha contra el 26% de desempleo y una tasa de crecimiento anémico que ha visto una zambullida del PIB en un 30% por debajo de donde estaba antes de la crisis financiera.

Un tercio de la población griega vive por debajo del umbral de la pobreza y muchas personas no cuentan con un seguro de salud.

El triunfo de la izquierda le cae mal a la economía griega

La Bolsa de Atenas abrió este lunes con una caída de más del 5%, en la primera jornada tras las elecciones generales en las que el partido izquierdista Syriza se alzó con una clara victoria de más del 36% de los votos.

A su apertura, el principal índice bursátil caía más del 5% y a las 11:00 de la mañana (hora local) la Bolsa caía en un 3.81 %.

publicidad

A esta hora, el bono griego a diez años cotizaba en el mercado secundario al 8.70 %, en niveles muy parecidos a los de la jornada anterior, así como la prima de riesgo, que alcanzaba los 834 puntos básicos.

Según los analistas, los mercados parecen valorar negativamente los resultados de las elecciones y las declaraciones del líder de Syriza, Alexis Tsipras, que anunció la renegociación de los acuerdos con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), un proceso que podría dar lugar a meses de incertidumbre.

El ganador será recibido este lunes por el presidente Papoulias

Syriza, el partido ganador de los comicios, logró este lunes el apoyo de Griegos Independientes (GI), con lo que se forma la coalición de gobierno en el primero de los tres días que tenía de plazo.

Panos Kammenos, líder de GI, se reunió esta mañana con Alexis Tsipras, cabeza de Syriza y acordó darle su voto de confianza, con lo que se liberó el camino para la formación del nuevo gobierno de Grecia.

"Los Griegos independientes ofrecerán su voto de confianza al Gobierno", aseguró Kammenos, quien agregó “"El objetivo es que los griegos avancemos unidos para recobrar la soberanía nacional".

La presidencia griega a cargo de Karolos Papoulias anunció que el mandatario recibirá a Tsipras a las 3:30 de la tarde (hora local), para hacer la designación oficial del nuevo primer ministro.

publicidad

Con el 99.9 por ciento de los votos contados, Syriza sumó 149 escaños de los 300 que componen al Parlamento unicameral griego, mientras ANEL, acrónimo en griego de GI, logró 13 asientos con 4.75 por ciento de sufragios.

Ambas formaciones habían tenido coincidencia en oponerse a las medidas de austeridad derivadas del programa aceptado por el saliente gobierno de la coalición Nueva Democracia-Pasok.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad