publicidad

Tecnología verde = más empleos

Tecnología verde = más empleos

La necesidad de fuentes renovables de energía en Alemania permitirá crear 500 mil empleos.     

Un 'milagro económico'

El ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, aseguró que el programa de promoción de las energías alternativas del Gobierno, que aspira a que el 30 por ciento del suministro eléctrico proceda en 2020 de fuentes renovables, permitirá crear 500 mil empleos.

Durante el congreso "Crecimiento, ocupación y protección medioambiental", Gabriel aseguró que las inversiones en tecnología "verde" son una oportunidad para conseguir un "milagro económico" en materia laboral y apuntó que la cifra de nuevos puestos de trabajo generada por ese impulso inversor podría ser de 800.000 hasta 2030.

Afirmó que el capital para la creación de esos empleos provendría de los beneficios producidos por unas inversiones acertadas y por el ahorro que se derivaría de un retroceso del consumo energético.

Según Gabriel, los sectores con mayores oportunidades laborales serán las industrias de manufactura, la de los materiales aislantes, la producción de máquinas y la energía solar.

El secretario de Estado alemán de Medio Ambiente, Matthias Machnig, instó a la industria alemana a participar activamente en la llamada tercera revolución industrial que, en su opinión, requiere tanto de inversión como de innovación.

Una oportunidad para todos

Abogó por la elaboración de una política "medioambiental-económica-industrial" consensuada y afirmó que estas nuevas tecnologías "efectivas en materia de costes" suponen una oportunidad ventajosa para las pymes y no sólo para los grandes consorcios.

publicidad

Preguntado en rueda de prensa si el sector automóvil se implica en este proceso, Machnig aseguró que todos los sectores "pueden realizar una gran contribución" a los objetivos medioambientales del Gobierno, aunque instó a esa industria a ampliar sus programas ecológicos a los turismos de menor tamaño.

El programa medioambiental del Ejecutivo de Angela Merkel persigue reducir en un 36 por ciento las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de Alemania hasta 2020 con respecto a las cifras de 1990.

Machnig aseguró que en esa ecuación no figura la energía atómica y calificó de "absurdas" las propuestas que apuntan a esta fuente de energía como solución para limitar la producción de CO2.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad