publicidad

Solicitudes de ayuda por desempleo en EU caen a su nivel más bajo en dos años

Solicitudes de ayuda por desempleo en EU caen a su nivel más bajo en dos años

Las solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron a su nivel más bajo desde agosto de 2008.

Solicitudes de ayuda por desempleo en EU caen a su nivel más bajo en dos...

Cayó más de lo esperado

WASHINGTON, D.C. - Las solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron en la semana concluida el 10 de julio a 429 mil, su nivel más bajo desde agosto de 2008 cuando comenzó la crisis financiera, según cifras publicadas el jueves por el Departamento de Trabajo, que las explicó por despidos limitados en la industria.

Es la segunda vez consecutiva que baja fuertemente, porque estaba en 458 mil (cifra revisada) una semana antes y en 475 mil dos semanas antes.

La dependencia precisó que la semana que concluyó el 10 de julio registró una baja de 29 mil pedidos de ayuda por desempleo respecto al mismo periodo anterior, una cifra menor a la esperada para esta semana por analistas que habían previsto unas 445 mil solicitudes.

publicidad

El promedio de las últimas cuatro semana fue de 455 mil 250 peticiones, una baja de 11 mil 750 respecto a mismo período anterior cuando se la cifra revisada se ubicó en 467 mil.

Si a esto se suma el contingente de trabajadores que han agotado su beneficio estatal -que normalmente cubre 26 semanas- y están amparados por algunos de los programas del Gobierno Federal, en la semana que terminó el 26 de junio había unos 8.7 millones de personas en el seguro de paro, esto es 270 mil menos que en la semana anterior.

Por ciudad

El mayor número de peticiones iniciales de ayuda hasta la semana que terminó el 3 de julio pasado se registró en Nueva York, Nueva Jersey, Michigan, Illinois y Idaho.

Mientras, los estados que registraron el menor número de reclamaciones fueron Florida, Georgia, Connecticut, Pennsylvania y Iowa.

La extensión de beneficios federales ya expiró y se estima que 2.5 millones de personas ya no recibirán ayuda a partir del próximo 17 de julio. El Congreso aún busca una nueva ampliación de beneficios que podría ser aprobada pronto.

Fue la segunda semana consecutiva que bajan las solicitudes iniciales y la tercera caída en las últimas cuatro semanas. La semana previa se registró una caída de 17 mil solicitudes de beneficios por desempleo.

Normalmente, la reducción en las solicitudes de beneficios por desempleo es considerada como una señal positiva de que el mercado laboral está mejorando, pero los economistas necesitarán comprobar que la tendencia se mantiene en baja antes de llegar a conclusiones.

publicidad

Otro temor es que la última caída sea resultado de factores temporales relacionados con la época del año.

Menos despidos temporales

Un analista del Departamento de Trabajo dijo que varios fabricantes reportaron menos despidos temporales de lo normal en esta parte del año. General Motors dijo el mes pasado que evitaría esta vez los usuales paros técnicos de dos semanas en el verano boreal, que son usados para actualizar la maquinaria para nuevos modelos de vehículos.

Eso normalmente provoca más despidos temporales y un aumento de las solicitudes de beneficios por desempleo a principios de julio. Otros fabricantes también reportaron menos despidos temporales de lo esperado, añadió el analista.

Mientras tanto, muchos estadounidenses que se mantienen desempleados desde hace mucho tiempo continúan perdiendo sus beneficios como resultado de un estancamiento en el Congreso sobre si debe ampliarse la ayuda de emergencia a la gente sin trabajo.

Por otro lado, el Departamento del Trabajo dijo que los precios al por mayor registraron caídas por tercer mes consecutivo, abatidas por otras reducciones en el coste de los energéticos y el mayor desplome en los costes de alimentos en ocho años. Sin embargo, excluyendo esas dos materias primas imprevisibles, la inflación se mantuvo prácticamente igual.

'Estímulo ha creado más empleos'

La Casa Blanca dijo el miércoles que el paquete de estímulo económico de $862 mil millones ha sido aún mejor para la economía del país que lo que se pensaba previamente.

publicidad

En una actualización de su estimado del impacto de la controversial ley, la Casa Blanca proyecta ahora que el paquete ha creado o salvado entre 2.5 millones y 3.6 millones de empleos.

Eso representa un alza comparado con el estimado de entre 2.2 millones y 2.8 millones de puestos de trabajo emitido en el primer trimestre del año por el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca. El nuevo estimado dice que el programa está encaminado a alcanzar, si no lo ha hecho ya, el objetivo de salvar o crear 3.5 millones de empleos para el final del 2010.

Los efectos de la ley

Un creciente número de análisis económicos independientes sugieren que la ley ha estimulado empleos y prevenido despidos. Pero exactamente cuántos puestos de trabajo es materia de discusión, particularmente en un momento en que la tasa nacional de desempleo está peligrosamente cerca del 10 por ciento.

Gran parte del dinero del paquete fue a parar a programas --como exenciones tributarias, seguro de desempleo y seguro médico para pobres-- cuyos resultados no son fáciles de contar.

Christina Romer, que encabeza el consejo económico, y el vicepresidente Joe Biden dieron a conocer el nuevo informe trimestral en un evento en la Casa Blanca. El presidente Barack Obama y su equipo están montando una campaña para mostrar a la gente que la costosa ley del estímulo está impulsando la economía.

Existe incertidumbre

publicidad

"Obviamente, existe mucha incertidumbre sobre cualquier estimado de empleos", dijo Romer. "Y sospecho que los verdaderos efectos de la ley no serán plenamente analizados o apreciados por muchos años".

El análisis de la Casa Blanca estima que cada dólar gastado como parte del estímulo es equiparado por tres dólares en dinero privado.

Obama ha viajado por todo el país diciéndole a los votantes que pese a lo malas que están las cosas, estarían peor sin el estímulo.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo que el nuevo informe de la Casa Blanca no es causa de celebración.

"Las partes que crecen con mayor rapidez en esta economía demócrata no son los empleos, son la aplastante deuda nacional y el tamaño del gobierno federal", afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad